Columna «El Mercurio de Antofagasta», de su obra ”Palabras humildes”

Columna «El Mercurio de Antofagasta», de su obra ”Palabras humildes”

Noche de luna y de astros. En el cielo cada estrella es una gota de luz flotando en el infinito y desplazándose de Este a Oeste con precisión matemática.
Abajo en la pampa inmensa- la soledad me lame las manos con la humildad de la oveja y me muestra las maravillas de lo creado y la omnipotencia y sabiduría del Creador.
Dios es Amor - me dice- y la llave mágica que abre la puerta de todos los corazones, que lima asperezas y cura todas las heridas. Él repudia el odio, las luchas y las guerras y predica la paz, esa paz que es oración en la mirada mística y apacible de la oveja.
Un rayo de sol, filtrándose entre las hojas de una encina, me observa desde el otro lado de los cristales de la ventana.
Bienvenido, hermano. Pasa y adéntrate en mi corazón. Quédate en él y hazlo humilde, generoso y bueno. Enséñale a entregarse como tú te entregas y a ser útil como tú lo eres.
Dile que se acerque a la flor, al agua y los hombres, a la flor para que se regale con su perfume, al agua para que se impregne en su pureza y a los hombres para que los ame, los sirva y los comprenda, porque hay que amar para ser amado, servir para ser servido y comprender para ser comprendido.
Canta el agua fresca y rica de la fuente que repica.
Yo la miro y la escucho y la admiro mucho, mucho. Y la siento. Y presiento, de repente, que en mi pecho hay otra fuente que murmura, que repica y que alegre, fresca y rica, con el agua de su canto todo en torno lo salpica.
¡Que repiquen las campanas cristalinas de mi alma, que repiquen sin cesar, que estoy lleno de alegría, de alas, trinos, melodías y de sol primaveral!.
Yo sé que todas las estrellas tienen una ventanita abierta hacia el mundo y que, desde allí, nos miran los que nos amaron y se fueron.
Algunas noches, cuando me asomo al patio de la casa, observo las estrellas que titilan y me pregunto en qué lucero estará mi amada, desde qué ventanita me estará mirando. Y a ratos, la más pequeña y la más lejana de todas deja de parpadear.
¿Serán sus ojos que se cierran? ¿Querrá decirme algo? No sé, pero una brisa suave y profunda- el recuerdo- pasa junto mi corazón y lo envuelve su aroma.
Si el camino está sembrado de espinas, riégalas con amor y sigue. A poco, se convertirán en capullos.
El cardo no clava cuando una mano piadosa lo toca con amor, porque el amor ablanda hasta la roca más dura.
Las penas y los dolores, que son las espinas del alma, se transforman en rosas cuando les habla el consuelo movido por el amor.
Alma, siembra amor por donde pases y no habrá espinas ni cardos que no sepan a suavidad de pétalos. Ama y aromarán hasta las zarzas del camino.
En la buena o en la mala, siempre estoy contento: contento de estar vivo, contento de servir y contento de querer.
Desde que rompe el alba hasta que despuntan las primeras estrellas, vivo en éxtasis contemplando las maravillas de lo creado. Todo es hermoso, todo es perfecto y todo lleva el sello de la mano omnipotente de Dios.
Crece la espiga, madura el grano y, luego, lo convertimos en nuestro pan de cada día. Y lo tenemos en la mesa familiar y en la mesa de los altares, alimentándonos el cuerpo y alimentándonos el alma.
Amo la vida y siento sus vibraciones en mi corazón como un canto de esperanza Y río. Y gozo. Y sobre todo, amo.
Si quieres que te amen, te sirvan y te respeten, comienza por amar, servir y respetar al semejante: hay que dar para recibir.
Si tú consuelas a los que sufren, serás consolado y si ayudas a los caídos, serás ayudado, pero no esperes que los otros te den lo que tú no das.
El hombre que tiene el corazón abierto y la mano extendida para los demás, a donde vaya encontrará corazones abiertos y manos extendidas. El que siembra cosecha. Y si tú siembras amor, cosecharás amor, porque cada cual recibe el fruto de lo que siembra.
La vida es un campo fértil que da un rinde del ciento por uno cuando se le cultiva con cariño y buena voluntad. Hermano, sé tú el brazo que siembra en el corazón del prójimo y serás querido y respetado por todos.
Cultiva tu espíritu en el amor y hazlo que ame lo creado, desde el más insignificante de los objetos hasta la más lejana de las estrellas.
En todo cuanto existe está la mano de Dios. El hizo el mundo, los seres y las cosas. Y los hizo con amor.
Cuando te creó a ti te dio algo que te distingue del resto de los seres vivos: la razón, luego puso en tu pecho un parte de su alma y te hizo inmortal.
Fuiste creado a su imagen y semejanza. Y cuanto hizo lo hizo para ti, sólo para ti.
Mientras la tarde declina y las sombras bajan de los cerros vecinos, en el cielo se encienden las primeras estrellas.
Es una tarde apacible que invita a meditar. Y pienso que, si los hombres nos amáramos un poco y nos comprendiéramos más, el mundo sería muy distinto a lo que es: no habría odio ni luchas ni guerras las bombas, los cohetes y las balas estarían demás y la vida sería un remanso de paz donde imperaría el amor.
Recuerdo que, hace veinte siglos, un soñador humilde predicaba la fraternidad por los campos de Judea. Era un hombre bueno y amaba al prójimo. A ese hombre lo crucificaron los mismos a los que El amó tanto.
No lo comprendieron. Y si volviera a predicar, lo crucificarían de nuevo, porque, a pesar del tiempo transcurrido, los hombres siguen siendo como antes.
Las campanas de la iglesia apuñalan el aire: es la hora del Angelus.
Si encuentras obstáculos en el camino, enciende la lámpara de la esperanza y sigue adelante.
Ten fe en ti mismo y acuérdate que “puede el que cree que puede” y que el triunfo es más meritorio cuanto más ha costado conseguirlo.
Las victorias fáciles no dejan rastro y hasta se olvidan, no así las que se han obtenido con perseverancia y sacrificio.
El hombre con fe mueve montañas. El abúlico no llega a ninguna parte porque retrocede al primer contratiempo.
No te dejes vencer por los obstáculos: luchar con fe es conseguir el triunfo. ¡Adelante!.
Si tú perseveras en los propósitos conseguirás cuanto quieres.
Una voluntad decidida junto a una confianza firme, nos llevan al triunfo.
Si tú amilanas al primer fracaso o cedes al primer contratiempo, no llegarás al fin que te propones: sólo los decididos consiguen el éxito.
Insiste, sacrifícate y la victoria será tuya.
Desde el otro lado de los cerros, el alba asoma su rostro fresco de niña. Trae luz en la boca y las mejillas húmedas de rocío.
Pronto despuntará el sol. Y zumbarán las abejas, rebasará el néctar de los pistilos y la mañana será un pomo de perfume.
Crecerá el día, despertarán fábricas y talleres y el humo de las chimeneas escribirá en el cielo el más hermoso himno a la esperanza. Y reirán los niños. Y habrá pan en la mesa de los humildes. Ningún mal pensamiento, ninguna sombra en el alma de los hombres. Y desde cada corazón agradecido, subirá hasta Dios esta plegaria:
Gracias te doy, Señor, por estar vivo. Gracias te doy, Señor, por existir. Por el pan de cada día y la inefable alegría de ser útil y servir.
A medida que las sombras avanzaban y se encendían las estrellas, el viajero se iba desdibujando en el camino hasta perderse en la oscuridad.
Sus pasos eran lentos y notoria su despreocupación por todo lo que le rodeaba.
¿Problemas? Muchos y graves: el odio estaba desplazando al amor en el corazón de los hombres y éstos no se querían ni toleraban. Y comenzaron las bombas, las metralletas y los asaltos, el mundo se convirtió en campos de lucha y pueblos y hogares fueron reducidos a ceniza.
Los encuentros siguen, las calamidades aumentan. Y por las tardes, cuando las sombras avanzan y los astros encienden sus fanales, un hombre visita las ruinas y, llorando, se pierde en la noche con su corona de espinas, sus llagas y sus dolores.
Abuelito, cuando te veo caminando con pasos inseguros, temblorosos y afirmado en un bastón, te imagino una parte de la historia del pasado que se va para no volver.
Los ancianos con como las sombras: se van diluyendo lentamente hasta desaparecer, pero no se pierden del todo, porque se prolongan en nuevos y sucesivos brotes a través de generaciones y generaciones.
Cuando tú partas, abuelito, pondré tu imagen en mi corazón e irás conmigo donde yo vaya. Te besaré las manos noche y día y hablaremos como dos amigos, tal como lo hacíamos como cuando yo era pequeño.
No dejes que las sombras invadan tu corazón.
Mira al Oriente y báñate en su luz. Ella te llevará hasta Dios por el amor.
La noche es sombra. Y cuando se hace en nuestro corazón, la alegría se apaga, el pensamiento se oscurece y las tinieblas invaden nuestro espíritu.
El amor es luz. Ama y todo brillará a tu alrededor. El mundo tendrá otro aspecto para ti, la paz te cubrirá con sus velos de esperanza y serás feliz. Huye de las sombras y busca la luz. La luz es Dios…
Cuando hagas algo, hazlo con amor.
Las cosas hechas con amor son siempre mejores que las que se hacen por cumplir o por salir del paso.
El amor no sólo abre todas las puertas, hace, también las mejores obras, tanto espirituales como materiales.
Todo lo que ejecuta lo hace desinteresadamente y con esmero y no escatima sacrificio alguno para llevar a cabo cuanto se propone en beneficio de los demás.
Construye, pero no destruye; levanta, pero no humilla.
Anda de la mano con el altruismo y la bondad es su mejor aliada. Cuando hagas algo, hazlo con amor. No olvides que hacer bien las cosas es una forma de servir al semejante.
Hermano, pisa suavemente la tierra por dónde vas. No olvides que está formada por la cal de los que nos precedieron y que tú y yo volveremos a mezclarnos con ella algún día.
Cuando bebas agua del arroyo, arroja al suelo algunas gotas para que se refresquen los labios deshechos de los que ahí descansan.
El sol y el viento queman y calcinan sus huesos. Humedécelos un poco para que sientan el frescor que tanto necesitan. Refréscalos, ya que, de repente pueden brotar rosas de las cuencas descarnadas y la ceniza de los muertos asomarse al mundo por los pétalos de alguna corola o por las antenas verdes de sus estambres.
Pulvis eris…

Poemas de la obra «Pioneros y emigrantes yugoslavos en Chile»

Poemas de la obra «Pioneros y emigrantes yugoslavos en Chile»


Nací en un punto- breve punto, acaso
donde el cielo es azul y el mar sereno
un recodo feliz, verde y ameno
con brisa toda suavidad de raso.

Nací en el Adriático - un pedazo
de paraíso - y me acunó el murmullo
de la espuma al romper; crecí a su arrullo
y me embriagué de sol en su regazo.

Pero partí, como partieron antes
muchos otros oscuros emigrantes
sin meta fija, lejos y al azar
Y mi tienda planté bajo otro cielo
, otro mar me durmió y en otro suelo
nueva patria encontré y nuevo hogar

Cuando, a ratos, recuerdo aquella aurora
en que partí, dejando cuanto mío
tenía, no sé, pero siento frío
y el labio tiembla en tanto el alma llora.

¿Volveré algún día? ¿No es vano empeño?
¿Habrá claro de sol? ¿Noche de luna?
La vida rueda, cambia la fortuna
y la ambición más bella es sólo un sueño.

Nacer, vivir, luchar
hasta el momento final,
teniendo fijo el pensamiento
en algo que es quimera y no vendrá.
En seguida, abrazarse al caro suelo
que paz le diera y fraternal consuelo
y partir para siempre…y no pensar.

Tierra de promisión de luz, radiante
Yugoslavia viril, buquet de flores.
Cuna y gloria de todos mis mayores
y más querida cuanto más distante

Con qué placer el corazón se afana
en recordar tus valles
y aquel verde de tus viñas y olivos
que se pierde entre la bruma gris de la mañana.

Y reviven paisajes sepultados
para siempre en el tiempo y ya olvidados
Noches de plenilunio, días de sol
Y ante tanto tesoro y dicha tanta
qué de nudos que oprimen la garganta
y cómo aprieta y ahoga la emoción.

Partieron algún día, uno cualquiera
Atrás, la isla, allá en lo alto, el cielo.
Mil alas en redor en grácil vuelo
Y en el aire, rumor de primavera

Qué lejos el hogar que ayer los viera
reír alegres bajo el terciopelo
del dombo azul y sobre el patrio suelo
junto al bosque, al arroyo o en la ribera.

Partieron con el alma ilusionada.
Otro sol, otro cielo, otra alborada
los esperaban lejos. ¿Dónde? ¿Cuándo?
Y de pie ante la borda del navío
qué dolor implacable, qué vacío.

Y sin querer llorar iban llorando.
Su ruta América, solar de grandes.
En un recodo Chile, abierta mano
extendida a través del oceáno
y sujeta al macizo de los Andes

Y allí del mar frente al ambiente puro
levantaron sus tiendas, de tal modo
que junto a los chilenos, codo a codo
buscaron la conquista del futuro.

Y hoy tras ardua labor, de esos pioneros
queda sólo el recuerdo en los senderos
del Norte o allá en el frío Magallanes.
Pero los hijos de esos troncos viejos
siguen luchando por las pampas
lejos, en pos del porvenir, como titanes.

Hermanos del Adriático, en un hueco
de esta tierra nortina y a los rumores
de este mar apacible, mis mayores
en paz reposan, sólo el plácido eco
de la brisa los turba. Y a su vera
también los vuestros en quietud descansan.
Pasaron por la ruta. Otros avanzan.
Mañana caerán los que Dios quiera

Más la ley es así la vida es corta
Construir, hacer el bien es lo que importa
Sembremos mientras tanto, hay que sembrar
E imitando a esos bravos pioneros
cubramos de rosales los senderos
de este Chile que amamos de verdad.

Patria mía, solar de mis mayores
en un recodo de la mar, perdida
eres trozo de Tierra Prometida
rodeado de viñedos y de flores

. En tus campos, cubiertos de verdores
perfuma el azafrán y el aire brilla
el oro de la rubia manzanilla
que esplende con magníficos fulgores.

Nada, nada hay de ti que no recuerde.
Y al evocarte, el corazón se pierde
por los limpios senderos de mi infancia.
Y sin quererlo, a veces, de repente
retrogrado en el tiempo, reverente
y me embriago en su luz y su fragancia
.

Luciérnagas del mar, entre la bruma
- a manera de “Morse”- fría y vaga
su opalescente luz arde y se apaga
para expirar después sobre la espuma.

Pero apenas entreabre sus pupilas
la aurora gris, por todos los canales
sopla y extingue los mil y un fanales
con sus gamas de rojos y de lilas.

Y luego, cuando el sol rompe las gasas
de la bruma costeña, qué de casas
sacuden su desgano, perezosas.
En tanto allá a lo lejos, las aldeas
con sus blancas y alegres chimeneas
fingen buquet de perfumadas rosas.

Engastada en el mar como un brillante
Brač, mi terruño, que al Edén imita
parece que soñara en la infinita
paz del atardecer. El sol distante

La besa con amor, después se aleja
y se hunde lentamente en el vacío.
Rompe el primer lucero y, a poco, un rio
de luz en el cielo sobre el mar refleja.

Y al caer la noche, en los canales
de las islas en torno, mil fanales
se asoman a mirar por las ventanas
Para luego, perderse entre la bruma
cabalgando en corceles de alba espuma
y morir en la cúspide lejana.

Solar de mi niñez en tu ribera
que emerge de entre velos de alta bruma
el viento es música, un rosal la espuma
y el paisaje encantado, una quimera.

El mar te arrulla. Y el sol que reverbera
del agua en el espejo transparente
finge roja guirnalda allá en tu frente
bajo un cielo en eterna primavera.

Muy pocas como tú, cordial, sencilla
un edén cada codo de tu orilla
cada roca, una auténtica esmeralda.
Y abierta al sol y al viento, tu campiña
luce el verde encendido de la viña
sobre regios tapices oro y gualda.

Poemas de su libro «Obras escogidas»

Poemas de su libro «Obras escogidas»


Yo procuré ser útil y ser bueno
Y si lograrlo aún no he conseguido
a tus pies, nuevamente confundido
imploro que me ayudes, Nazareno.

Aparta de mi senda la perfidia
que tanto he combatido y despreciado
Hazme pobre y humilde, pero honrado
y aléjame del odio y de la envidia.

Si de gula pequé, dame templanza
si dudas tuve, infúndeme confianza
y si soberbio fui, dame la humildad...
Que con tales virtudes, peregrino
sembrando iré a lo largo del camino
el fuego de tu ardiente caridad.


En pleno “rajo” enterrada
yace la firme barreta
que la suerte pizpireta
allí dejó abandonada.

Su tosca masa oxidada
al viento Sur que la besa,
deja caer su tristeza
sobre la Pampa soleada.

Y a eso de la oración,
cuando el último arrebol
del día los montes dora,
con qué efecto sobrehumano
recuerda la ruda mano
que la empuñara…y llora.


Bajo los rayos del sol
o a través de la neblina,
al hombro el saco de harina,
marcha el fuerte mocetón.

De su mejilla el sudor,
mientras alegre camina,
va mezclándose a la fina,
blanca carne del Señor.

Y así este obrero de abajo,
ante el altar del trabajo
que inciensa el viento del mar,
Amasa continuamente,
con el sudor de la frente,
su propia hostia y su pan.


Fue tan sólo nuestro idilio,
y, como sueño, se deshizo en breve,
Las rosas del amor viven un día,
lo que dura su aroma y, luego, mueren.

Humo de ilusión, llegó hasta el alma,
y, en nube azul, la envolvió entera,
Pasó la brisa del olvido pronto,
arrastró la nube y me dejó con pena.

Hoy sólo en mi memoria vives,
como el aroma sutil de algo lejano,
Las rosas mueren… el amor se apaga,
¿Por qué, entonces, te recuerdo tanto?


Hermano
dame ambas manos
y ausculta mi corazón.

En sus rojos surtidores
no caben no, los rencores
en ellos solo hay amor.

Amor, amor…y algo más
la blanda y dulce quietud
del cielo cuando amanece
rosa pálida que crece
al despertar de la luz.


Porque traté con ternura
a los que sufren dolor
y amé en cada creatura
la mano del Creador

Porque puso en toda herida
la palabra estremecida
y el bálsamo de amor
hoy tengo el alma florida
y paz en el corazón.


Si vivo junto al dolor
y sé lo que es el sufrir
dame por gracia, Rabí
el dulce mal del amor
para así, amando, morir.

Vivir amando es sufrir
sufrir amando es gozar
la suprema, excelsa paz
de este dolor de vivir
para darse a los demás
¡Y yo me quiero morir
sangrando de tanto amar!

Fulgen arriba, los astros
sueño que es rosa el botón
y en este ambiente de calma
la paz es lumbre en el alma.
y aroma en el corazón.

¿Fortuna?... ¿A qué la fortuna
si, en mi apacible humildad
en cada estrella distante
tengo un bruñido diamante
y una gran perla en la luna?

Yo te bendigo, madre, a toda hora
por tus noches de insomnio y por tu afán.
Pero más, mucho más, porque pusiste
en este pobre barro que me diste
un corazón tan grande para amar.

Señor, Señor, mi corazón desierto
hasta ayer, de bondad y de ternura
se halla pleno de amor y de dulzura
y a todo bien, de par en par, abierto.

Mi panal de ilusión que estaba muerto
vuelve a llenarse de la miel más pura
y es fuente inagotable de ventura
mi porvenir que parecía incierto.

Por todo este favor inmerecido
por toda la virtud que he recibido
por todo lo que tengo y no he ganado.
Haz, Señor, que mi mano aún impura
derrame, sobre toda creatura
el tesoro de gracias que me has dado.

