LOS ''LICITARSKO SRCE'' CONVERTIDOS EN SOUVENIR. (Por Margarita Mihovilović)

13-6-21

Los “Licitarsko Srce” (Corazones de galletas de jengibre), que incluso se fabrican de metales nobles, eran una limosna dulce y ahora son un objeto decorativo símbolo de Croacia. Las galletas más representativas de Croacia han sido declaradas Patrimonio Intangible de la Humanidad.

 

La tradición de expresar amor o cariño con dibujos u objetos en forma de corazón es prácticamente universal. Con toda probabilidad, por aquello de 4 la subida de pulsaciones que se siente ante Ia presencia del amado, en especial en las épocas de Ia vida más tiernas e impresionables.

 

Par eso, en muchas cultural, la emoción se ha transformado en algún tipo de objeto que se puede regalar a la persona objeto de nuestra devoción. En el caso de Europa, Ia tradición de fabricar corazones comestibles de repostería se remonta a la Edad Media, en particular a los siglos XVI y XVII, cuando en distintos conventos de la región que abarca la mitad este de los Alpes hasta Zagreb, capital de Croacia, se empezaran a producir a partir de unos moldes de madera ricamente tallados y ornamentados. Esas molduras son hay en día auténticas reliquias que se valoran con cifras astronómicas, pero en su día servían para crear un tipo de galleta que se entregaba a los pobres como limosna repleta de calorías.

 

Poco a poco, tanto los ingredientes como el objeto de estos corazones fueron evolucionando y, en el siglo XVIII, ya eran especialmente populares en todo el Cinturón Panónico, en especial el norte y centro de Croacia. En ciudades coma Zagreb, Karlovac, o Varažclin se amasaban de forma habitual los Licitarsko Srce o "corazones licitados". Pero a pesar de esta conexión con su origen religioso, el nombre del objeto ya indica su cambio de utilidad.

 

Licitar, en croata, se podría interpretar coma subastar a vender. Por lo tanto, un corazón licitado seria aquel que busca dueño o bien que se entrega a alguien. Así  que este dulce croata paso de Ilenar la barriga de los pobres a saciar otras necesidades de los enamorados.

 

Las galletas artesanales se fabricaban al comienzo por los artesanos de la miel o medičar, ya que en su composición se empleaban sobre todo este ingrediente y el jengibre, que le daba un toque picante además de actuar coma antiséptico natural. Cuando la técnica de elaboración pas6 de los monjes a los pasteleros, se incorporaron los moldes de cobre y aluminio en sustitución de los de madera, inspirados en el trabajo de los fabricantes de velas y objetos de cera.

 

AI principio las galletas de los enamorados se fabricaban de miel y jengibre y posteriormente ya se puso la cobertura de az6car glaseado.

 

Quizá por eso se introducen distintas variaciones en la receta, como Ia cobertura de azúcar glaseado que da a las galletas un acabado brillante de un rojo cerúleo. Esta superficie es perfecta para realizar todo tipo de variaciones decorativas a filigranas, en algunos casos con Ia precisión de un orfebre, que luego pasan par el horno a alta temperatura, consiguiendo acrecentar la sensación de vidriado y dándole al conjunto la consistencia de [a roca maciza.

 

Dicho de otra manera, puede que los amantes se lo regalen como prueba de cariño.

 

Volver