Toca, toca y repica
toca ligero toca ligero
que el día ya se despide
por los senderos.

Mira
de las quebradas
bajan las sombras
alborozadas.

Y en los chamantos
de la neblina
se acurruca, temblando
la vieja encina.

Una oveja bala
silva el ovejero.
Y su silbo prende
todos los luceros.

¡Y qué locura esta locura mía
de hallarlo todo color de rosa
de amar, reír y de prender el alma
en cada corazón y en cada cosa!

¡De ver la vida palpitante radiante
en todo su esplendor. Y dondequiera
la dicha en frescos brotes, de alegría
vibrando bajo un sol de primavera.

Manos que el viento reseca
y el trabajo endurece
son rosales que florecen.

Y tus manos
deformadas y callosas
están cargadas de rosas.

De rosas frescas prendidas
al tallo de mil heridas
que el noble arado te abrió.

Hermano
en el hueco de tus manos
florece el beso de Dios.

Cuando el postrer resplandor
del día raya la arena
y cubre su faz morena
de singular bermellón.
Sobre el enhiesto peñón
las bullangueras garumas
esponjan sus pardas plumas
y se saturan de sol.

Alzan el vuelo, en seguida
truenan su nota sentida
y, desde el piélago azul
Con majestad y donaire
van dibujando en el aire
mil arabescos de luz.

Por el ancla que ostenta orgullosa
en tu pecho de alegre marinera
eras flor del desierto, la primera
de esta tierra esforzada y generosa.

Fulge en tu frente de nortina diosa
todo el sol de la pampa, de manera
que, a ratos, en la puna reverbera
con vivos de guirnalda luminosa.

Nacida entre fecundos minerales
oro, cobre, nitratos a raudales
al mundo das en fraternal aporte
Y para ello mil brazos musculosos
rasgan los prietos vientres fabulosos
de cumbres y salares de este Norte.

Ya maduró la espiga y el robusto grano
muestra el oro rojo de la sazón…
El campo es un mar de esperanza:
brisa y sol.

En la quietud de las horas
del paisaje de estío
se ha dormido la tarde…
El sol desciende al ocaso
aroma, perezoso, el aire.
Noche…Silencio… La luna
el misterio de la sombra rasga...
El campo es un mar de fuego: oro y plata.

Si eres modesto, está bien.
Y sin eres pobre, mejor.
Qué más que un rico sin alma
vale el humilde que, en calma
vive consigo y con Dios.

No siempre otorga la dicha
el que lo tiene, el caudal.

En cambio, nuestra pobreza
¡qué llena está de belleza!
si la sabemos llevar.

Ni quietud, ni pesar, ni sobresalto.
Mi senda es rectilínea, a pleno sol.
Y ora en la buena o de todo falto
siempre miro adelante y pienso alto
feliz con lo que tengo y lo que soy.

Potro chúcaro que corres.
y te desbocas y saltas.
y, envuelto en nubes de espuma.
relinchas rumbo a la playa.

Que te recoges furioso.
para volver a la carga.
cada vez con nuevos bríos.
y con indomables ansias….

¿Qué mano empuña tus riendas?.
¿Quién te dirige y te lanza
qué siempre idéntica ruta.
huellan tus cascos de plata?

Como una vela en el mar
empujada por el viento
va surcando el firmamento
la nube primaveral.

Con qué gracia singular
en rauda carrera loca
gira, vuelve o se desfloca
en la azul inmensidad

Más si rumbo al Occidente
cesa el viento de repente
y el sol la besa en la faz
la alba nube, enrojecida
finge fresca, abierta herida
desangrándose en el mar.

Cuando la loca juventud me sonreía
radiante y luminosa
a través del cristal de veinte abriles
miraba lo externo de las cosas…
Y el ansia de vivir me consumía.

Hoy que otoño, reposado y frío
del cristal empaño la superficie
con la amarga experiencia de lo vivido
desconfiado, miro el alma de las cosas…
Y el hecho de vivir me causa hastío!

La mañana gris de otoño
sangra de dolor
y llora sus tristezas
como mi corazón…

Mañanita de otoño gris y fría
huérfana de sol.
Tus lágrimas hieren muy hondo
mi sensibilidad y lloro…
Soy huérfano que sufro de tu mismo mal.
¡Mañanita de otoño triste y pálida
hermana en el dolor!

Señor, Señor
Que importa que el invierno prenda
a mi sien sus níveas mariposas
si mi alma entera es un rosal florido
lleno de luz y de alas caprichosas…
Sembré de amor mi alegre primavera
y hoy cosecho rosas.

¿Sombras?... ¿Penas?
¡A qué sombras!
Si desde que rompe el sol
vibra entera la creación
en un himno a la alegría
Y en todo hay luz y poesía
y vida , y gracia y color.

Y canta el ave y la flor
y el agua de los esteros.
¡Y hasta el azul de los cielos
es un poema de amor!

Quisco que sabes de penas
de soledad y de llagas.
Por tu figura triste
por tu humildad franciscana
por tu angustia y tus dolores
y tus lágrimas cuajadas
en mil rubíes de flores

¿Por qué no fuiste la cruz
del más pobre de los pobres?...
¡Ningún lecho como tú
para el “Hijo del Hombre”!

Jamás, jamás desengaños!...
Yo pongo en todas las cosas
el perfume de mis rosas.

Y mientras otros se afanan
en disputarse el rencor
yo vivo para el amor.
¡Y para que este rosal
no cese nunca de dar rosas
en mi corazón!

¿Gema o flor?... No lo sé. Pero, graciosa
cuando el sol de costado la acuchilla
rompe en vivos de luz, fulgura y brilla
o finge el rostro de temprana rosa.

Tallada por la mano prodigiosa
de una alegre Sirena, allí en la orilla
es del mundo la octava maravilla
y el orgullo del Norte, por lo hermosa.

Prendida a un arrecife en la playa
que la esbelta garuma timbra y raya
con sus dedos menudos, displicentes
Diríase un brillante que se engasta
en pleno corazón de Antofagasta
y abierto hacia los cinco continentes.

Todos comprenden, Señor
que aquel que siembra en el suelo
rosas de paz y consuelo
y ama y protege al hermano
tiene la llave en la mano
que abre la puerta al cielo.

Por eso yo te amé
y puse en todas las cosas
tu amor divino y mi fe
hoy tengo cual lo esperé
el alma llena de rosas.

¿A qué la gloria o la fama?…
Quiero ser como el de Asís
asar amando en el mundo
no ser servido y servir.

Llegar sereno a la meta
sin nerviosismo o dolor
seguro de haber dejado
todo el camino sembrado
con trozos del corazón.

Y partir… sin más bagaje
que una apacible quietud
y en el alma estremecida
el recuerdo de una vida
que fue un reguero de luz.

Alma, ¿qué tiene esta tarde
que nunca vi en las demás?
¿Quietud, tal vez? ¿Sutileza?
Pero una vaga tristeza
muere en la luz vesperal.

Las olas vibran y estallan
y ágiles vienen y se van.
En tanto, desde la playa
algo, algo se desmaya
como un dolor, sobre el mar.

Al tallo mismo adherida
o en algún brazo implantada
es roja sangre cuajada
sobre el rubí de una herida.

Y cuando pierde la vida
porque se agosta y se apaga
, sigue brillando en la llaga
como un fanal, encendida.

Bohemio y soñador, amo y admiro
cuanto existe en el mundo, porque infiero
que todo es obra de un genial obrero
Artista y Creador en quien me inspiro.

No hay sitio o ruta en que no estén sus huellas.
Su cuadro principal,” El Universo”.
“El Hombre Rey”, su más sublime verso.
Y su mayor capricho, “Las Estrellas”.

Al ángelus, cuando el sol
se oculta allá en Occidente
la Pampa gris y candente
se da toda a la oración.

Con qué sentido fervor
el tosco surco y la loma
se santiguan cuando asoma
la luna, hostia de Dios.

Y a medida que la noche
de las estrellas el broche
prende en el mágico lienzo
del infinito, la mano
del viento cordillerano
derrama aromas de incienso.

Volver a amar… Ay si pudiera
después de haber amado y sufrido
rehacer la perdida primavera
y volver a vivir lo que he vivido!

No amaría una vez, sino mil veces
y en cada boca de encendida grana
junto a la miel del voluptuoso beso
en éxtasis de amor, pondría el alma.

Volver a amar… He amado tanto
y cada nuevo amor, fue nueva herida…
Para amar y sufrir, es un suspiro
la breve primavera de una vida!

Por cada injuria una rosa
al que me ofende le doy.
Y en esta forma piadosa
hago labor silenciosa
para más gloria de Dios.

Si me diste la gracia de ser bueno
y el corazón dispuesto para amar
transfórmame, Señor, para quererte
más allá de la vida y de la muerte
a tus pies, en un lirio o en rosal.

O en la modesta lumbre que, a tu lado
arda con débil, temblorosa luz…
Como aquella que humilde, humildemente
proyecta sobre el muro de repente
en los templos, la imagen de la cruz.

Yo que no supe de abrojos
en mi senda regalada
no me atrevo, sin sonrojos
a contemplarte a los ojos
porque no merezco nada.

Por si Tú lo permites
como una gracia, Maestro
haz que al llevarme la muerte
me halle al término, por suerte
de mi último “Padre nuestro”.

Un faro frente a la mar
y en un recodo escondido
mi viejo pueblo querido
y en él amores y hogar.

Allá en la arena a secar
redes y jarcias tendidas
trozos de velas destruidas
y barcas que no saldrán.

Que no saldrán…porque, rotas
son como blancas gaviotas
que hiriera algún vendaval.
Y que, entreabriendo las alas
se aduermen sobre sus galas
en actitud de volar.

La suave brisa, mientras tú la aspires
perfumará mi senda en grácil vuelo
¿No viniste hacia mí para consuelo?
¿No te busqué para que tú me inspires?
Porque en ti, que eres todo cuanto ansía
en su sed de belleza el alma mía
halla mi amor virtud, fuego y confianza
Estimulo mi fe…, rumbo mi anhelo
Y si no hubiera Dios creado el cielo
tú serías mi cielo y mi esperanza.

Toma, Señor, esta mi pobre arcilla
que dejo aquí a tus pies y con tu celo
hazla buena y humilde, hazla sencilla
como el arroyo en que se mira el cielo.

Es tuya, toda tuya: Tú la hiciste
con barro celestial, alegre y mansa
Te la entrego - ya ves - marchita y triste
y huérfana de amor y de esperanza.

Devuélvele la paz: en Ti confío…
Tras turbulento andar se aquieta el río
y al fin se limpia en el crisol del llano.
Yo la llevé al abismo y la pendiente…
Hazla pura, de nuevo, y transparente…
Será una gracia de tu santa mano.

Yo que he vivido soñando
soñando me he de morir.
en soñar puse mi empeño
y así de ensueño en ensueño
soñando he sido feliz.

Amante de la belleza
y esclavo de la verdad
despierto, cuánto no vi.
Ahora, quiero dormir
dormir tranquilo y soñar.

Soñar que el odio no existe
que el bien ha vencido al mal
. Que guerras no hay ni tiranos
que somos todos hermanos
y que vivimos en paz.

Hay días en que se viste
entera mi alma de gris
y sufro y me siento triste.
Triste por todo… y por mí.
¡Por todo! Y por esta angustia
que azota a la humanidad.
Por la esperanza que muere.
Por la maldad que nos hiere.
Y el pobre amor que se va.

Cuando me hiere la espina
del odio y la incomprensión
busco quietud y descanso
en la fe, eterno remanso
de paz, consuelo y amor

Perdono, entonces, la injuria
y olvido cuanto pasó.
Y ya cerrada la herida
vuelvo otra vez a la vida
con más cristiano fervor.

Vuela el perfume al espacio
cuando abandona la flor
y el alma asciende hasta el cielo
cuando se escapa del suelo
en alas de la oración.

Yo humilde y pobre creatura
indigna a todo favor
también alzarme podría
hasta tu alcázar un día
si Tú lo ordenas, Señor.

Acurrucadita al sol
en la puerta de su pieza
sueña cuando era traviesa
y tuvo el primer amor.

Cuando el abuelo le dio
se entiende que por descuido
aquel beso “desabrido”
el que nunca perdonó.

Y se sonríe o suspira
despierta nerviosa…mira
y se traspone otra vez…
Porque es constante sus anhelo
de soñar con el abuelo
que hace tiempo que se fue.

Ama y no mires a quien.
Sirve y márchate, en seguida.
Que así se llega
al corazón de todos.

Servir es darse un poco cada vez.
Amar es darse siempre.
Y el que ama y sirve
jamás siembra en vano.

¡Ya está la luz en mí, ya nació el día!
Y todo en torno en claro sol se baña.
El valle es un prodigio en tonos verdes
¡Y qué de embrujos de color en mi alma!

Todo en mí es una cuerda que se agita
mi corazón sencillo, una balada…
Estoy alegre… soy feliz… y río
¡abierto al porvenir y la esperanza!

Vuelve a mi corazón y haz que sonría
como otrora el amor y a la ventura
que el sol ya reverbera allá en la altura
y es un lago de luz al claro día.

Vuelve a mi corazón, mi ser te ansía.
Sin ti la senda es áspera y oscura.
¡Óyeme un poco!... Y hasta la roca dura
tendrá tintes de regia pedrería.

Y cuando llegues brotarán, graciosas
de todas mis angustias, frescas rosas
el erial de mis sueños dará flores.
Y en el regazo de esta azul mañana
mi fe en la vida, al repicar ufana
disparará uno a uno, mis dolores.

Hoy que el ambiente nos pesa
como una fatalidad
danos un alma de niño
con limpidez de cristal

Un alma toda esperanza
libre de culpa y maldad.
Señor, tan diáfana y simple
como la luz de un fanal.

Campanita pascual que toca aprisa
desde la torre de mi corazón
es esta fresca y chispeante risa
que salta, corre y piruetea al sol.

¡Cómo canta feliz cuando repica!
¡Cómo esparce sus notas en redor!
La clara fuente al musitar repica
y repica, también, mi corazón.

El agua del arroyo o del estero alienta
canturreando, en el sendero
la verde yerba que se empina al sol
Mi risa, en cambio, es agua que salpica
que salta, corre y, a la vez, repica
desde la torre de mi corazón.

¡Qué laxitud, qué cansancio!
Sobre el yermo
deja caer sus flechas incendiarias
un sol de fuego.

Arden las costras. Se derrite el suelo.
Y el aire, enrarecido, se detiene
las alas pliega e interrumpe el vuelo.
Mediodía en la puna. Y… ¡qué sueño!.

Con los brazos siempre en cruz
y a los pedruscos asido
vive empinado y erguido
buscando el cielo y la luz.

Y al trisarse el resplandor
del día sobre el collado
vierte sangre del costado
por la llaga de una flor.

A plena luz o en la bruma
Tu carne es siempre la misma
Corteza de pan moreno
Con oro adentro por miga
Tostado al sol de los siglos
Y con tatuajes encima.

Saltimbanqui de la Pampa
trompo de viento, cucarro
que saltas, corres y giras
y al cielo subes bailando
sin que tu púa se aleje
del lomo gris de los llanos.

Maestro de las maromas
trapecista del espacio
¿dónde, di, está la cuerda
que te impulsara en el salto?

En la pampa secular
con la barreta o la pala
nadie le vence o le iguala
porque no tiene rival.

Alegre siempre y jovial
es más que amigo: un hermano…
Y al darnos ruda su mano
con ella el alma nos da.

Al ímpetu de su hierro
pare la Pampa o el cerro
el “ORO BLANCO” o metal.
Y así esta tierra querida
por su brazo removida
se hace hostia y se hace pan.

Historietas y curiosidades

Historietas de la historia y otras curiosidades

Croacia, a lo largo de su historia, fue un punto caliente de conflictos entre los distintos imperios que pasaron por su territorio.
Por estas guerras territoriales fue necesario erigir fortificaciones defensivas como fortalezas a lo largo de su territorio.
Mostramos algunas de las más importantes.

La discontinuidad de Mohorovičić, normalmente conocida como Moho, es el límite entre la corteza, tanto oceánica como continental, y el manto de la Tierra.
Se define por el cambio significativo en la velocidad de las ondas sismológicas a medida que pasan a través de rocas de distinta densidad.
Debe su nombre al Geofísico croata Andrija Mohorovičić quien la descubrió en estudios sismológicos realizados luego del terremoto que, el 8 de octubre de 1909, azotó a la región de Prokuplje, con un epicentro a 39 Km de la ciudad de Zagreb.


Croacia es, junto a Eslovenia, los únicos países de los Balcanes cuya religión mayoritaria es el catolicismo romano.
Es, actualmente, uno de los países más católicos de Europa debido esto a muchos factores pero el principal es que sus habitantes abrazaron esta religión desde el siglo 7 dC sumado a su cercanía e influencia de los países católicos de Europa Central.
En el pueblo de Mimice, 180 habitantes tienen el mismo apellido (Mimica). 25 de ellos se llaman Ante, 22 Ivan y 23 Marija.
10 habitantes descienden de Ante, (ya fallecido), y tienen la misma dirección, lo que plantea problemas al cartero.
A menudo sucede que el correo circula de mano en mano durante unos días antes de llegar a la persona adecuada.
Para evitar errores, los residentes usan el apodo (nazimak), lo que es normal en los pueblos de Croacia en vez de usar el apellido materno.

La geografía de Croacia la ha vuelto en un lugar ideal para el cultivo de aceitunas y uvas por lo que el aceite de oliva y los vinos son característicos de este país y se llevan elaborando en sus tierras desde hace varios milenios. Con más de trescientos zonas vinícolas este país tiene una gran variedad de vinos autóctonos muchos de ellos ganadores de prestigiosos premios internacionales.
La lavanda que se cultiva en la isla de Hvar es la más conocida y de mejor calidad en el mundo.
La lavanda es una planta de múltiples usos medicinales y su cultivo requiere sol y determinada calidad de suelo que solamente ofrece la isla de Hvar.
La bolsita que contiene la planta disecada fue proclamada souvenir croata y se llama «Lavandula croatica, el perfume de la patria».

Iván Vučetić, nacido el 20 de julio de 1858 en la isla de Hvar, Croacia, emigró hacia la Argentina y, ya nacionalizado, ingresó al departamento central de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (Ciudad de la Plata).
Luego de ser designado como jefe del departamento de identificaciones, donde se utilizaba el método de identificación antropométrica creado por el policía francés Alphonse Bertillon, cuestionó esta técnica y puso por primera vez en práctica un sistema como única solución integral a la problemática de la identificación humana mundialmente utilizado en la actualidad.

Por su ubicación estratégica, Croacia o parte de su territorio, ha formado parte de algunos de los imperios y naciones más relevantes de la historia.
Fue parte del Imperio Romano, el Estado de Venecia, el Imperio Bizantino, el Otomano, el Reino de Croacia, el Imperio Habsburgo, el primer Imperio Francés, el Imperio Austro-Húngaro, el Reino de Yugoslavia o la República Socialista de Yugoslavia hasta, finalmente, ser el país de la actualidad.
Croacia ha sido históricamente reconocida como el baluarte del cristianismo debido a que sus habitantes han resistido primero las invasiones mongolas impidiéndole un mayor avance por Europa además de enfrentarse contra el imperio otomano pues, gracias a su estrategia y a sus guerreros, pudo resistir más de 100 años de Guerra contra este imperio.
– Ciudad vieja de Dubrovnik.
– Núcleo histórico de Split con el palacio de Diocleciano.
– Parque nacional de Plitvice.
– Ciudad histórica de Trogir.
– Conjunto episcopal de la basílica eufrasiana en el centro histórico de Poreč.
– Catedral de Santiago de Šibenik.
– Bosques antiguos y primarios de hayas de los Cárpatos y otras regiones de Europa. – La llanura de Stari Grad.
– Cementerios de tumbas medievales “stećci”.
– Fortificaciones venecianas de defensa de los siglos XVI al XVII: Stato da Terra – Stato da Mar Occidental.


Croacia, con cuatro millones de habitantes es una potencia mundial en deportes. Ha obtenido plata y bronce en fútbol, plata olímpica en baloncesto, dos oros olímpicos en balonmano y dos mundiales ganados en waterpolo, entre otros galardones.
Y no solo gana en los deportes colectivos: puede presumir de dos bronces olímpicos en tenis, oros en atletismo, en tiro …
Y las mismas medallas que Portugal, Argentina y México juntas en Rio 2016.

La isla de Hvar es una de las más atractivas de Croacia y del Mediterráneo.
Se encuentra frente a la costa dálmata y es la isla con más horas de sol de Europa. Sus habitantes reciben más de 2.800 horas de sol al año.

Croacia es uno de los países más verdes del mundo.
Quizá se lo conozca por el azul cristalino de sus playas pero es bueno saber que el 10% de Croacia está compuesto por 11 parques naturales, 8 parques nacionales (el más famoso Lagos de Plitvice) y 2 reservas naturales.

EL velocímetro fue inventado por el croata Josip Belušić, profesor de física y matemáticas, aparato que patentó en 1888 y presentó al mundo en 1889, durante la Expo Universal de París.
Zagreb cuenta con una escuela de dibujos animado, cuya calidad artística le ha valido una reputación internacional.
El Festival Internacional de Cine de Animación de Zagreb, que se celebra cada dos años, sigue siendo un evento muy popular para los profesionales del rubro.

También llamada la isla del amor, es una de las más románticas de todas las islas croatas.
Deshabitada y sin hoteles, está poblada por pavos reales y conejos que deambulan sin ser molestados que se asoman por todas partes, a lo largo de los caminos e incluso en las playas.
Su nombre deriva de la palabra Acrumen que significa fruta amarga cultivada por monjes benedictinos que fueron los primeros en habitarla.

El famoso director de cine Alfred Hitchcock dijo que el atardecer en Zadar es el más bonito del mundo.
A esa conclusión llegó en 1964, mientras estaba filmando una película en la famosa ciudad y pudo disfrutar de un atardecer inolvidable.

En Croacia los departamentos no están identificados por números, al contrario, dicen el apellido de la persona que vive ahí.
Por lo que si se pide algo a domicilio, no entenderán cuando se explique el piso o el número, se deberá decir el apellido del dueño.

Según la revista Forbes, Croacia es uno de los 12 mejores sitios para jubilarse en el planeta.
Su buen clima, frente al Mediterráneo, su deliciosa gastronomía, su bajo costo de vida y las exenciones fiscales para los jubilados son algunos de los motivos más destacados.

Croacia tiene un festival dedicado a Giacomo Casanova.
El famoso amante visitó dos veces, (1743 y 1744) la ciudad de Vrsar, famosa por su buena comida, bebida (Refoška) y hermosas mujeres.

La trenza croata, pleter o troplet, es uno de los diseños croatas más característicos.
Asemeja a una trenza de tres hebras simbolizando la unión del pueblo croata.
Se encuentra en muchos edificios históricos, monumentos y obras de arte.
Hace más de mil años floreció el empleo de este diseño extendiéndose durante el reinado de las dinastías de los principles Trpimir, Branimir y Mutimir y de los reyes Držislava y Svetoslava.

La riviera de Opatija, junto a la de la Costa Azul, fue el destino preferido de la familia de los Habsburgo por lo que dicha riviera todavía hoy es llamada con el sobrenombre de “La Niza del Adriático”.

Si una mujer da a luz en un ferry de Jadrolinija desde Hvar, el hijo o hija recibirá un viaje gratis en el ferry de por vida.

En el mapa de la luna están los nombres de dos científicos croatas: Ruđer Boškovic, físico, astrónomo, matemático, filósofo y Andrija Mohorovičić sismólogo.
El búho real adulto encontrado en Croacia puede tener una envergadura de hasta 2 metros.
Es el búho europeo más grande.
Hay alrededor de 1200 parejas de éstos viviendo en Croacia.

Azitromicina, uno de los antibióticos de mayor venta en el mundo, fue desarrollado en Croacia por Plitva, una compañía farmacéutica con sede en Zagreb.
Fue Ruđer Bošković, físico, astrónomo, matemático, filósofo y poeta jesuita de la República de Ragusa (hoy Dubrovnik), quien sugirió colocar 5 barras de hierro concéntricas en la cúpula de San Pedro cuando en ésta se descubrió una grieta.
Su sugerencia fue aceptada y salvó el trabajo de Miguel Ángel.

La “Mag Light” fue inventada por un croata llamado Maglica.
Se trata de una linterna poderosa y duradera que se ha convertido en el equipo estándar usado por los oficiales de policía de los Estados Unidos.

Bajo de la ciudad de Zagreb existe una kilométrica red de túneles secretos.
Se cree que alguno llega hasta las montañas de Medvenica, a 40 kilómetros de la ciudad.
Únicamente se conoce y utiliza uno de ellos, el túnel de Grič, que se construyó durante la II Guerra Mundial como refugio antiaéreo y hoy es toda una atracción turística.

Franjo Hanaman nació en una familia croata como segundo hijo del padre Gjuro Hanaman y Emilija Mandušić. Fue un inventor, ingeniero y químico croata, que ganó reconocimiento mundial por inventar la primera bombilla eléctrica aplicada del mundo con filamento metálico (tungsteno) con su asistente Alexander Just, independientemente de sus contemporáneos. Su invención del filamento de tungsteno también se aplicó para mejorar los primeros diodos y triodos. (En la foto sentado junto a Alexander Just).

Itmoski es una pequeña ciudad, de arquitectura pétrea, ubicada en la intersección entre Bosnia-Herzegovina y Dalmacia, vecina a dos lagos que suponen un atractivo natural, el “Crveno jezero” (Lago rojo), lago cárstico más profundo de Europa y el lago “Modro jezero” (Lago azul), zona de baño preferida por los habitantes de Imotski.
La ciudad está dominada por la fortaleza denominada “Topana” de la época otomana.
También Itmoski tiene la mayor densidad de vehículos Mercedes-Benz que cualquier otra parte del mundo.
Existe la creencia popular de que frotar el dedo gordo del pie de la estatua de Grgur Ninski (Gregorio de Nin), trae buena suerte.
La estatua a que pertenece este dedo de la suerte se encuentra en Split y también en Varaždin y Nin.
Grgur Ninski fue el obispo y jefe de la iglesia de la ciudad croata de Nin lo que, en ese momento, significaba ser el jefe de toda la Iglesia croata.
Introdujo el idioma croata y la escritura glagolítica nacional en los servicios religiosos lo que fue importante para el idioma y la cultura croatas y fortaleció el cristianismo dentro del reino croata.
Croacia tiene una bodega submarina ubicada en Drače, en la península de Pelješac, en el sur de Dalmacia.
El vino se madura en ánforas a 20 metros de profundidad.

En 1337, la entonces República de Dubrovnik, instauró por primera vez en el mundo, un control epidemiológico de todos los viajeros que arribaban a sus costas.
Este servicio, que consistía en la aislación de los viajeros por periodos de 30 a 40 días en una de sus islas vecinas, fue el primer antecedente de lo que más tarde se conocería como cuarentena.
Antiguamente los celtas creían que un árbol gigantesco sostenía el mundo y que de sus ramas colgaban el sol, la luna y las estrellas.
Acostumbraban conmemorar el nacimiento de Frey – dios del Sol y de la fertilidad – adornando con antorchas un roble al que llamaban Yagdrasil o Árbol del Universo, en el solsticio de invierno.
Alrededor del año 740 el Papa Gregorio II le ordenó a un monje inglés llamado Wilfrído – quien más tarde se convertiría en San Bonifacio – que fuera a Alemania a convertir a los paganos. Éste cambió el roble por un pino, símbolo del amor eterno de Dios y de la Santísima Trinidad, y lo adornó con manzanas, en alusión ai pecado original, y con velas, que representan la luz de Jesucristo como luz del mundo.
Con el tiempo la costumbre se popularizó y esparció por Europa y el mundo; las manzanas se convirtieron en esferas y las velas en luces y guirnaldas. Un símbolo navideño de orígenes ancestrales que ha logrado perdurar en el tiempo, hoy más vigente que nunca.
El sarma más largo del mundo se hizo en Croacia en 2018 y medía 1.333 metros.
El strudel más largo del mundo se horneó en Sisak, Croacia en 2019. Tenía 1,762,45 metros de largo.
La Botarga es un preparado de proteínas y hormonas de la hembra del pez mújol, muy apreciada por su escasez y porque, en pequeñas cantidades, tiene efectos sobre la vitalidad y la virilidad y por sus virtudes afrodisíacas.
Al principio de agosto, los mújoles migran desde el delta del Neretva hacia la península de Pelješać, siempre el mismo día y por los mismos caminos.
En Pelješać, la Botarga se prepara solamente de una manera: cortada en finas lonjas con un poco de pan y vino. Así cortadas, se parecen a monedas de oro y como tales son apreciadas.
Aparte de las ostras de Ston, la Botarga es la mayor especialidad de Pelješać y de la bahía de Ston.
La Botarga se derrite lentamente en la boca y su sabor, fuerte y delicioso produce un placer único e inolvidable.
Desde Split, hacia mar adentro, está la isla Biševo, en la que existen unas cuevas: la Cueva Azul (Modra spilja) y la Cueva verde (Zelena spilja) que, en ciertas horas del día, se iluminan con una luz fosforescente.
Son dos grutas marinas en cuyo fondo tienen pequeñas aberturas por las que penetra la luz del sol cuando éste está en su cénit.
En ese período se produce un reflejo en el agua y en el fondo que, en ambas cuevas, es de piedra caliza blanca, bañando cada cueva en una espectacular luz de color aguamarina, en la Cueva azul y esmeralda, en la Cueva verde.
La Torre Sokol, es una fortaleza defensiva, construida en el siglo XIV – tiempos de los ilirios y romanos – para proteger a la República de Dubrovnik controlando las carreteras desde Hercegovina a Konavie.
Está ubicada en un acantilado de 25 m de altura lo que permite una vista impresionante de los magníficos paisajes de Konavie.
Además de su función defensiva era usada para almacenar trigo y vino para períodos de peligro o escasez.

El azufaifo es un fruto que crece naturalmente, sin necesidad de cuidado, en las regiones de Zadar y Šibenik, después de la temporada de verano y se come casi todo fresco, antes de ser transformarlo en mermelada.
En la región de Istria se marina en agua ardiente, con un poco de azúcar, dejándose al sol durante dos semanas, transformándose así en licor de azufaifo.
Los frutos y corteza del azufaifo tienen propiedades demulcentes, vitamínicas y astringentes. La corteza puede ser utilizada como anti diarréico y las hojas pueden reducir los niveles de azúcar en la sangre.
Otros usos de la corteza y hojas de esta fruta es para tratar inflamaciones como la faringitis o la vaginitis.

El Palacio de Diocleciano de Split posee una auténtica esfinge egipcia gracias al Emperador Diocleciano que la trajo de Egipto para adornar la entrada de su tumba.
En el Lago Mayor, en la isla de MIjet, se encuentra una pequeña isla, una “isla en la isla”.
Un fenómeno natural poco frecuente.
Toda la región de Eslavonia es rica en vides y produce excelentes vinos, sobre todo blancos. Un vino excelente para acompañar el embutido más famoso de Eslavonia, el “kulen”, una especie de chorizo muy especiado.
La uva más famosa es la gracevina o riesling italiana.
Hay muchas bodegas centenarias que usan esta uva, como por ejemplo las bodegas Belje, en Knezevi Vinograd, fundadas en 1526, que organizan visitas guiadas y vende sus propios caldos.
Otras bodegas con buenos restaurantes donde probar el obanac (un guiso de carnes de caza y corral para chuparse los dedos), son Josic, en Zmajevac, y Goldschmidt, en Vukovar.
Con más de 1.400 millones de personas que realizan viajes internacionales al año, la maleta con ruedas es uno de los productos más utilizados del mundo.
Sin embargo, la historia de su inventor original y su conexión con Croacia no es muy conocida.
Mientras que al estadounidense Bernard Sadow se le atribuye la invención de la maleta con ruedas en la década de 1970 – patentada en 1972 – en realidad fue un artista polaco-croata – Alfred Krupa – quien la inventó en 1954 en la ciudad croata de Karlovac.
Alfred Krupa nació en Mikolow, Polonia, en 1915 y, después de perder a sus padres a una edad temprana, fue criado por su abuela.
Luego de estudiar pintura en la Academia de Bellas Artes de Cracovia, Polonia, Krupa escapó de la Polonia ocupada a Yugoslavia en 1943 a la edad de 28 años.
Se casó con una dama de la familia croata Ožbolt de Gorski Kotar y habló el idioma croata durante la mayor parte de su vida.
El viento “Bura”, del norte al noreste de Croacia, es el más furioso de la costa este del Adriático.
Los vientos “Bura” más fuertes jamás registrados en Croacia se midieron en Maslenički most (Puente de Maslenica), en la noche del 21 de diciembre de 1990, cuando alcanzaron los 248,4 km/hora.
Istria también, al igual que Pisa, tiene su torre inclinada.
Se trata del campanario en Zavrsjem, de 22 metros de altura, inclinado 40 centímetros.
El anfiteatro romano de Pula es el sexto anfiteatro más grande del mundo y el único con las 3 filas conservadas.
Fue construido alrededor del siglo primero dC y podía albergar a más de 26.000 espectadores.
En el siglo 15 muchas piedras fueron tomadas desde este anfiteatro para construir casas y otras estructuras alrededor de Pula, pero afortunadamente esta práctica se interrumpió antes de que toda la estructura fuera destruida.
Hoy en día se utiliza para alojar una variedad de festivales y actuaciones durante los meses de verano.
El ser viviente más veloz, el halcón, en idioma croata “Sokol”, ave emblemática de Croacia, anida en los altos riscos de la costa croata desde los cuales, con su extraordinaria visión, localiza a sus presas.
Su vuelo en picada alcanza hasta los 200 km/hr y, en circunstancias especiales, sobrepasa los 300 km/hr.
Esta increíble velocidad se debe al diseño de su cuerpo, no muy grande pero fuerte y bien proporcionado.
La aviación de guerra de Suecia se inspiró en esta ave para diseñar un avión de combate. Más tarde, durante la segunda guerra mundial, Alemania fabricó el temible caza bombarderos “Stuka” basado en el mismo diseño.
El halcón, nuestro “Sokol,” es la única ave que enfrenta a aves más grandes y logra vencerlas.
Primero la colectividad de ascendencia croata de Punta Arenas y, unos años después, la de Antofagasta, le dieron el nombre “Sokol” a su Club Deportivo. Ambos clubes tienen el mismo logo.
Vegeta, un potenciador del sabor, es la exportación de alimentos más popular de Croacia y se vende en todo el mundo en más de 40 países, desde Europa hasta Asia y el Pacífico.
Miembros de la organización Academia Cravatica hicieron una corbata de 808 m. en el anfiteatro de Pula.
Tardaron cinco días en completarla lo cual se produjo, el 18 de octubre de 2003. Su parte más ancha tenía 25 m. y su parte más estrecha 8 m.
La isla de Hvar, en la costa dálmata, es la isla con más horas de sol en Europa: más de 2.800 horas al año.
Croacia tiene más de 1.200 islas y ensenadas.
Croacia tiene una isla en forma de corazón: Galešnjak, también conocida como Isla de Cupido, es una de las diez islas del mundo con esa forma la cual fue descubierta por un cartógrafo a finales del siglo XIX.
La isla de Krk, en la parte norte del mar Adriático, es la isla más grande de Croacia que cubre un área de 409 kilómetros cuadrados (38 km de longitud – hasta 20 km de ancho).También es la más poblada.
La isla de Cres es el hogar de la última colonia de buitres leonados.
La lengua croata se mencionó por primera vez en 1275 en el documento «Istarski razvod».
Los croatas tenían su propio alfabeto que era el glagolítico. Éste fue preservado por los croatas, que lo usaron desde el siglo XII hasta el siglo XX, principalmente en la liturgia.
El alfabeto croata, pese a tener escritura latina, tiene 30 letras en total. No contiene las letras ñ, q, w, x, y, pero tiene las siguientes letras adicionales č, ć, dž, đ, lj, nj, š y ž. La nj tiene el sonido de la letra ñ.
La palabra croata más larga (además de la forma escrita de números largos,) es prijestolonasljednikovičičinima con 31 caracteres (30 letras ya que «lj» es una letra). Prijestolonasljednikovičičinima se traduce en castellano como «de pequeña heredera aparente al trono».
Las palabras croatas más cortas son solo una letra: a (pero, y) u (en), i (y), s (con, desde), k (a).
El 78% de los croatas afirma tener conocimiento de al menos una lengua extranjera.
En la localidad croata de Pokrovnik, hace unos 7.200 años, es cuando comenzó realmente la historia del queso. Este pueblo y el cercano Danilo Bitinj fueron ocupados entre los años 6.000 y 4.800 AC.
Los habitantes neolíticos de estos asentamientos dejaron tras de sí muchas vasijas de cerámica en las cuales había adheridos isótopos estables de carbono procedentes de ácidos grasos.
Los residuos hallados en los ritones y tamices de Pokrovnik eran principalmente de queso, lo que da una idea de la importancia que llegó a cobrar este alimento en el Neolítico.
Los investigadores creen que lo encontrado permitía fermentar la leche lográndose almacenarla fácilmente y durante bastante tiempo. Además, su contenido en lactosa es relativamente bajo, por lo que habría sido una fuente nutricional importante para los humanos de hace 7.200 años, poco después de que la agricultura diera sus primeros pasos.
Este hecho, junto al desarrollo avanzado de la cerámica permitió conservar el queso, y fue clave a la hora de «estimular los cambios demográficos que impulsaron a las comunidades agrícolas a expandirse a las latitudes del norte».
En 1971, el artista croata Ivan Kožarić, quien se hizo famoso en el extranjero por sus impresionantes esculturas, creó una esfera de bronce de 2 metros de diámetro conocida como «sol aterrizado».
La escultura se exhibió por primera vez en frente del Teatro Nacional de Croacia, pero desde 1994 se encuentra en el corazón del centro de Zagreb, en la calle Bogovićeva.
En 2004, Davor Preis tuvo la idea de crear un modelo a escala del sistema solar alrededor de la impresionante escultura solar.
Monumentos metálicos en forma de esfera de todos los planetas del sistema solar se colocan alrededor del centro de la ciudad de Zagreb, con sus tamaños y distancias desde el «sol a tierra» de Kozaric en la calle Bogovićeva en proporción exacta al sistema solar real.
El sistema está a escala 1: 680 000 000. El modelo de la Tierra tiene un tamaño de aproximadamente 1,9 cm y está a 225 m de distancia del modelo del Sol, mientras que el modelo de Plutón está a 7,7 km de distancia.
Se trata de varias pinturas figurativas, incluyendo un bisonte, un íbice y dos posibles figuras antropomorfas, lo que confirma la edad paleolítica de las obras de arte.
Además, una excavación realizada en el suelo debajo de estas pinturas llevó al descubrimiento de una cantidad de restos del Paleolítico: una herramienta de pedernal, un crayón ocre y varios fragmentos de carbón.
La datación por radiocarbono de estos objetos muestra una edad estimada de alrededor de 17,000 años y otros datos indirectos sugieren que las pinturas datan de un período aún más temprano, hace alrededor de 34.000 a 31.000 años atrás.
Se realizarán más investigaciones para establecer la edad precisa del arte rupestre.
Los nombres cortos y los tradicionales todavía parecen ser los más populares en Croacia. (2021). Los nombres de tres letras, como Mia, Ana, Ena y Ema, eran populares entre las niñas, mientras que los nombres tradicionales como Luka, Marko e Ivan dominaban a los niños.
Para niñitas: 1. Mia, 2. Lucija, 3. Petra, 4. Ema, 5. Ana, 6. Ena, 7. Lana, 8. Dora, 9. Marta, 10. Sara.
Para niñitos: 1. Luka, 2. Marko, 3. Jakov, 4. Ivan, 5. Petar, 6. Matej, 7. Gabrijel, 8. Filip, 9. Fran, 10. David.
Según un censo reciente, había más de 33,200 apellidos registrados en Croacia.
Mientras que los apellidos como Horvat, Knežević, Kovačević y Babić estaban entre los más comunes, también había una serie de raros y, a menudo, graciosos se si miran literalmente.
Por ejemplo, hay alrededor de 10 personas con el apellido Kokoš (Gallina), Guzanović (Nalgas) y Salata (Ensalada) Hay 22 personas con el apellido Zalogaj (Picadura) y 30 con el apellido Motika (Azadón). El apellido Drakula (Drácula) es más común de lo que uno pensaría con 56 registrados en el último censo.También se registraron otros apellidos chistosos, como Osoba (Persona), Litra (Litre) y Kajgana (Huevos revueltos).
Desde Eslavonia, en el este, hasta Neretva, en el sur, hay una serie de apellidos que datan de siglos atrás. Durante años, se han mantenido en Croacia los nombres y apellidos para conservarr vivas las tradiciones.
En el norte, los apellidos a menudo tenían orígenes alemanes o húngaros, mientras que en algunas ciudades los apellidos a menudo se nombraban después del oficio o oficio de la persona.
En el sur, siempre hubo una cultura de vida diferente y los apellidos reflejaron eso.
Al norte de Croacia, entre colinas alpinas y las llanuras panónicas, se localiza el condado de Medimurje, conocido como el jardín de flores de Croacia y ahora también por sus cantos tradicionales inscritos en el listado del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.
Un canto a una o varias voces es interpretado tradicionalmente por mujeres, aunque en la actualidad también lo practican los hombres, puede ir acompañado o no de instrumentos. Las letras de este género artístico, conocido como Medimurska popevka, pueden ser de distinta temática: de amor, humorísticas, religiosas.
Son las mujeres quienes encargan de transmitir esta práctica musical a las nuevas generaciones.
Šahovnica, o cuadriculado, símbolo nacional reconocible de Croacia y considerado uno de los más antiguos de Europa, fue encontrado en Vučedol, cerca de la ciudad de Vukovar, en una cerámica hecha a mano de unos 5.000 años de antigüedad.
La cultura Vučedol floreció entre los años 3000 y 2200 aC centrada en Siria y Eslavonia oriental, en la margen derecha del río Danubio. Era así contemporánea con el período Sumerio en Mesopotamia, el período dinástico temprano en Egipto y los establecimientos más tempranos de Troy.
Uno de los principales lugares que ocupó es el actual Vučedol, una ubicación a seis kilómetros de la ciudad de Vukovar, Croacia.
Se estima que el sitio había sido una vez hogar de aproximadamente 3.000 habitantes, por lo que era uno de los centros europeos más grandes e importantes de su tiempo.
Una calabaza con un peso de 420 kg. ha sido declarada la más grande en el 13º Festival Tovarnički, celebrado en el este de Croacia.
Más de 100 expositores mostraron sus calabazas en el festival tradicional delebrado en Tovarnik, en el Condado de Vukovar-Syrmia, con Zvonimir Tišner, de Nova Subocka, como ganador con su calabaza de 420 kg.
El récord mundial para la calabaza más grande fue establecido en 2016 por la cultivadora alemana Mathia Willemijn, quien ganó un concurso con una calabaza que pesó 1.190 kg.
Mientras se realizaba una expedición de buceo con turistas, se descubrió un barco romano hundido de unos 2.000 años de antigüedad (principios del siglo I aC), en aguas cercanas a la isla croata de Pag.
La embarcación llevaba, aproximadamente, unas 600 piezas de ánfora.
Se cree que el barco hundido puede haber ido a buscar refugio de los vientos bura en la bahía de Simuni en Pag, donde, según algunos rastros, era un puerto romano.
Knin, que era la capital del Reino medieval de Croacia, se encuentra a 56 kilómetros al este de Šibenik, en el interior dálmata, cerca de la fuente del río Krka.
Knin estaba habitado desde la edad de piedra y en las cercanías de Knin de hoy fue una vez una ciudad llamada Burnum, que sirvió como un campamento militar romano en el siglo I aC.
El asentamiento romano original se desarrolló en las estribaciones de los Alpes Dináricos. Fue en estas estribaciones que se construyó la fortaleza de Knin, que es la segunda fortaleza más grande de Europa y la fortaleza defensiva más importante del interior dálmata.
La construcción de la fortaleza comenzó ya en el siglo IX, mientras que el estado actual se crió en los siglos XVII y XVIII. Alcanzó su apogeo durante el reinado de Demetrius Zvonimir, rey de Croacia desde 1076, ya que sirvió como centro político del reino croata bajo su mando.
La batana es un bote típico de la ciudad de Rovinj que se ha utilizado durante años para la pesca. La tradición de la construcción artesanal de las batanas se ha transmitido durante años de generación en generación.
Lamentablemente, la construcción de batanas ha descendido considerablemente por la producción industrial de embarcaciones.
Sin embargo, los defensores de las batanas se han propuesto salvaguardar esta tradición, no solo la construcción de batanas sino también las prácticas culturales inherentes a ella, como el dialecto local y los cánticos tradicionales.
El Ecomuseo de la Batana se encargará de salvaguardar la tradición, alentando a los jóvenes de la localidad y otros visitantes, a través de sus exposiciones, talleres formativos y regatas.
La UNESCO no ha tardado en reconocer esta buena práctica de salvaguardia de la cultura viva de la comunidad de Rovinj.
Conocida mundialmente como el comestible más fino y deseado de la gastronomía, la trufa negra (Tuber Melanosporum), es un hongo que crece en las raíces de robles, encinas y avellanos.
Las más famosas del mundo se encuentran en la región de Istria, en Croacia.
Siendo que la mayoría de las trufas tiene un peso entre 30 y 60 gramos, recientemente se encontró una de casi 5 Kg. La más grande hasta ahora, encontrada en Australia en 2016, pesó 1,5 Kg.
En dos oportunidades los croatas salvaron la civilización de la Europa Occidental.
La primera vez en el año 1242 cuando ellos, luchando solos, abatieron a los Mongoles en un campo que lleva todavía el nombre Grobnicko Polje, en recuerdo de todos los muertos, a los cuales sirve de cementerio.
La segunda vez cuando lucharon contra los turcos. Éstos habían sometido a Serbia, a Bulgaria, al imperio de Bizancio y a Hungría (durante 150 años reinaron en Budapest), sitiaron Viena y guerrearon contra Suecia, pero los turcos no lograron jamás avanzar hasta Zagreb, ni tampoco vencer la resistencia croata. Croacia no ha sido jamás vencida.
Croacia, sin llegar a ser el estado más antiguo de Europa, se remonta muy lejos en la historia. Su continuidad va desde el siglo VII hasta nuestros días.
(Por Waldo Violić Adams)
Durante muchos años se creyó que la construcción del Palacio de Diocleciano en Split era obra de constructores y arquitectos romanos, pero se ha establecido, sin duda alguna, que procedían del Oriente, lo que confirman los nombres tallados en griego: Zoticos y Filatos.
También se ha establecido que Diocleciano (quien lo hizo construír), no fue el único emperador romano en ocuparlo sino también se retiró a él, en el año 475, el penúltimo emperador del Imperio Occidental, Julio Nepote.
Marasquino es el auténtico licor de Zadar que en el siglo 18 se exportaba a casi todos los países europeos y se servía en las mesas de los reyes europeos, del rey ingles Jorge IV, de Napoleón Bonaparte, del zar ruso Nikolai…
Se trata de una majestuosa construcción de estilo neobarroco proyectada por los famosos arquitectos vieneses Ferdinand Fellner y Herman Helmer, cuya empresa había construido varios teatros en Viena.
Fue inaugurado el 14 de octubre de 1895 con la presencia del emperador austro-húngaro Francisco José I.
Este teatro. el más grande Croacia, ha tenido algunos destacados artistas internacionales, tales como: Franz Liszt, Sarah Bernhardt, Franz Lehár, Richard Strauss, Gerard Philipe, Vivian Leigh, Laurence Olivier…
(Por Waldo Violić Adams)
Como es bien sabido, la gran emigración croata hacia nuestro país provino de la isla de Brač, azotada no sólo por los vientos políticos y los de la primera guerra mundial sino por la peste de la filoxera que diezmó sus vides.
Las estadísticas muestran que, entre 1880 y 1900, del total de emigrantes de Brač lo hicieron a Chile un 38,7%, a los Estados Unidos un 28,2% y a Argentina un 17,2%, en circunstancias que, entre 1900 y 1910 emigraron a Chile un 48,7%, a Estados Unidos un 26,8% y a Argentina un 14,3%, siendo estos países los principales receptores.
En Chile, la atracción era la «Pampa Salitrera» en el Norte y el oro de «Tierra del Fuego», en el extremo Sur, zonas que fueron los orígenes de nuestra colectividad.
En 1891 empezó a circular en Zagreb el tranvía a caballo. Como el transporte no era muy rápido, en 1910 se cambió por al tranvía eléctrico y en 1920 fueron todos pintados de color azul.
Hoy es un símbolo reconocido de la ciudad.
Un grupo de buceadores croatas descubrió, a unos 20 metros de profundidad en el mar Adriático, una estructura formada por bloques regulares de piedra que se asemeja a un camino artificial.
Las tablas son regulares y horizontales, y, en caso de tratarse de un fenómeno natural, representaría algo sin precedentes en la formación del fondo marino.
La formación está situada a unos ocho kilómetros de la costa, entre el puerto de Split y la isla de Brač, tiene unos siete metros de ancho y se extiende a la vista durante un kilómetro de longitud, aunque podría ser aún más largo.
Los medios locales bautizaron el hallazgo como “La Atlántida de Split”.
En la ciudad de Pazin, en el corazón de la península de Istria, se encuentra el castillo medieval, la profunda sima y la gran cueva que inspiraron a Julio Verne en su novela de Mathias Sandorf.
Tal es la conexión entre la ciudad y el novelista que cada año, en el mes de junio, se celebra el día de Julio Verne.

Los habitantes de los pueblos que se encuentran en la ruta de peregrinación al santuario de Nuestra Señora de las Nieves de Marija Bistrica, en la región de Hrvatsko Zagorje, al norte de Croacia, han elaborado una técnica de fabricación tradicional de juguetes infantiles de madera que se ha transmitido de generación en generación.
Los hombres de las familias recogen en la región madera de sauce, tilo, haya y arce, y la secan, cortan, tronzan y tallan utilizando herramientas tradicionales. Luego, las mujeres aplican una pintura compatible con el cuidado del medio ambiente para dibujar motivos florales o geométricos dando rienda suelta a su imaginación.
Los silbatos, carros, muebles en miniatura, bailarines giratorios, caballos saltarines y pájaros revoleros de hoy son prácticamente iguales a los que se fabricaban hace más un siglo, pero no hay dos juguetes que sean exactamente idénticos porque su procedimiento de fabricación es totalmente artesanal.
Muy apreciados por la población local y los turistas, estos juguetes se venden en las fiestas parroquiales y los mercados, así como en tiendas especializadas del mundo entero.
Con el correr del tiempo han ido evolucionando y a los caballos y carritos han venido a sumarse automóviles, camiones, aeroplanos y trenes que reflejan el entorno en el que viven los niños de hoy.
Los instrumentos musicales en miniatura, afinados cuidadosamente por sus creadores, se siguen utilizando para la educación musical de los niños en las zonas rurales.
(Por Waldo Violić Adams)
Franz von Suppé nació el 18 de abril de 1819 en Split, Croacia, descendiente de una familia belga que, probablemente, emigrara en el siglo XVIII.
Su nombre original era Francesco Ezechiele Ermenegildo Cavaliere Suppé Demelli que simplificó y germanizó en Viena cuando cambió «cavaliere» por «von».
Suppé pasó su infancia en Zadar, Croacia, donde recibió sus primeras clases de música y compuso a una edad muy temprana. En su adolescencia, estudió flauta y armonía en Cremona.
Se trasladó a Padua, Italia a estudiar Derecho, carrera no elegida por él, aunque continuó sus estudios de música.
Suppé compuso más de 100 obras participando en varias óperas. Una de sus obras más populares y conocidas es «Caballería Ligera».
Falleció el 21 de mayo de 1895 en Viena.
En el interior de la península de Istria se localiza la ciudad de Hum, que con sus apenas 20 habitantes está registrada como la ciudad más pequeña del mundo según el libro Guinness de los récords.
Los habitantes de la isla de Silba, en la región de Zadar, declararon su isla como peatonal.
Cansados de coches y humos decidieron que los coches ya no son bienvenidos.
Para muchos esta medida significa un atractivo más para la visita y disfrute de la naturaleza y la tranquilidad.
La ciudad de Djakovo es la cuna de la singular raza de caballos Lipizzaners.
Estos ejemplares, criados en el reinado de los Habsburgo bajo el imperio Austrohúngaro en la actual ciudad croata de Djakovo, nacen con pelaje oscuro y adquieren una blancura nívea alrededor de los nueve años.
En Djakovo, aún mantiene la tradición de la cría y adiestramiento en escuelas especializadas para la exhibición.
Situado en la calle Tomić, que conecta la calle Ilica (Donji Grad) con Strossmayerovo šetalište (paseo Strossmayer) al norte (Gornji Grad), es una de las atracciones reconocibles de Zagreb.
Su vía, de 66 metros, lo convierte en uno de los funiculares de transporte público más cortos del mundo. Fue construido en 1890 y ha estado en funcionamiento desde el 23 de abril de 1893. (124 años).
En su libro «Machine Novae» (Nuevas Máquinas), Faust Vrančić, obispo y erudito croata de Sibenik sugirió más de 50 invenciones relacionadas con máquinas, acompañadas por los dibujos adecuados.
Uno de estos dibujos, Homo volantis (Hombre volador), muestra un hombre con paracaídas saltando de una torre de ladrillo.
Se cree que se trata del Campanile de San Marcos en Venecia y que fue el mismo Vrančić quien le hizo la prueba su diseño de paracaídas en 1617, a la edad de 66 años.
En Zagreb, la «Ciudad Alta» y Kaptol (otra zona de la Ciudad Alta), siguen manteniendo la luz pública de principios del siglo XIX.
Cada día al anochecer dos personas que trabajan como «encendedores» dan luz a las más de 200 farolas que funcionan con gas.
Así se conoce la capital croata, debido a lo cómoda que resulta, tanto para sus locales como para quien va de turismo.
Cuando empieza el buen tiempo la gente sale de sus casas y los lugares más públicos se abarrotan de personas.
Sus calles, plazas y terrazas son el mejor lugar para pasear, tomar algo y encontrarse con amistades y conocidos. Una sensación de comodidad que hace que el visitante se sienta como en un auténtico local más.
Sus habitantes ajustan la hora de sus relojes gracias a un cañón.
En el siglo XIII la Torre Lotrščak, la única que se conserva desde entonces, marcaba el anochecer e invitaba a los habitantes de la ciudad a regresar a sus casas antes que se cerraran las puertas de la fortaleza.
Desde el Año Nuevo de 1877, cada día en memoria a esos tiempos, se dispara el cañón de la Torre Lotrščak marcando el mediodía y los ciudadanos se ajustan sus relojes según este cañonazo.
El comienzo oficial del naturismo en la isla de Rab se remonta al año 1936 cuando la isla fue visitada por el Rey de Inglaterra, Eduardo VIII, al que las autoridades de Rab permitieron bañarse desnudo en la playa Kandarola junto con su mujer.
Desde 2011 Croacia, y en concreto las ciudades de Split y Dubrovnik, han sido dos de los escenarios claves de la serie de HBO «Game of Thrones».
«King’s Landing», la capital de Poniente, es una Dubrovnik de tejados rojizos y murallas ancestrales que han ayudado a disparar el turismo y atraer otras producciones de Hollywood como el siguiente episodio de Star Wars, cuyo rodaje en la ciudad croata a principios de este 2016, revolucionó a aquellos turistas que no esperaban encontrarse con robots y espadas láser en sus calles.
(Por Waldo Violić Adams)
Con los fuertes de Sveti Mihovil y Barone, ambos recién renovados, la ciudad de Sibenik ha entrado este año al jubileo, celebrando 950 años desde la primera vez que fue mencionada en una carta del rey croata Petar Kresimir IV.
Si no fuere por esos fuertes, además de los fuertes de Sveti Ivan y de Sveti Nikola, éste en el canal de Sveti Ante desde el cual la ciudad defendió los intentos otomanos de conquistar la costa dálmata, la historia de esta parte de Dalmacia habría tomado seguramente otro rumbo.
Debe señalarse que el fuerte Barone debe su nombre al Barón Degenfeld, un alemán al servicio de la República de Venecia, quien supervisó la defensa de Sibenik frente a los turcos.
Según la creencia popular, la ciudad nororiental de Ludbreg, Croacia, es el centro del mundo y por eso lo celebran cada 1º de abril, coincidiendo con el día del nacimiento de su patrona Ludberga.
Cuenta la leyenda que esta mujer, hija del administrador de la hacienda de un conde, expulsó al demonio golpeándolo tan fuerte con una cruz que al otro lado del globo emergió Antipodravina, de la que sólo quedó el islote de Antípoda.
EMPERADORES
• DECIO (Cayo Mesio Quinto Trajano)(249-251), Nació en Bubalia, aldea próxima a Sirmium.
• CLAUDIO II (Marco Aurelio)(268-270). Descendía de una antigua e ilustre familia dálmata.
• AURELIANO (Lucio Dominicio)(270-275). Nación en Sirmium (Panonia).
• PROBO (Marco Aurelio)(276-282) Nació en Sirmium (Panonia).
• CARO (Marco Aurelio)(282-283). Natural de Iliria.
• DIOCLECIANO (Cayo Valerio Jovio)(284-305). Nació cerca de Salona, capital de Dalmacia.
• MAXIMILIANO HÉRCULES (Marco Aurelio))286-307). Nació en Sirmium.
• SEVERO II (Flavio Valerio)(305-307). Nació en Iliria.
• MAJENCIO (Marco Aurelio Valerio)(306-312). Oriundo de Sirmium.
PAPAS
• SAN CAYO (283-296). Sobrino de Diocleciano, nació en Solin (Salona), provincia de Croacia.
• JUAN IV (640-642). Nació en Zadar, Dalmacia.
• SIXTO V (1585-1590) Descendía de una familia dálmata de Kruševice, localidad situada entre Dubrovnik y Boka Kotorska.
(Por Waldo Violić Adams)
La diplomacia de la República de Dubrovnik, en 1768, hizo un pacto con los turcos, que se asentaban en lo que es ahora Bosnia- Herzegovina, que consistía fundamentalmente en que, para evitar ser atacada directamente por los venecianos, que trataban de dominar el Adriático, le daba a los turcos el uso de 20 kilómetros de costa, que éstos protegerían y que haría una primera defensa frente a Venecia.
Este pequeño corredor, que culmina en la ciudad costera de Neum, pasó a ser territorio de Bosnia-Herzegovina después del desmembramiento de Yugoslavia y sobre el que ejerce hasta hoy dominio lo que dividía Croacia entre Split y Dubrovnik.
Esto se solucionó con la construcción de un puente que une ambas partes de Croacia el cual fue inaugurado el 26 de julio de 2022.
La isla de Brač, de donde provienen la mayoría de los inmigrantes croatas que llegaron a Chile, es considerada una de las mas hermosas de Europa.
Destaca en ésta la playa, de forma triangular, «Zlatni Rat» («Cuerno Dorado»).
Paraíso de los surfistas, dada la presencia de los vientos conocidos como «mistral», este promontorio se deja erosionar por unas aguas y brisas que moldean su formación según la época del año y la convierten en una ensenada de mil matices.

El órgano marino, (en croata «morske orgulje»), es una edificación arquitectónica, situada en la costa de la ciudad de Zadar, que produce música por medio del empuje de las olas sobre el aire en una serie de 35 tubos situados por debajo de un gran conjunto de escalones de mármol.
Según el tamaño de los tubos y la velocidad del aire se generan sonidos relajantes como de flautas los que son impredecibles, pero incesantes, por la naturaleza de su fuente como lo es las olas del mar.
Presionar aquí para escuchar el órgano marino.
El dispositivo fue diseñado por el arquitecto Nikola Bašić como parte del proyecto para rediseñar la nueva costa de la ciudad (Nova riva), y el sitio se abrió al público el 15 de abril del año 2005.
El queso de Pag se produce exclusivamente de la leche de ovejas autóctonas de Pag.
Este queso, estando maduro, mayor de cinco meses, tiene un característico sabor picante, un olor específico, la estructura ligeramente marmórea y granulada y se desmenuza y derrite en la boca.
Tiene forma de cilindro que pesa algunos dos kilógramos y la corteza firme de color amarillo dorado.
El queso de Pag se produce de manera tradicional, en la fábrica “Sirena – mala sirana”, fundada por Ivan Gligor, con la aplicación del saber contemporáneo de la producción de quesos.
Este queso ganó múltiples premios nacionales e internacionales.
La recolección de esponjas ha sido un oficio artesanal tradicional en la isla de Krapanj desde hace 300 años.
Se empezó a recolectar esponjas ya en la Edad Media, primero en las islas del Mar Egeo y después en todo Mediterráneo.
En Krapanj hoy en día existen unas diez tripulaciones que se dedican a la recolección de esponjas y, con la modernización, llegaron técnicas más refinadas para el procesamiento de esponjas, lo que antes se hacía a mano.
La esponja es conocida como un medio de limpieza excepcionalmente higiénico y de muy buena calidad y ya en la edad media se la empezó a usar en medicina.
La tradición de muchos siglos de manufactura de encajes de bolillos en la región de Lepoglava, (Condado de Varaždin, en el norte de Croacia), engendró y preservó hasta hoy una forma peculiar de hacer el encaje que es, antes de todo, el resultado del talento de Danica Brössler.
Numerosas encajeras diligentes transformaron sus ideas en productos finales que hoy en día reconocemos como encaje de Lepoglava.
Para la manufactura de encaje se usa hilo muy fino de algodón o lino. El encaje de Lepoglava puede ser blanco o beige, contiene formas estilizadas de flora y fauna y motivos barrocos y geométricos.
La pequeña empresa fabricante de jabones finos de Brač fue creada con el propósito de producir jabón basado en aceite de olivas virgen de la isla.
En un corto período los jabones finos de Brač se desarrollaron como un reconocido producto que puede ser adquirido en tiendas de regalos y perfumerías a lo largo de Croacia.
Todos los jabones son hechos y cortados a mano por lo que cada jabón es único en su clase.
Son completamente naturales y sin ningún conservante. Contienen exclusivamente aceites de origen vegetal.
(Por Waldo Violić Adams)
Poco conocido es el período de la conquista de los francos en Croacia que duró los siglos 7 y 8, producto de la política agresiva y ambiciosa de Carlomagno que, aunque no sabía leer ni escribir, hizo lo mejor con la espada y el fuego para convertir a los pueblos de Europa a la religión y cultura romana.
Este arquitecto del sistema feudal de Europa occidental, que conquistó Croacia, implantó un nuevo orden social que rompió con la estructura social eslava de democracia popular la que, por lo demás, había comenzado a decaer con la designación de los zupans (príncipes) locales.
La conversión de los croatas al cristianismo, durante la ocupación de los francos, fue extremadamente dura, llegando a masacrar poblaciones para alejar a los dioses eslavos.
Tanto fue así que el emperador bizantino Porphyrogenitus, incluso, señaló que los francos alimentaban a sus hambrientos perros con bebés eslavos.
Jerónimo de Estridón, Dalmacia, 340, Belén, 30-9-420, San Jerónimo para los católicos y ortodoxos.
San Jerónimo fue un célebre estudioso del latín en una época en la que eso implicaba dominar el griego.
Comenzó la traducción de la Biblia en el año 382 corrigiendo la versión latina existente del Nuevo Testamento.
Aproximadamente en el año 390 pasó al Antiguo Testamento en hebreo, completando su obra en el año 405.
Con sus obras, resultantes de su notable erudición, ejerció un influjo duradero en la forma de traducción e interpretación de las Sagradas Escrituras y en el uso del latín como medio de comunicación en la historia de la Iglesia.
Es considerado como un santo por la Iglesia católica, la Iglesia ortodoxa, la Iglesia luterana y la Iglesia anglicana.
Nació durante una fuerte tormenta eléctrica. Según cuenta la leyenda familiar, la partera afirmó que los relámpagos eran un mal presagio y pronosticó que el niño sería un “hijo de la oscuridad”, a lo que su madre espetó: “No, será un hijo de la luz”.
Era un hombre divertido.
Tesla tenía un gran sentido del humor.
Tesla y Edison eran rivales, pero no enemigos.
Al principio de su carrera Tesla trabajó para Edison en el marco del diseño de generadores de corriente continua, pero pronto renunció para dedicarse a su propio proyecto, el motor de inducción de corriente alterna. Ambos ámbitos de desarrollo mantenían una guerra en aquel momento, con Edison apostando por la corriente continua y Tesla por la corriente alterna. Cuando se incendió el laboratorio de Tesla, Edison le proporcionó uno nuevo. Claramente había un poco de respeto mutuo.
Desarrolló la idea de la tecnología del “smartphone” en 1901.
En su carrera por desarrollar la radio transatlántica, Tesla describió a su patrocinador y socio de negocios JP Morgan un nuevo medio de comunicación instantáneo que consistía en recolectar mensajes de telegramas que se canalizarían hasta su laboratorio, donde serían codificados. A cada uno se le asignaría una nueva frecuencia y esta se transmitiría a un dispositivo que cabría en la mano.
Fue el primero en pensar en la revolución de la información en el sentido de la entrega de información a cada usuario individual.
Odiaba las perlas.
Tesla no podía soportar las perlas, hasta el punto de que se negaba a hablar con mujeres que las incluían en su joyero. Cuando su secretaría llevaba perlas, la mandaba para casa. “Nadie sabe por qué tenía tal aversión, pero Tesla tenía un sentido muy particular del estilo y de la estética”.
Tenía memoria fotográfica y miedo a los gérmenes.
Tesla tenía lo que se conoce como memoria fotográfica. Era conocido por memorizar la información de los libros y las imágenes para desarrollar inventos mentalmente. También poseía una poderosa imaginación y la capacidad de visualizar elementos en tres dimensiones. Asimismo, poseía hábitos de higiene excesiva a raíz de que estuvo a punto de morir a causa del cólera.
David Schwartz fue un pionero de la aviación croata. Él diseñó y construyó el primer globo aero dirigible. Su invención fue probada ante el ejército alemán el cual la aprobó.
Poco tiempo después falleció de un ataque cardíaco y el Conde Ferdinand Von Zeppelin le compró los planos a la viuda de Schwartz y construyó el globo aéro dirigible al cual le puso su nombre.
(Por Waldo Violić Adams)
El gobierno de la República de Dubrovnik sobre la península de Peljesac duró hasta 1808, cuando Francia la conquistó y abolió dicha República.
La conquista francesa duró poco y dejó pocos recuerdos en Pelješac, salvo «El Camino de Napoleón», construido como una necesidad estratégica del conquistador para contrarrestar su inferioridad en el mar, controlar toda la península y mantener a Korčula y a Mljet fuera de la influencia inglesa.
Se trata de un «camino» de seis kilómetros de largo, entre Ston y Orebić que fue realizado en las áreas donde los cerros ocultaban la vista directa desde el mar.
La estrategia militar de aquel entonces hoy es una atracción turística.
(Por Branko Marinov)
En 1917, Ana e Ivan Batalić cumplieron 86 años de casados con 102 y 103 años de edad, respectivamente. Viven en una aldea cercana a Vrlike, en Croacia.
Son el matrimonio de más edad en toda Europa. Ellos se conocieron y enamoraron cuando eran muy jovencitos.
Los padres de Ana no estaban de acuerdo con esa relación por lo que, cuando ella cumplió 17 años, se escaparon juntos para casarse.
Cuenta Ana que jamás se arrepintió de haber seguido a Ivan. Siempre fue bueno y lo sigue siendo.
Sembraban trigo, maíz y cuidaban su ganado, vacas, ovejas, cerdos…
Ella se dedicó a cuidar a sus siete hijos, un varón y seis mujeres, de quienes les nacieron 15 nietos y 17 bisnietos.
Extrañan mucho a la gente del pueblo, ya quedan pocos y los que hay, no se visitan entre ellos.
Para sus cumpleaños los visita el alcalde de Vrlika, y les trae una canasta llena de frutas y kolaći.
Ana dice que si no fuera por sus hijos, no sabe como sobrevivirían. No tienen pensión, reciben 1.000 kunas de ayuda social entre los dos.
Ana cuenta su secreto para vivir tantos años: comer comida casera, repollo, pavita, leche, yoghurt , beber agua y vino, pero este último solo para Navidad. Ser bueno con todos, respetar a las personas, no pelearse. Agrega «Ustedes, los jóvenes, no saben vivir” No sirve así, todo a las apuradas ….»
  (Del libro de Cedomil Goić «Bibliografía de autores chilenos de ascendencia croata»)
En la historia de la literatura nacional, la presencia de escritores chilenos de ascendencia croata se extiende en Chile por diez generaciones, desde mediados del siglo XIX hasta el presente.
El primero de los autores registrados es Arturo Givovich (1855-1905), quien nació en Valparaíso, participó en la Guerra del Pacífico y escribió una novela sobre ella desde un punto de vista autobiográfico.
Fue autor, entre otros, de un famoso artículo de costumbres sobre «El valdiviano» y autor de una obra de teatro.
(Por Waldo Violić Adams)
El área de la pequeña ciudad de Nin conserva trazos de una continua presencia humana desde el Neolítico temprano, tales como griegos e ilirios, hasta convertirse en la Edad Media en el asiento de los gobernantes croatas.
En el siglo XI se construyó allí la catedral de la Santa Cruz (Sveti Kriz), que fuera denominada por el arquitecto e historiador T. G. Jackson como «la más pequeña catedral de la Cristiandad», que hasta hoy se conserva para admiración nuestra.
El primer croata que trabajó en la industria salitrera, y al que se le identifica plenamente, fue Pavao Cicarelli, oriundo de Pučišća, Isla de Brač, quien arribó a Iquique en 1855.
Trabajó primero en el comercio y posteriormente en la industria del salitre.
Junto a José Devescović de Roninj llegó a ser codueño de las Oficinas Mercedes y Constancia. Regresó a Brač en 1871.
(Por Waldo Violić Adams)
La primera vez que a Croacia se la denominó «República» fue en Abril de 1945, siendo su primer gobernante el Dr. Vladimir Bakarić, uno de los más promitente líderes de la guerra de liberación nacional de Croacia.
Esto ocurrió en Split, puesto que Zagreb aún no había sido liberada, lo que aconteció un mes después. Hoy Croacia es una república reconocida por todos los países del mundo.
(Por Waldo Violić Adams)
Las laderas sur de las montañas de la península de Pelješac (Dubrovnik) son las más asoleadas de Dalmacia y de allí es que viñedos, de donde proviene el famoso vino Dingač, produzcan uvas de una dulzura extraordinaria.
Si a lo anterior se suma una frondosa vegetación que cubre dichas montañas es natural que existiera allí una gran cantidad de culebras.
Los habitantes de esa región tuvieron, hace un tiempo, una brillante idea: traer mangostas desde la India para combatir las culebras.
Resultado: antes los «pelješani» trataban de controlar a las culebras, ahora tratan de controlar a las mangostas…
Nacido el 18-05-1711, en la República de Ragusa, (hoy Dubrovnik). Físico, astrónomo, matemático, filósofo, poeta y jesuita, vivió en Inglaterra, Francia e Italia, último país donde falleció.
A los 15 años comenzó a escribir ensayos científicos de matemáticas, física y astronomía, adquiriendo una reputación de científico superdotado.
Es famoso por su teoría atómica, claramente elaborada en un sistema utilizando los principios de la mecánica newtoniana.
También hizo grandes contribuciones a la astronomía, incluyendo un procedimiento geométrico para determinar el ecuador de un planeta en rotación a partir de tres observaciones de su superficie y su órbita, a partir de tres observaciones de su posición.
Editó muchas obras científicas siendo la más importante «Teoría de filosofía natural».
Con ocasión del aniversario de la edición de este libro, el famoso físico Nils Bohr destacó, en un simposio realizado en Dubrovnik, que las teorías de Bosković atraían cada vez un número mayor de científicos contemporáneos.
De las tres clases de mamíferos denominados «Marta», dos habitan en Croacia, la marta dorada (kuna zlatica), que se encuentra en los bosques de Gorski Kotar, y la marta blanca (kuna bjelica), que habita las islas de Krk y Cres.
A comienzos del siglo X, durante la ocupación veneciana, los habitantes de estas islas debían pagar tributo y lo hacían, especialmente en la Isla de Cres, con pieles de kuna, que entonces eran consideradas muy valiosas.
Como con la piel de la kuna se pagaban impuestos se comenzó a usar su nombre para la moneda nacional croata.
Además la kuna está presente en el escudo croata, representando a la región de Slavonia.
(Por Waldo Violić Adams)
A pocos kilómetros al norte de Dubrovnik, camino a Split, se sitúa la península de Pelješac y la primera perla que se encuentra al ingreso a ésta es el pueblo de Ston y, en él, la muralla medieval que se remonta al siglo 14 la cual, atravesando la especial geografía de toda la península, tiene 5.500 metros de longitud, constituye la más larga de Europa.
En la mitad del siglo XV, la muralla fué edificada por encargo de la República de Dubrovnik y tiene tres fortalezas, diez torres redondas, treinta torres cuadradas y seis bastiones semicirculares.
Su construcción duró casi cuatro siglos, atendidas las dificultades del terreno en que fue edificada y tuvo por objeto proteger Ston y su producción de sal, importante aporte (un tercio del total) de los muy altos e importantes ingresos de la República de Dubrovnik.
Veliki Kastio, cuya construcción partió en 1357, es la mayor fortaleza en Ston, fue la residencia de su Rector y protegía la ciudad, que aún es donde existe la más antigua planta del mundo de obtención de sal por evaporación del agua de mar.
Esta expresión de júbilo o victoria se cree que deriva del grito de guerra «U raj, u raj» (U rai, u rai), que los guerreros croatas exclamaban cuando entraban en combate. Significa, «Al cielo, al cielo».
En la antigüedad los croatas era un pueblo pagano y creían que, si morían en combate, iban al cielo.
Similar a los vikingos que creían ir al «Walhala» (Cielo), según la mitología nórdica.
(De la revista Male Novine)
La paloma de Vukovar, descubierta en una excavación arqueológica, realizada en 1938, cercana a la ciudad de Vukovar, a orillas del Danubio, se considera la figura más antigua de Europa.
El objeto es un ejemplo excepcional de arte, como símbolo religioso, y se estima que fue creada entre los años 2800 y 2500 A.C.
Por Waldo Violic Adams)
La isla de Mljet, en tiempos antiguos «Melita», pasó a ser parte de la República de Dubrovnik en el siglo XIV. Es la isla más forestada del Adriático, ya que un 72% de su superficie son bosques. Tiene también dos lagos que están conectados entre sí y con el mar.
Un monasterio benedictino fue construido allí, en el lago mayor, en el siglo 12 y fue transformado en el siglo 18 en un importante centro cultural donde escritores y estudiantes de Dubrovnik usaban vivir.
Abandonado en el último siglo, hoy es un lujoso y espléndido hotel.
Lavoslav Ruzicka, nacido en Vukovar, fue el primer croata laureado con el Premio Nobel. Sus primeros trabajos fueron en el campo de la biología.
En Zurich, Suiza, comenzó el período más productivo de su carrera.
Después de su éxito en la síntesis de las hormonas androsterona y testosterona, su laboratorio ocupó una posición líder en el campo de la Química Orgánica.
En 1939, con Adolf Butendandt, ganó el Premio Nobel de Química.
(Por Waldo Violić Adams)
Se ha dicho mucho, y es una gran verdad, que una de la causas de la emigración dálmata a Chile, entre otros países, fue el ingreso a Dalmacia y particularmente a Brač de la peste de la filoxera y la pérdida de los viñedos.
Para dimensionar esta pérdida debe señalarse que en Brač había cuatro veces más viñedos que en Hvar y Vis y que el vino dulce de Nerezišća, llamado «vugova de Brač», había recibido diplomas y las mayores distinciones en la Exposición de Zagreb (1864), en Viena (1866) y en Paris (1867), presentado por el productor Mate Beroš.
Brač llegó a tener 12.156 hectáreas de viñas y luego, a raíz de la plaga, los campesinos sufrieron enormes pérdidas y se vieron obligados a emigrar.
Es decir, quienes son descendientes de croatas de Brač deben su existencia en Chile a una plaga……. ¡Vaya vueltas de la vida!
Messer Marco Millione, a quien los italianos llamaban Marco Polo, fue uno de los más grandes navegantes del mundo. Se cree que nació, en 1254, en la isla de Korčula.
Su padre y tío eran comerciantes venecianos quienes, por casualidad, llegaron a la corte del gobernante mongol Kublai Kan.
Marco Polo vivió en esa corte durante 17 años tiempo durante cual viajó y desarrolló un profundo conocimiento de gran parte de Asia lo cual describió en su libro de viaje.
(Por Waldo Violić Adams)
Los habitantes de Omiš y Poljica fueron denominados por las fuentes latinas de la época, siglo 12, como «las tribus sin Dios de Kacić» por su firme adhesión a las tradiciones antiguas de libertad para las tribus y los clanes.
Tanto es así que, cuando el rey húngaro, ejerciendo sus derechos feudales, donó parte de ese territorio a la arquidiócesis de Split, lincharon al Arzobispo Raineri que fue a tomar posesión de ese territorio en 1180.
Surgió entre ellos una fuerza revolucionaria que chocó con la conducta y las leyes de la época, a tal punto que el Papa los llamó los «más amargos enemigos de Cristo», mandando a su delegado Acontius, en 1221, que juntara un ejército y los aniquilara.
Con una sabiduría naval superior la flota de Omiš escapó y sus marinos muchas veces asolaron ambas costas del Adriático y se defendieron durante un par de siglos usando sus rápidos navíos, conocidos como «las flechas», hasta que, finalmente, sucumbieron ante el poder militar superior de Venecia.
Juraj Julije Klović, nacido en 1498, en el pueblo Grizane de Croacia, conocido con el nombre latino de Georgius Julius, fue uno de los más grandes miniaturistas europeos, en temas religiosos, del siglo 16.
Se lo llegó a llamar «El Miguel Ángel de la miniatura».
(Por Waldo Violić Adams)
Trogir, hermosa ciudad croata de monumentos, fué fundada en el siglo III antes de Cristo por comerciantes griegos, con el nombre de Tragurion.
Como consecuencia de la llegada de los eslavos a la región muy poco se conservó de ese período.
Sin embargo, las monjas de un convento benedictino conservaron un relieve griego de Kairos, dios de la oportunidad, probablemente proveniente del siglo I antes de Cristo.
Gracias a ellas, tenemos la oportunidad de conocerlo.
Filip Lusić, navegante de Sutivan, Isla de Brač, llegó a Montevideo, Uruguay, en 1837, donde, algunos años después, organizó el primer auxilio de barcos en el Atlántico Sur.
(Por Waldo Violić Adams)
Durante los casi doce siglos que duró la independencia de Dubrovnik sólo se erigió un monumento individual, que luce hasta hoy en el Palacio del Rector.
Fue erigido en 1638, en honor de Miho Pracat, un plebeyo nacido en Lopud, que llegó a ser tan importante como haber sido amigo personal de Felipe II de España y que dejó casi todas sus inmensas propiedades a la República a su muerte en 1606.
Sin embargo, y como extraña ironía del destino, los patricios de Dubrovnik le impidieron durante toda su vida ser parte de la nobleza de la República, a la que nunca pudo ingresar.
El primer automóvil que cruzó las calles de Zagreb, convirtiéndose así en el primero que apareció en toda Croacia, fue conducido por el mecánico y comerciante Ferdinand Budički, en el año 1901.
(Por Waldo Violić Adams)
En el año 1848, cuando los croatas, comandados por el Ban Jelancić, quien reuniera a 40.000 hombres, ayudados por los austríacos, lograron librarse de los húngaros y llegaron a ocupar Buda y Pest.
El húngaro Lajos Kossuth se llevó con él la corona de San Esteban, símbolo de la monarquía húngara, para que no cayera en manos ajenas y la enterró en Orsona.
El problema es que, sin saberlo, Orsona pertenecía a Rumania y no a Hungría… Un pequeño error.
En 1917, la persona de mayor edad en Chile, con carnet de conductor vigente en Antofagasta, recientemente renovado, pertenecía a don Juan Cvitanić Harasić, ¡¡¡de 100 años cumplidos!!!
(Por Waldo Violić Adams)
En el siglo XVII apareció y se fortaleció el movimiento paneslavista que, naturalmente, se incorporó en los ideales de muchos intelectuales croatas.
Una de sus figuras más significativas fue Juraj Krizanić quien, ilusionado con la incorporación de los rusos a este ideal, viajó a dicho país en pos de ello pero resultó que allí fue apresado por sospechoso de actividades anti zaristas y enviado por quince años a Siberia, desde donde volvió a Croacia, evidentemente, desilusionado.
(Por Waldo Violić Adams)
En el islote de Košljun, próximo a la isla croata Krk, existe un hermoso monasterio franciscano en cual funcionó uno de los bancos más antiguos de Europa.
Estuvo operando desde el siglo XVII al XIX y otorgaba préstamos a los pobres a bajo interés protegiéndolos así de los usureros.
El mármol utilizado en la Casa Blanca, lugar de residencia del Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, proviene de la Isla de Brač.
(Por Waldo Violić Adams)
Los croatas siempre han estado defendiéndose de extranjeros que han querido imponer su religión, idioma, literatura y modo de vida, rebelándose firmemente contra ello, incluso con la fuerza.
Una de las primeras revueltas populares en contra del dominio de Venecia ocurrió en Hvar, bajo el liderazgo de Matija Ivanić, en 1510, hasta que fue aplastada en 1514.
La más recordada, por lo cruenta, fué la insurrección campesina liderada por Matija Gubec que, después de un éxito inicial, terminó con Gubec coronado en Zagreb con una corona calentada al rojo, en el mismo lugar en el que, hasta el día de hoy, se recuerda tan bestial suceso.
El primer documento, en toda Europa, que prohibía terminantemente la comercialización de esclavos, fue el Estatuto de la isla de Korčula, firmado en el año 1214.
(Por Waldo Violic Adams)
El año 679, Borko, Ban (rey o príncipe), de Croacia y convertido al catolicismo, viaja a Roma para exigir allí la creación de un obispado croata.
Esto es accedido por el Papa Agatón a quien Borko hace una promesa solemne: jamas atacar a otro país para conquistarlo y vivir en paz con sus vecinos.
Promesa cumplida ya que Croacia, desde el siglo VII, nunca ha agredido a otro país con la intención de conquistarlo.
El primer Estado en reconocer, en 1787, la independencia de los Estados Unidos de América, fue la República de Dubrovnik.
(Por Waldo Violić Adams)
Sergio Karlezi, junto a su padre Rodolfo, fueron quienes organizaron el primer HomeCenter en Chile, por el año 1968.
Esto fue reconocido por los actuales propietarios de esta mega ferretería (Familia del Río), reconocimiento publicado en una revista que esta familia edita.
Uno de los primeros clientes del Homecenter de los Karlezi fue el Supermercado JUMBO, cuando abrió el rubro alimentos y varios otros, entre ellos, el de ferretería liviana.
(Por Waldo Violić Adams)
El general de división francés Auguste Frederic Louis Viesee de Marmont, a quien Napoleón le encargó la conquista de Dalmacia y la constitución de las provincias “ilirias” del imperio, de las cuales fue gobernador general durante cinco años, tuvo dos facetas muy distintas para sus habitantes.
Para quienes vivían en gran parte de Dalmacia y bajo el imperio austro-húngaro fue un salvador respecto de ese yugo extranjero, a tal punto que una de las calles más importantes de Split lleva su nombre.
Para los habitantes de la República de Dubrovnik fue quien le hizo perder su libertad, después de tantos siglos gozándola, y lo hizo de manera artera pues las autoridades de esa república le ofrecieron, en signo de amistad, las llaves de la ciudad y él y su tropa sencillamente se quedó con las llaves y la ciudad, alzando allí la bandera francesa, y, por último, agregó a “su hazaña” un escarnio: se hizo nombrar en 1808 “Conde de Ragusa”, antiguo nombre de Dubrovnik.
La farmacia más antigua de Zagreb, ubicada cerca de La Puerta de Piedra, data del año 1355 y, desde esa época, no ha dejado de funcionar.
Slavoljub Penkala, oriundo de Zagreb, inventó la pluma estilográfica y el bolígrafo en 1906.
(Por Waldo Violić Adams)
Toda la economía de Dubrovnik se basaba en la navegación y el comercio marítimo. Se ha descubierto que de las tres naves de Colón, sólo la Santa María era una carabela, las otras dos eran carracas.
El 7 de Octubre de 1571 se lograron enfrentar en Lepanto, en el Mediterráneo, la flota combinada de los países cristianos, comandada por don Juan de Austria y la flota turca, compuesta por 250 navíos.
Esta última, que contenía mayor número de combatientes que la de los cristianos, tenía una formación cerrada que hacía difícil penetrarla por los navíos de guerra cristianos, pesados y lentos.
Por ello, la flota de carracas de Dubrovnik asumió la carga inicial y frontal del ataque y, con la rapidez de sus naves, logró desarticular en parte la formación turca, por donde penetraron las naves cristianas mayores, lográndose así la victoria final y la pérdida completa del peligro marítimo turco.
La República de San Marino, considerada el estado soberano y república constitucional más antigua del mundo, de solo 61 km cuadrados, enclavada dentro de Italia, fue fundada en el siglo IV por el picapedrero Marino dálmata que, en el siglo IV, se estableció allí con un grupo de compañeros, huyendo de las persecuciones de Diocleciano.
(Por Waldo Violić Adams)
A comienzos de 1920, Antofagasta no tenía molo en su incipiente puerto y el Fisco chileno no contaba con el dinero para construirlo.
La licitación para su construcción la ganó, entonces, un ingeniero de apellido Lagarrigue quien no logró conseguir el dinero necesario y entonces recurrió a nuestro conocido Pascual Baburizza, con quien formó la sociedad «Baburizza, Lagarrigue y Compañía».
Después de diversos episodios, el puerto de Antofagasta fué inaugurado en 1928 por el Presidente Carlos Ibáñez. El pago de estos trabajos se demoró en demasía y, posteriormente, el Ministro de Hacienda Gustavo Ross, lo hizo, en parte, dándole a Baburizza el sitio existente en calle Agustinas esquina Teatinos.
Esto, con la «sugerencia» de construir allí un hotel moderno, lo que don Pasko hizo con la asesoría de su colaborador y gran calculista Vicente Kolović llamándolo, por su amor a Chile, Hotel Carrera.
En el año 2010 un grupo de científicos croatas determinó que todos los seres humanos tenemos entre un 1% y un 4% de los genes del hombre de Neardental.
(Por Waldo Violić Adams)
Ricardo Corazón de León, Rey de Inglaterra, encabezó en 1189, junto a Federico Barbarroja y a Felipe Augusto, la tercera cruzada, una de las más exitosas.
Habiendo naufragado cerca de Dubrovnik, lo salvaron en Lokrum y prometió erigir, en esa pequeña isla, una iglesia votiva a Santa María, pero sus salvadores, los ciudadanos de Dubrovnik, lograron convencerlo de que cediera el dinero para construir una nueva catedral, que estaba dentro de los planes de ellos.
Esta catedral, construida en magnífico estilo románico, teniendo cinco naves laterales y una cúpula, pintada con frescos de Michele de Bologna, fué completamente destruida, desgraciadamente, durante el terremoto de 1667.
En la carabela de Colón, en su viaje del descubrimiento de América, iban dos tripulantes originarios de la isla de Kolocep (Dubrovnik).
El «dingač» es un vino tinto seco, de alta calidad y cultivo de sus viñas controlado, que se produce en la península de Pelješac.
Desde 1961 se encuentra protegido por la Convención de Ginebra siendo el primer vino croata protegido por ley.
Don Pasko (Pascual) Baburica (Baburizza) Soletić ha sido la persona que ha tenido las mayores haciendas en nuestro país.
En efecto, fue dueño de la inmensa Hacienda Rupanco, que bordea el lago del mismo nombre, en la zona de Osorno.
Allí criaba un gran número de cabezas de ganado las que, después de un período de engorda, las embarcaba al norte pasando por la Hacienda de Chacabuco, en la zona de Los Andes, en donde el ganado se recuperaba, luego por la Hacienda Castilla, en Copiapó, en donde la masa bobina hacía la última parada antes de partir al viaje definitivo, hacia las salitreras para servir de sustento a sus trabajadores.
Es casi imposible hoy, pese al avance de la técnica, pensar en manejar un capital agrario de esa envergadura. Sin embrago, don Pasko lo hizo.

 

Poesía de Ivo Serge (Dr. Antonio Rendić)

(Colaboración de Branko Antonio Marinov)

El Dr. Antonio Rendić, fue un médico de Antofagasta, al que por su bondad y generosidad se lo llegó a llamar médico de los pobres y apóstol de los humildes.

Además de su labor como médico descolló en literatura escribiendo bajo el seudónimo Ivo Serge. (Ver su biografía y fotos en la página Personajes Destacados de este sitio).

En sus escritos como poeta, utilizando su seudónimo, invitaba a sus lectores a encontrar la paz y felicidad en la ternura de un niño, en la alegría del trabajo bien hecho o en el gesto fraternal al desamparado.

Presentamos los poemas de su libro «Obras escogidas, que continuaremos publicando durante 2024, además seis poemas de su  obra «Pioneros y emigrantes (Yugoslavos en Chile)»(1969). Por último 16 publicaciones que aparecían en una columna de la edición dominical de »El Mercurio» de Antofagasta. Todo con la colaboración de don Branko Marinov.

Poemas de su libro «Obras escogidas»

Poemas de la obra «Pioneros y emigrantes yugoslavos en Chile»

Columna «El Mercurio de Antofagasta», de su obra ”Palabras humildes”

Poesía de socios del CPEAC

Nuestro Rincón Literario

Poesía socios CPEAC

Pablito vivía en el campo con esa inocencia que tienen los niños que se crían lejos de las ciudades.
Le gustaban todos los animales pero sobre todo los caballos a los que podía pasar mucho tiempo observando, descubriendo en ellos su manera de caminar, su pelaje, sus colores, sus movimientos. Y se divertía poniéndole nombres a cada uno, que él mismo inventaba.

Y un día descubrió que una de las yegüitas, a la que había bautizado con el nombre de “Zandunga”, estaba con su guatita como un poquito inflada. Y cada día notaba que estaba más y más inflada.
Por eso, preocupado, pensando en que podía estar enferma, le preguntó a su mamá:
“¿Mamá, que le está pasando a la “Zandunga” que está como hinchadita?”
“Nada malo Pablito, solo que pronto va a ser mamá y lo que tiene en la güatita es un potrillito que está creciendo en ella cada día más, hasta que esté lo suficientemente grande como para nacer”.

Así Pablito quedó más tranquilo pero ahora muy pendiente de cuando iba a ser el día de ese nacimiento.
Cuando el potrillito nació quedó muy sorprendido porque éste tenía unos hermosos colores blanco y negro, que formaban como cuadritos en su pelaje, los que no nunca había visto en el resto de los caballos que formaban la tropilla.

“Mamá, mamá, nació el potrillito de “Zandunga”. Estuve pensando qué nombre le voy a poner y el que se me ocurre es “Cuadritos” por los colores blanco y negro que tiene”.
“Mamá, ¿y por qué tiene esos colores si ningún otro caballo los tiene?”.
“Porque su papá es el más negrito de la tropilla y “Zandunga” es blanca como un copo de nieve”.
Y “Cuadritos” se convirtió en el regalón de Pablito al que alimentaba, a veces a escondidas, con terrones de azúcar, pedacitos de zanahorias y otras golosinas que le gusta a los caballitos, que “Cuadritos” comía de su mano. Tanto fue el regaloneo que “Cuadritos”, cuando Pablito salía a caminar por el campo, lo seguía como un perrito.

Pablito sabía que, cuando los caballitos eran ya grandes, para poder andar en ellos, había que amansarlos y, al ver cómo lo hacían, le daba mucha pena porque parecía que los veía sufrir.
Por eso decidió que nunca iba a dejar que eso pasara con “Cuadritos” y él mismo se propuso “amansarlo” pero con caricias y regaloneos.

Un día los papás de Pablito vieron, muy sorprendidos, que Pablito estaba montado en “Cuadritos” y se asustaron pensando en que se podía caer y lastimar.
“Pablito, ¡Cuidado que “Cuadritos” puede corcovear y tirarte!”.
“No, papá y mamá, “Cuadritos” nunca me va a tirar. Yo con puro cariño le enseñé que, si yo quería andar en él nunca me iba a pasar nada malo. Así me aceptó y es por eso que puedo andar en él siempre seguro.

“Cuadritos” vivió muchos años hasta que se convirtió en viejito siendo siempre el leal amigo y compañero de Pablito.
Quiero que cada kilómetro
Te hable con gozo
Se levante de sol
Y brille en tu corazón.

Hoy me volví padre
Las noches derramadas en mis ojos
Ahora ríos de un solo mar
Tocan alegres las aguas de Brač.

Hoy me volví padre
Esta noche en tu descanso
Mi niño tomará tu mismo aliento
Anclará luz amaneciendo
El dolor traspasará de paz.

Hoy me volví padre.
(Concurso de poesía Hrvartis, 2do. lugar)
Sangre, Mar y Sur
un hilo invisible
a la distancia
de una nostalgia
de la sangre que no es agua
pero sí un sendero
proa a una nueva vida
y retorno para un recuerdo.
Esa carta partió mi pecho
Letras nubladas color roca
Lapidaron mi alma
Con vileza de puñal.

El abrazo con mi hermano
Laceró nuestras espaldas
Sangre de la guerra aquella
Tu sangre dolida de distancia.

Aún recuerdo ese adiós
Tú en esa costa blanca salina
Nosotros embarcados
Nunca más pude volverte a ver.

Se despiden las nubes
Y se rompen cómo Adriático
Se despide mi alma
Y florece en la tuya de amor.

Madre descansa calma
En la morada eterna
Otac tomará tu mano
Serás mi estrella dulce y luminosa
Madre descansa en paz.
(Concurso de poesía Hrvartis 1er. lugar)
Draćevica te miro hoy desde el molino
La dorada luz del atardecer te baña
Como si oro en polvo te hubiera llovido
En el corazón de Brač escondido
Abrazado por un mar de esmeraldas
Recostado en el regazo de Dios
Te pareces a un destello divino

Tu sangre y tu vino hoy corren por mis venas
Como la savia lo hace en los milenarios olivos
La robusta fuerza de tu alma indómita palpita
En momentos mágicos sin descanso ni fatiga

Tus muros y tus hijos en tantas mesas compartidas
Me contaron las verdaderas historias de tu pueblo
Que forjaron con su ejemplo tus viejos que han partido
Legando a sus hijos su eterno amor por Draćevica.

El viento me trae tu aroma de lavanda
Cuando el ruido de los grillos inunda mi alma
Mientras las uvas maduran en las parras
Siento la música fluir de tus gargantas.

Cuando la luz del sol ya se esconde
A mi amada le digo caminemos lentamente
Que el tiempo no vea nuestros pasos
Ni tampoco escuche nuestros besos
Así ciego y sordo de pronto se detenga
Para hacer este momento perpetuo.
Até estos sueños míos
Cómo rugiendo  
Levantándose en la furia
De este austro que me habla

¡Dame tus dolores que los calmo!
¡Dame tus anhelos que los yergo!  
Me diste tus manos nuevas<
Donaste a mi reino tus tesoros

Te traeré las cumbres últimas  
En el inicio fecundo 
De tu mar que sabe a Balcanes  
Y bebe con ardor las aguas de mi austro.
Un dolor palpitante del que no se puede escapar, un gran sentimiento de vacío profundo en el centro del pecho, ganas de que todo se acabe de una vez; al mismo tiempo de una necesidad imperante de modificarlo todo.

Ganas de matar asociadas a uno mismo, casi suicidas, casi de alma en pena.
Ganas de no abrir los ojos y quedar perpetuamente en brazos de Morfeo, rosando con los dedos nuestros sueños, esperando en un lugar cómodo, donde todo es posible y nadie nunca se va. Aquel espacio de entresueños en el que no es ni día, ni noche, sino un eterno, “in between”, en el que todo se mantiene y nada se derrumba.

Necesito volver a sentir que la vida tiene algún propósito romántico, que las cosas nunca son imposibles. Necesito que algunos despierten de esa quimera que los mantiene enclaustrados en un imposible, que abran los ojos y puedan darle la mano a la realidad. Conocerla, enemistarse y pelearse para fortalecer los lazos y que luego puedan consumar con ella una amistad inigualable, hermosa, llena de lo que hoy no está, con la que formar grandes y nuevas modificaciones a nuestro estúpido juego de la vida, y así, agrandar los contenedores para que quepan las nuevas cantidades de arena que conformaran los relojes interminables en los que quede espacio para todos, entonces, saltar de grano en grano se hará cada vez mas fácil, pues vivir dentro del reloj no será lo mismo, que solo observarlo.

Hoy mi piel se quebraja y se prepara para caer trozo por trozo, cual corteza de tronco, para nutrir el terreno que me rodea y presentarme una nueva oportunidad de ensanchar el grosor de mi tronco, agrandar mis raíces y extender mis ramas en busca de nuevos espacios en donde dejar salir mis hojas y florecer… para pronto poner a disposición mis frutos a quien se cruce por mi camino con el único afán de nutrir y alimentar.

Me extiendo desde mi pasado a mi futuro, viviendo mi presente, emprendiendo un nuevo camino de aprendizaje, enfrentándome a mi mismo para fortalecer mi nueva corteza y abrigarme de nuevas memorias. Y así, recordando aquello que mi alma alguna vez supo, edificaré peldaño a peldaño y pedazo a pedazo “mi casa en mi árbol” que albergará mi nueva infancia, mi nueva adolescencia, en este hermoso paraje que habitaré pronto junto a una maravillosa alternancia y biodiversidad de caracteres en el hermoso jardín del compartir.
(Prosa de autor español escrita en verso por Braiko)
Hay una monjita bella
En un convento de España
Hay una monja feliz
Que tiene manos de plata
Manos suaves hacendosas
Manitas bellas de santa
Que laboran todo el día
Que largas horas trabajan
Que alimentan a los pobres
Que a las flores dan el agua
Que al cielo a veces se alzan
Para adorar a la virgen
Para alcanzar de sus gracias
Pero la monjita bella
Por un caballero amada
Quiere dejar el convento
Porque también ella lo ama
Antes de irse le reza
Y pide a la virgen santa
Que le alimente a sus pobres
Y que dé riego a sus plantas
Y que cuide del convento
Al cual deja con nostalgia
Llega la noche muy negra
Y ella sus ropas cambia
Y saliendo de puntillas
Deja la gloriosa casa
En el portal está el hombre
A quien ama con el alma
Y con él se va y ya lejos
Un beso a la virgen alza
Y la monjita no vuelve
Pasan largas las semanas
Mientras tanto en el convento
Sus hermanas no la extrañan
La de las hermosas manos
En un castillo se halla
Olvidada por el hombre
A quien aun ella ama
Y la monjita recuerda
Lo feliz que se encontraba
Entre los jazmines blancos
Entre las rosas rosadas
Entre los jilgueros verdes
Que su convento habitaban
Pasa monótono el tiempo
Siguen largas las semanas
Y nuestra monjita bella
Que en castillo se hallaba
Turbada de soledad
Una mañana se arranca
Más tarde llega al convento
Con cansancio y apenada
Y cuenta a la superiora
Que ésta nada en ella extraña
Su fracasado amorío
Con el caballero de armas
Uno de barba azabache
Del que poco recordaba
La buena madre reía
Sin dar mayor importancia
A lo que la joven le hablaba
Hija mía tú lo sabes
Tú aquí siempre velabas
Por tus pobres y tu iglesia
Por tus rositas rosadas
Por jilgueros y jazmines
A los que tanto cuidabas
Tal idilio que me cuentas
Lo has soñado esta mañana
Ve y sigue trabajando
Que tus manos son de plata
Asustada la monjita
Bien pronto cuenta se da
Que la virgencita santa
Nuestra gran madre María
Su ausencia reemplazaba
Alimentando a los pobres
Dándole riego a las plantas
Y cuidando del convento
Al cual ella regresaba.
Cómo puedes decir
Ya no me quiero
Si tú eres,
El hermoso color de tus cabellos
El maravilloso verde de tus ojos
Tus lindas mejillas, tu nariz, tu ceño
El rojo de tus labios
La suavidad y tersura de tu cuello
Tus hombros femeninos
Los hermosos bultos de tus senos
Tu regazo maternal
Que acunó a tus hijos en sus sueños
Tu cintura, tus caderas de mujer
El contorno suave de tus piernas
La linda forma de tus pies y de sus dedos
Pero tú eres mucho más que solo cuerpo
Eres ternura, alegría, eres vida
Eres inteligencia y sentimiento
Eres amiga, madre, hermana, hija
Eres mucho más que todo eso
Quiérete por lo que tú eres
No es poco, ¿cierto? 
Qué bello el mundo sería
Si siempre en nuestro actuar
Pensáramos en el otro
Cómo lo puede afectar
Y nunca siendo egoísta
Solo en nosotros pensar
Al conducir por ejemplo
Respetar velocidad
Todos los pasos de cebra
Letreros no estacionar
Y lugares reservados
Para la tercera edad
O de discapacitados
Respetar siempre el lugar
Los letreros ceda el paso
Y en discos Pare, parar
Respetar el medio ambiente
Si hay basura que tirar
Hacerlo donde se evite
El entorno ensuciar
Reciclar lo que se pueda
También el agua cuidar
Para no llegar al día
Que nos empiece a faltar
En todo lo cotidiano
Al prójimo respetar
Y si alguna vez sintamos
Que nos pasan a llevar
Cuando eso nos suceda
Siempre hacernos respetar
Respondiendo prontamente
Pero con serenidad
Que la cosa conversando
Siempre se puede arreglar
Para lograr todo esto
Empezar por educar
A nuestros hijos queridos
En el seno del hogar
Como no todos los niños
Esa suerte la tendrán
Profesores de colegios
Ellos deben cooperar
En instruir a los niños
En el siempre respetar
Solo así llegará el día
En que en el mundo morar
Sea algo muy hermoso
Solo para disfrutar
Deja que tu existencia fluya
Déjala recorrer por los caminos
Que día a día tu voluntad y entorno
Van construyendo desde que eras niño
Disfruta de la vida simplemente
Teniendo siempre por principio
El no dañar a nadie en ese empeño
Más bien procurando el beneficio
De todo aquel que te rodea
Padres, hermanos, amigos o enemigos
Frente a la adversidad no te deprimas
Acepta el plan que Dios tiene contigo
No trates de culpar o bien culparte
De lo que fue o lo que pudo haber sido
Deja que tu existencia fluya
Y, al fin, a Dios que guíe tu camino.
En aquellas noches
En que el triste otoño
Con sus lluvias frías
Con sus vientos sordos
Todo lo entristece
Yo me siento solo
Y en mi soledad
Me pregunto cómo
Cómo estarán aquellos
Los que sufren, ¿cómo?
Los que sin un techo
Los que sin un toldo
Llenos de pesares
No tienen un poco
Del calor, del pan
De lo que yo gozo
¿Creerán en Dios?
¿Creerán en nosotros?
¿Odiarán al mundo
que los deja solos?
O ya no podrán
Sus resecos ojos
Volver a llorar
O quizás tampoco
Ya puedan sus labios
Desahogar su enojo
Gritar, maldecir
A todos y a todo
Y entonces pienso en mí
Y me encuentro poco
Me siento egoísta
Impotente lloro
Yo que tengo hogar
Yo que siempre como
Cuánto me he quejado
Y lo tengo todo
Y la noche fría
Y el viento de otoño
De susurro triste
Semejando coros
Se llevan mis penas
Me dejan más solo.
La edad, esa tirana implacable
Que nos marca día a día
Que sigue sin un descanso
El pasar de nuestras vidas
Mostrándonos sus efectos
Sin estar nunca vencida
Como siempre recordando
Lo fugaz de nuestras vidas
De jóvenes no los vemos
Ni pensar que llegarían
Los efectos de la edad
A complicarnos la vida
Los percibimos muy lejos
Por allá, en algún día
En que mejor no pensar
Como si la juventud sería
Algo que siempre durara
Que nunca terminaría
Por más que nos arreglemos
Por medio de cirugías
Al final siempre aparecen
Las odiadas arruguitas
O queramos ocultar
Por medio de tinturitas
El color de los cabellos
Esas rebeldes canitas
Que siempre reaparecen
En pocos o varios días
Por eso no hay que esconder
Nuestra edad cual si sería
Algo que nos avergüence
Que ocultar de nuestra vida
Mas con orgullo asumir
Nuestra edad con hidalguía
Viviendo con dignidad
Nuestra edad, día tras día.  
Siempre el decir te quiero
A quien quiera que se diga
Debe implicar compromiso
Y nunca debe decirse
Sin estar bien convencido
De ser incondicional
Con el ser que es querido
Un compromiso real
Que no quede en el olvido
Que jamás lo ponga en duda
Cualquier mal rato vivido
Que no sea el rencor
El que afecte el cariño
Si no siempre el perdonar
Si alguien se siente ofendido
Quedando intacto el amor
Entre los seres queridos
Por eso el decir te quiero
Aunque suene muy bonito
Debe decirse sintiendo
Verdadero amor, genuino.
Nuestra tierra está muy triste
La estamos tratando mal
Contaminamos su aire
Cada día más y más
Botamos mugre en sus ríos
En sus lagos y en el mar
Poco o nada nos preocupa
Todo lo que es vegetal
Incendiando sus paisajes
De manera intencional
Talando sus arboledas
Poco a poco sin pensar
Que sin el verde la vida
Muy poco puede durar
Tampoco nos interesa
Su hermoso reino animal
Invadiendo sus fronteras
Destruyendo su hábitat
Extinguiendo a sus especies
Que no resucitarán
Inundaciones sequías
Cada día las hay más
Temperaturas extremas
Que nos cuesta soportar
Terremotos y tsunamis
Se repiten sin cesar
Catástrofes huracanes
Y epidemias además
Es lo que estamos viviendo
Cada día más y más
El por qué tanto desastre
Nos debemos preguntar
Será que la pobre Tierra
Ya casi no guanta más
Y es como se está defendiendo
Es su forma de expresar
Que paremos nuestro embate
Que no la ataquemos más
Pues si eso no sucede
Solo nos cabe esperar
Que lo que ahora es defensa
Se convierta en un vengar
Aun estamos a tiempo
De poder reflexionar
Y concluir cuanto antes
Y ya no tardarnos más
Que cuidar a nuestra Tierra
Sea lo que importe más
De manera que la vida
Pueda siempre perdurar.
El domingo cuando, a la hora de almuerzo, queríamos colocar pimienta a la sopa, nos encontramos con que había desaparecido el “pimentero”, aquel aparato de unos 30 centímetros de altura y unos 8 de diámetro, de madera, que usamos todos los días para moler la pimienta.

Primero buscamos en los lugares más recónditos de la cocina: en la alacena, detrás de cualquier caja o armario, debajo de otro tanto de cosas, nada. Algo de ese tamaño no es fácil de perderse. Así que, con poca esperanza, seguimos buscando por la sala, el quincho, hasta en el baño (solo nos faltó debajo de la cama). Quedó solo una posibilidad, buscar en el tacho de la basura, ya que aunque es redondo podía haber seguido los pasos de la famosa “tortilla”, pero para cuentos ya tenemos bastante con lo que está pasando. Y ahí estaba el malvado, en un saco negro de basura, esperando ser enviado al basurero al día siguiente.

Empezamos a conjeturar sobre cómo evitar pérdidas similares en el futuro. Después de cuatro meses de pandemia todo es posible. Una posibilidad es atarle un cordel de unos tres metros al lugar donde siempre queda estacionado, otra alternativa es pegarle un chip, del tipo que usan las puertas de los automóviles y llamarlo a distancia. Por último, estimamos que debíamos recurrir a los amigos, que bastante tiempo tienen para idear más posibilidades.

Así que ahí va el concurso, ¿Cómo asegurarse que no se nos pierda de nuevo? El premio será entre uno y cinco granos de pimienta negra, dependiendo de la imaginación del ganador.
¿Hasta cuándo? Hasta que encuentre el paquetito de pimienta en grano que compré esta mañana y que, al llegar a casa, no encuentro. Debe ser que entre “sanitizar” lo comprado, rociar con cloro disuelto la suela de los zapatos, lavarme las manos y, por seguridad, ponerme un poco de alcohol-gel y sacarme el barbijo (tapabocas, mascarilla o como quiera que lo llamen).

Sobre este último artilugio, la verdad es que me han propuesto que no me lo saque ni dentro de casa: en el baño, para que no cante en la ducha; en la cocina y el comedor, para que no coma tanto; en la sala para controlar los garabatos cuando miro los telediarios; para otros lugares de la casa me ahorro el comentario, se me perdió el paquetito.

De antemano, gracias a todos por participar, así que descontráiganse “paso a paso” y pongan a trabajar sus cerebros en un concurso que solo se puede dar en tiempos de pandemia. Prometo enviar a todos las propuestas que reciba.
Cuento escrito por Milka e ilustrado por su hija Lena, especialmente para niños y niñas de la colectividad de ascendencia croata en tiempos de cuarentena, con algo más de espacios para compartir y crear en familia.

   
Aparatito infernal
Que nos tiene convertidos
Cual esclavos sometidos
Es el fono celular
Ha llegado a estar presente
Casi en todo en nuestra vida
Que ha quedado convertida
En el estar siempre ausentes
Ausentes en reuniones
Ya sea con familiares
Y también con amistades
En todas las ocasiones
Evita que disfrutemos
De apreciar lo más hermoso
Que este mundo sin un costo
Nos ofrece con esmero
Pues nuestra cabeza gacha
No nos permiten mirar
Y solamente apreciar
Lo que aparece en pantalla
Y algún día va pasar
Que la evolución dictamine
Que el ser humano camine
Agachado y nada más
Con la mirada enfocada
Solo en el celular.
Ojos azules
serenos y hermosos
fiel espejo de tu alma
ojos azules, preciosos
que no dejo de admirar
como admiro de ti todo
Ojos azules, lindos ojos
que me tienen encantado
aun cuando muy poco
tú me permites mirarlos
y los veo solo en fotos
¿Qué puedo hacer?
sea mucho sea poco
para mirarte de frente
no ya más en una foto
y así sentirme en el cielo
en el azul de tus ojos.
Encontraste en las páginas del viento
el camino que esparce tus lamentos.
¡Despierta! te gritaron tantas voces
desde los socavones de las minas
y desde los maizales expoliados.

Reconocí tu historia acumulada...
tu grito tiene el timbre del saqueo
con tantas primaveras desoladas...
perseguida tu sangre en los extremos,
reprimidos los ríos indomables
coartado el amor entre trigales…
!Oh mares de azucenas marchitándose!
!Escribid este canto entre tus cantos!

Soy uno entre tus hijos, uno más,
que proviene de nieves intocadas
con sangre forastera incorporada.
Soy de los vendavales sin descanso
junto a la cruz del sur sobre los coigües.
Soy de diurna oscuridad de los inviernos
soy de estíos de noches de crepúsculos.

Tu grandeza, América, descubrí
desde el vértice austral de Magallanes
por la Tierra del Fuego sostenido.
Tus floridas auroras invernales
susurrando con nieves los desvelos
que el Selk’nam nos dejó como lección:
“Los blancos que creían sojuzgar
a la tierra, madre de las madres,
serán incorporados a su vientre…

Cuando cientos de inviernos se disipen
no será ya el mismo vuestro dios
vuestras almas serán como las nuestras
y al mirar estos bosques, estas praderas,
estos ríos de aguas cantarinas,
estos montes, que cercan nuestro mundo
renacerá en vosotros nuestro espíritu
porque ellos no perecerán jamás
mientras siga existiendo esta tierra”

La sombra de la estepa se agrandó
tratando de llegar al infinito.
Se esparció sobre el lago el crepúsculo
con sus ondas de viento patagónico,
ese viento ancestral, de furia intensa
que modeló montañas y roqueríos
que sólo lo venció la toldería;
ese viento que estuvo allí presente
cuando el Selk’nam habló tan sabiamente.

No pasaron ni cien años desde entonces
cuando con su canto subí hacia América…
Primero me adoptó Chile central
donde el cáncer de la tierra, la erosión,
dominaba el paisaje de ilusiones
con cárcavas en el suelo empobrecido
Nuestros bosques caían arrasados
nuestros pájaros caían cercenados
nuestros peces caían en las redes
pero de golpe empezaron las desdichas
y empezaron a caer seres humanos…
Al Sekl’nam visionario comprendí
y al exilio partí con su mensaje.

Hasta tu vientre América trepé
primero lentamente en el océano
después a tus entrañas laceradas.
De tu interior traté de construir
historias ancestrales de inmigrantes
que veían en ti su esperanza.

Quise encontrarte y verte en mis paisajes
de otoños europeos con abetos...
pero surgió entre volcanes la araucaria
los gigantescos lotos amazónicos
la explosión tropical de clorofila.

Al recorrerte América sin pausa
trepé a tus escaleras tornasoles
a los Andes transidos de glaciales
a las nieves sinuosas e indomables.
Traté de conquistar donde nacía
la aurora fulgurante que divide
la dirección contraria de los ríos,
al oeste, furiosos e inclinados
al este, caudalosos, desbordados...

Los valles Chalcaquíes me llevaron
a contrastar oasis con sus cielos
igual que en el Elqui legendario
donde se alcanzan estrellas con las manos.
Allí el cielo nocturno es una fiesta
de cientos de astros en movimiento
y al mirar esa bóveda, ese cénit,
un instante puede ser eterno.

Recuerdos los caminos de la pampa
donde los gauchos cantan al silencio...
la sucesión de postes y piquetes,
ese pasto que emerge señalando
sus panojas sedientas de rocío.
El aire mutilado por los grillos
el relámpago intruso que preanuncia
el agua generosa hacia la tierra.

Y fustigando siempre el horizonte
arribé a ese santuario de vivencias:
Buenos Aires, tus noches cerca al río
y junto al puente Alsina, guapo y noble,
bandoneón mezclado con nostalgia...
las Dársenas, San Telmo y La Boca
consabidos lugares legendarios...
pero no te palpábamos entre ellos
sino en la bruma tersa de tu río
en una vieja calle de Boedo
en el mesón gastado del café
donde la libertad tomaba forma
de heroína lejana y deseada.

Seguí hacia el norte en busca de tus formas
extensos territorios de llanuras
con sus cañas boreales incrustadas
de espinales hirientes e invasores
de polvorienta sed en la sequía
de inundación constante con las lluvias

Chaco Gualamba, te amé entre quebrachos
perseguidos por las sierras traicioneras
que en inglés esparcían aserrín.
Chaco, mezcla de gringos y de tobas...
tu Pilcomayo de interfluvios vagos
en la sabana paraguaya tersa
transido de nostalgia Guaraní.

¿Y no es el pantanal tu pubis virgen
cuya vitalidad enfurecida
en los húmedos estíos se recrea?

Busqué la mata Atlántica ascendiendo
en los restos que quedan de otro tiempo
donde reinaba la selva junto al mar.
Se esfumó en el oro que produjo
para comprar esclavos en subastas…
Brasil de los turistas, continente,
país del carnaval organizado...
pero nuestro Brasil es de su vientre,
del legendario y mítico Amazonas,
de la Caatinga seca, tosca y dura,
de la amalgama humana de colores
del cósmico hibridaje creativo...

El gran río se llevó en sus entrañas
los bosques convertidos en cenizas
los suelos destrozados por el surco
convirtiéronse de a poco en desierto
transitando desde el verde hacia el rojo
de suelos lateríticos dolientes.
Muchas etnias también se extinguieron…

El implacable afán colonizante
hizo estallar en llanto a la selva…
las copas de los árboles gigantes
no protegieron más a los indígenas
su mundo se fue junto a los bosques.
Vi en Belem a Yemanjá junto a su historia
transportada en olas africanas;
palpé aquí el hechizo alucinante
del rito de la tierra madre nuestra
rogando que Xangú los expulsara
a esos duros Exús de más al norte.

Deambulé en el altiplano silencioso
Oruro me contó su historia trágica
de mineros tragados por la tierra…
Los mosaicos de los valles interandinos
en esos cuadros pintados con pinceles
sumergidos en tintas de pobreza…

Potosí, tu argentado cerro,
inmenso sarcófago de ancestros estrujados
me hizo mirar al sur de Tiahuanaco...
¿Por qué el cóndor dejó el Alto del Sama?
¿Por qué su sombra amplia no se esparce
desde esa fortaleza descolgada?

¿Dónde escapó el tatú, el cernícalo,
la vicuña, la alpaca y el ñandú?
Sus hogares arados, cercenados...
!América, te secan lentamente!
recolectando el mar tus estructuras
vaciándote tu dermis y tejidos
en el continuo flujo de tu savia
que transforma tu intensa geología
formada en los procesos milenarios
en cálidas y gélidas etapas,
deformada en los años demenciales
de saqueos foráneos e intestinos.

Abajo el Urubamba me situó
surgiendo recortado Macchu-Picchu...
oprimió mi garganta una paloma...
Muchos han alabado tu grandeza,
después de nuestro Pablo poco queda..
Pero yo reivindico tu cubierta
tus pastos emergiendo entre las piedras,
tus terrazas, la base de tu fuerza.
Del fecundo maíz hay pocos cantos,
de ese maná ancestral americano
de ese vigor del germen reprimido
que realizó el incásico milagro
de acariciar el sol entre picachos.

Deambulé en mosaicos de sembríos
con gente de ropaje de arco iris
desde el mar subí entre tus flores:
Quito de mil colores tornasoles
que renuevan tus nubes por instantes
templo de las alturas susurrantes
coronado por volcanes vigilantes

Descendí desde el páramo embebido
de jardines donados por los dioses
donde escuché los siglos naufragados
donde navegan capullos en el tiempo...
Me envolvió Bogotá con su sabana
con verde enloquecido de rocío...
ese mar de gramíneas que encandila…
Es Colombia abrasada por los Andes
que origina tu intensa geografía.

Tus collares de montañas azarosas
descubren día a día sus entrañas
y organizan tus múltiples parajes
contrastando con la magia de tus seres
Antes de la amalgama de las flechas
con miles de armaduras y arcabuces
tu perpetua y dura geografía
estaba poseía de culturas
de palacios, pirámides y estatuas.

El Asia desde el Norte, por Alaska,
los rostros de dulzura mongoloide,
el camino ancestral desdibujado...
Tlatilco apareció en la penumbra
de las lejanas noches primitivas
mostrándome sus dioses y sus gredas

El sol en la pirámide formóse,
la fuerza constructora de imperios
habló en Teotihuacán y sus contornos...
Me impregné de esas viejas cicatrices...
¿Dónde quedó Mixcoatl y su gran hijo?
¿Quizás en los pinceles de Rivera
o en las lejanas huestes de Zapata?
Miré en Chichen-Itzá tu firmamento
para verlos luchando en las estrellas...

América del Centro me llevó
a compartir las cálidas vivencias
a rechazar enclaves bendecidos
para entender las luchas de tus gentes
Nicaragua, se agitan tus volcanes
que irrumpen desde el fondo de tu vientre
mostrando fumarolas libertarias
y erupciones de sangre si te agreden

Desde el cielo a tus arenas arribé,
aguijones de luna y de rocío,
el amplio cañaveral incorporado
Escambray decididamente nuestro.
Tus ojos de agua y piedra tienen brillo
por la inclemente lucha generada.
!Tus palmeras trajeron el murmullo
del sueño universal que se alejaba!.

Fue la noche que hirsuta me envolvía
en la invadida selva arrinconada...
incliné la cabeza en la penumbra...
el caoba talado, cercenado,
el cedro, el palo santo, los alerces
el caucho con sus largas cicatrices,
la palma lacerada y encendida.

Forzando la mirada en el ocaso
herido por las sombras de la noche
que mordían rincones luminosos
busqué sin resultado aquellos árboles
centenarios, que antaño me cubrían
de estrellas indiscretas y brillantes.
¿Dónde quedó el ombú y el babazú?
A los coihues cortaron sin descanso,
el puma no encontró su madriguera...
la impúdica versión de la miseria
se expandió con la muerte de la fauna

Regresé nuevamente a mis orígenes
a nuestro canto austral y libertario...
al roble moribundo me abracé...
entre lengas y coigües milenarios.
Sentí la presencia de aquel Selk’nam
que en el bosque esparció su pensamiento:

“Deambulan aun nuestros espíritus
buscando entre los tuyos a hermanos
que no solo no agredan a su entorno,
que vean a los ríos y lagunas
a los bosques, colinas, y montañas,
al guanaco, al albatros y al pingüino
como parte del mundo de los nuestros”

“Cuando sea la tierra rescatada,
cuando no la adelgacen ni la expriman,
cuando crezcan árboles sin temores,
cuando ballenas surquen los océanos,
espíritus antiguos de los nuestros
se introducirán en los de ustedes
y resucitemos en sus cuerpos
porque forman un todo con la tierra
y no morirán mientras ella exista”

Se esfumó la silueta entre los árboles
lo despidió un chercán con su trinar…
Las piedras pensativas de mis sienes
revelaron de pronto mi cansancio...
y grité en la estepa infinita:
!Rebélate América y despierta!
Enséñame a construir sobre pantanos
emerge floreciendo los trigales,
ahoga las canciones de sirenas
que ocultan eslabones de miseria...
las manos todas juntas, apretadas,
con resto de la selva calcinada...
para que el maíz dé mazorcas abundantes
para recuperar la vida desafiante...
Dejaron a padres y hermanos
A una familia entera
A amistades y a novias
A su maravillosa tierra
Con el alma acongojada
Y una tremenda pena
Estando casi seguros
De jamás volver a verla
Pues no había alternativas
Eran tiempos de preguerra
De pobreza y escasez
De buscar otras fronteras
El viaje fue por vapor
No había otra manera
Muy largo y sacrificado
En condiciones severas
Y así una vez arribados
A esta su nueva tierra
fueron formando familia
y superando su pena
de haber dejado Croacia
Ahora su lejana tierra
Gentes sencillas y honestas
Que muy bien y a su manera
Nos educaron y dieron
valores a toda prueba
los cuales agradecemos
como magnífica herencia.
NADA
Tus ojos
y nada más.
Fuera de ellos
todo es fugaz.
Nada en el mundo
cabe en el rumbo
de tu mirada, nada;
sólo la nada
que en tu azul
quedó varada.
Pero eso fue todo,
y ahora es nada.

YO
Soy yo,
y tú también,
porque en cada parte
de mi ser estás,
y no tengo una hora
en la que no mores
ni un lugar donde tu
alma no me habite.

UNA APRECIACIÓN
Surjo en el silencio
de esta noche tardía,
como un ácido luminoso
restalla en la nada,
para sembrar el aire
de muerte y de vida,
y esparcir sueños
en tibia bandada.
Soy promesa alada
y pálido relumbre,
luz de geometría
ensimismada,
y también,
¿por qué no decirlo?
oscuro desconcierto.
Y si lo distante y lo profundo
no son la misma cosa,
como volar cual mariposa
no es recorrer el mundo,
lo cierto
es que mi palabra es fuego,
así que avanzo y retrocedo,
subo, bajo y quiero,
y la libertad se enciende
a un lado y otro
de mi estero.
Amanecí con buenos sueños
naufragando con ganas de resolverlos
sequé mi cara mojada
deseando que me buscaras
bajo cielo, sobre tierra
me propuse desafiar
días sin causa
leí y lo escribí
imaginándome en mil enredos
volé con mi mente
esperando tu llamado
sobre el muelle de mis sueños
solté el ancla de mi memoria
levanté mis piernas de la nada
sin saber que me llamaba
fui a buscar lo que esperaba
océanos en calma
hacían mis noches largas
sentía que todo podía cambiar
en un segundo no más
el cielo volver a mirar
luego despertar
sintiéndome capaz de todo
reencontrarme conmigo
al fin...
estar contigo.
Hijos les quiero expresar
Lo mucho que yo los quiero
Y por eso con esmero
Los he querido criar.

Y en la crianza esmerada
Está clara la exigencia
Del educar a conciencia
Con bondad administrada.

Y esa clase de bondad
No es en nada limitada
Solamente está enfocada
A lo que es la realidad.

Y es que en la vida real
No es fácil lograrlo todo
Por eso, de ningún modo
Puedo ser tan servicial.

Más bien hacerles saber
Que todo requiere afán
Pues muy poco lograrán
Con simplemente querer.

Pues todo lo que queremos
Requiere de sacrificio
Que con ningún artificio
De otra forma lo obtendremos.

Así mi no dar a veces
Muy lejos de desamor
Es una forma de amor
Que ya apreciarán con creces.
A mi papá le gustaba cariñosamente llamarme «Dormilón» en nuestra original y antigua lengua kawésqar; era la forma de referirse a mi feliz y plácida condición de seguridad y confianza que me entregaba el mismo, en mi rapidez con la que una vez que me acomodaba en nuestra silenciosa y apacible canoa y junto al calorcito de nuestra fogata que permanecía siempre encendida dentro, sobre arena y barro seco junto a mi querido perro «Juguetón», me dormía y viajaba plácidamente junto al vaivén que producía el pequeño oleaje cercano a las playas de los cientos de amplios, profundos y espejados canales que acostumbrábamos a recorrer orillando por nuestra especial tierra ancestral.

Esto sucedía cada vez que mi papá, luego de asegurarse que las condiciones del permanente y lluvioso clima de nuestra húmeda tierra se aclara y despeja con alguna aparente calma, toda mi familia estaba lista y dispuesta para salir de pesca, de caza y de recolectar huevos y las necesarias y gigantescas cholgas y otros mariscos que eran nuestros principales alimentos que al retorno a nuestra aldea en Puerto Edén ahumábamos para conservarlos mejor y que consumiríamos secos o en olorosas y deliciosas sopas calentitas que preparaba mi mamá con gran cariño, especialmente durante el tiempo de los grandes vientos, de las espesas nevazones y de las lluvias torrenciales.

Yo disfrutaba del hermoso recorrido, me impresionaban los verdes y tupidos bosques, las grandes y poderosas montañas nevadas, sus cascadas, el canto de los pájaros, el rápido avance de los delfines y lobitos que nos salían al encuentro, amaba el respeto que mis papás tenían con toda nuestra naturaleza, por lo que siempre me repetían: «dormilón», “la madre naturaleza es buena y generosa con todos nosotros» las personas de carne y hueso», pero debes siempre respetarla y no destruirla sin una debida y necesaria justificación.

Recuerdo que una vez sucedió algo muy especial y poco común: mientras papá remaba, mi mamá guiaba la canoa en la parte trasera, que ahora conocemos como “popa” junto al timón y yo me había ubicado en la parte delantera la “proa”, como siempre disfrutando del paisaje, vimos como una gigantesca ballena se acercaba lentamente a nosotros mostrando su hermosa cola cada vez que se sumergía, a su lado saltaban alegres delfines acompañados por lobitos que rápidamente estuvieron a nuestro lado, grande era nuestra sorpresa cuando escuchamos que en nuestra propia lengua todos los animales nos saludaban y agradecían el respeto que nosotros teníamos con ellos, así eran felices y podían vivir libres y seguros, compartiendo con nosotros esta inmaculada y bella naturaleza, presente con las variadas aves en el cielo, diversos animalitos en la tierra y en el agua…

Pero grande fue mi sorpresa cuando repentinamente desperté mojado por la sacudida de una pequeña y fría ola que se había colado a nuestra canoa … al parecer todo había sido para mí solo un hermoso sueño, pero mi papá desconociendo absolutamente todo esto y para mi asombro, lo primero que me preguntó fue decirme: ¡Dormilón, dormilón!

¡Te perdiste de escuchar la voz de la ballena, de los delfines y los lobitos que se acercaron a nuestra canoa mientras tu … dormías!.
Esto me pasó cuando tenía casi 15 años, allá por el año 1953. Los “vapores” Porvenir y Minerva, después de tanto luchar cruzando el Estrecho, habían dejado de navegar entre Punta Arenas y Porvenir. En sus ausencias, los que íbamos a la Isla debíamos navegar en la cubierta de la incansable Goleta Gaviota, o, a veces, cuando regresábamos desde Tierra del Fuego, en algún cúter que hacía el cabotaje en el Estrecho de Magallanes. Los viajes no eran sencillos pues las pequeñas embarcaciones tenían con frecuencia que bregar con un mar agitado. En una ocasión demoramos 14 horas para cruzar el Estrecho, y la fuerte corriente nos empujó hasta la altura de Fuerte Bulnes.

Había viajado a Tierra del Fuego en Julio aprovechando las vacaciones de invierno, que en eso entonces en Magallanes duraban un mes. Cuando decidí regresar bajé desde el campo al pueblo y solamente encontré en el viejo muelle de Porvenir un cúter listo para partir atiborrado de fardos de lana hasta el límite. Eran las 3 de la tarde y el frío calaba hondo pues el viento no dejaba de aullar. Me acerqué y en ese momento apareció el capitán, un hombre de gruesos mostachos con el típico gorro de marino. Le pregunté si me podía llevar; su amable respuesta fue positiva. El cúter tenía además del capitán, un mecánico y un solo marinero, que oficiaba también de cocinero.

Eran las tres y media y el sol empezaba a bajar hacia el horizonte. Estábamos listos para soltar amarras cuando aparecieron en el muelle tres mujeres muy pintadas y alegres, que dijeron venir del Cabaret Palermo, rogándole al capitán que las llevaran a Punta Arenas. Muy entusiasmado accedió. El motor del cúter rompió la monotonía de una población detenida por el hielo. Sólo se veían las humaredas de las estufas a leña que funcionaban a full para capear la bajísima temperatura que se sentía.

El cúter de color rojo contrastaba con las lomas nevadas de la parte sur de la bahía. Salimos serpenteando esas sinuosas curvas que conectan con el mar abierto. Todos, menos el capitán y yo, iban en la pequeña caseta inferior que cobijaba al motor, a los camarotes y a una pequeña cocina. Me preguntaba cómo podían caber allí cinco personas. El mar, como casi siempre en esta área, estaba bastante encabritado. El capitán me dijo que bajara a la caseta, pero le contesté que prefería seguir en cubierta para evitar marearme. Me puse en el único espacio que quedaba entre los fardos: al lado de la rueda del timón, siempre mirando la línea del horizonte para evitar el mareo. El viaje, según el capitán, duraría cuatro horas, ya que el cúter avanzaba como máximo a seis millas por hora. Esto siempre y cuando no tuviéramos algún percance, tal como ocurrió más adelante. Cuando el mar se moderó, el capitán me preguntó “¿Vio cómo se maneja esta embarcación?” Ante mi respuesta positiva me dijo: “Entonces tome el timón; enfile siempre hacia esas luces que son las del muelle de Punta Arenas; cuando alcance a ver una luz roja, esa debe ser su guía, trate de que la ola no le pegue totalmente de costado”. “Yo me iré abajo a descansar.”

Me posicioné de la rueda del timón y como asiduo lector de las novelas de Salgari, me sentí como el “Tigre de la Malasia” surcando peligrosos mares en un bergantín. Pero no habían piratas en el Estrecho; sólo algunas toninas que se aparecían cuando la luna se reflejaba en ellas. Tuve una extraña sensación, mezcla de fortaleza, poderío sobre el mar, y sueños de mi imaginación de juventud.

Ya había anochecido. La sensación térmica debido al viento reinantes era de a unos diez grados bajo cero. Empezaba a congelarme en especial, las manos. Llevaba una hora o más en mi conducción cuando repentinamente el motor dejó de funcionar. El capitán en mangas de camisas salió a cubierta para contarme sobre la avería y decirme que por favor no soltara la rueda pues ellos iban a tratar de arreglarla. Sin el ruido del motor pude escuchar mejor lo que pasaba en la caseta: la radio sonaba y había una zalagarda en la que participaban las tres mujeres y la tripulación. Mientras escuchaba la rasposa radio, las exclamaciones, y los cantos, trataba de mantener firme el timón para evitar los golpes de la ola.
El tiempo empezó a ser eterno; ya no era el intrépido Sandokán surcando los mares sino un congelado joven aferrado a la rueda de un timón.

Habría pasado una hora cuando de improviso el motor empezó a funcionar. El capitán supuso que yo seguía en mi función pues, al parecer la fiesta era tan buena, que no se dio la molestia de subir a verme.
Retomé el rumbo, y volví a ser como un viejo lobo de mar volando mi fantasía hacia lejanos continentes, islas exóticas, y aventuras. También había leído a Coloane, y las travesías de canales y golfos de aventureros y cazadores, así como las hazañas de Pascualini y su famosa embarcación Domitila. Era uno más de ellos, surcando canales, esquivando roqueríos, desafiando tempestades. La fiesta seguía y la música no paraba. Mi cuerpo estaba entumecido con una manifiesta hipotermia, pero me sentía contento de dominar este pequeño corcel flotante.

El muelle lentamente apareció en toda su dimensión y seguía el cúter enfilando hacia él. Me empecé a poner nervioso, pues cada vez crecían su tamaño. “Capitán, capitán” grité con fuerzas esperando que me oyera.
Después de un rato, apareció el cansado capitán. “Capitán, voy a chocar con el muelle”. A lo que me dijo: “No te preocupes, aún quedan 15 minutos”. Se dio media vuelta y volvió a su fiesta. La música siguió tocando, y yo entumecido, seguí guiando mi corcel a su caballeriza, pero ahora sin imaginarme nada, solo pensando en llegar en buena forma.
Alcancé a divisar en la cabeza del muelle a mi amigo Osvaldo esperándome; con ese frío era la única persona presente allí a esas horas. Supuse, y no estuve errado, que se había puesto de acuerdo con mis padres, obviamente preocupados por mi viaje.

Cuando vi que se me venían encima las sogas, los neumáticos de defensa, y las maderas, apareció el capitán que rápidamente se hizo cargo del timón y realizó junto al marinero, y con la ayuda de mi amigo, las faenas de amarre.
Con agilidad subieron al muelle capitán, marinero y mecánico, y solícitamente ayudaron a las damas a subir los escalones. Una vez terminadas las tareas, los tres se despidieron cariñosamente de las damiselas prometiendo sin mucha fuerza volver a encontrarse. Después el capitán se me acercó, y me dio un fuerte abrazo felicitándome y agradeciéndome la colaboración. Muy contentos también hicieron lo mismo el marinero y el mecánico. El capitán agregó. “Mi estimado amigo, este cúter siempre estará a su disposición, y en forma gratuita”.

Poco y nada entendía Osvaldo sobre tanto agradecimiento. Salimos lentamente del muelle y me preguntó qué había pasado, por qué habíamos llegado tan tarde, y si habíamos tenido algún inconveniente. Tiritando y aunque apenas podía hablar, lo miré con aires de superioridad y le dije:
“A un lobo de mar no se les hacen esas preguntas; todo lo que pasó queda entre nosotros “los marineros”; así es el pacto de la gente de mar.”

Su bandera y escudo. Su himno nacional

BANDERA (ZASTAVA)

La bandera de la República de Croacia está compuesta por tres franjas horizontales, roja, blanca y azul, con el escudo ajedrezado en su interior el cual se describe más adelante.

Su historia data desde los tiempos de la Revolución Francesa en que, bajo la influencia de la revolución, se hicieron populares estos tres colores, tomándose como referencia en el mundo como símbolo de libertad. 

Hacia 1848, la bandera, en ese tiempo, roja y blanca de Croacia, se fusionó con la azul y blanca de Eslavonia, constituyéndose así, en el año 1868, el compromiso húngaro de “Bandera Unificada del Reino Tribunitare Croacia-Eslavonia-Dalmacia”. 

La bandera actual de Croacia está en vigencia desde el 21 de diciembre de 1990, diez meses antes de su independencia.  

ESCUDO (GRB)

El actual escudo es un modelo ajedrezado con veinticinco cuadrados rojos y blancos alternados, comenzando en su esquina superior izquierda con rojo. Además, lleva los escudos provinciales como una corona sobre el escudo principal.

La estrella amarilla de seis puntas y la media luna plateada sobre fondo azul conforman el más antiguo escudo croata, de Hrvatskog Zagrorje.

Las dos franjas rojas transversales, insertas sobre el fondo azul, corresponden al escudo modificado de Dubrovnik.

Las tres cabezas de león amarillas insertas sobre el fondo azul, representan el escudo de Dalmacia, que data de la segunda mitad del siglo XIV.

La cabra dorada con astas y pezuñas rojas inserta en fondo azul conforma el escudo de Istria, que data de los tiempos más antiguos, pero su forma actual proviene del siglo XI.

La marta situada sobre dos estilizados ríos, adornada con una estrella amarilla de seis puntas, representa el escudo de Slavonija, el que data del siglo XV.

Una antigua leyenda afirma que el rey croata Stjepan Drzislav (969-995), tomó como escudo nacional el tablero de ajedrez, luego de haberle ganado una partida al duque veneciano Pedro II Orseol, y conseguir así la libertad de su pueblo.

Sin embargo, siete décadas atrás, en la localidad de Sialk (cerca de Teherán, Irán), investigadores franceses hallaron un rico yacimiento arqueológico que data de 1200 A.C. Entre los objetos recuperados, pudo apreciarse un gran número de vasijas de cerámica con inscripciones del modelo ajedrezado del escudo croata. Este descubrimiento constituye uno de los pilares de la tesis sobre el origen persa de los croatas.

HIMNO NACIONAL, SU HISTORIA, LETRA Y MÚSICA

Uno de los más importantes representantes de la literatura croata en toda su historia es Antun Mihanović, autor del Himno Nacional Croata “Lijepa naša domovino» (Nuestra hermosa patria).

Antun nació en el año 1796, en la ciudad de Zagreb, y murió en 1861 en la pequeña ciudad de Klanjec, ubicada en la frontera con Eslovenia donde se levanta un monumento en su honor.

Mihanović estudió derecho, trabajó como juez militar y se dedicó a la diplomacia siendo cónsul en varios países.

La melodía fue compuesta en el año de 1846 por el reconocido músico y militar Josip Runjanin y armonizada en 1861 por el poeta croata Vatroslav Lichtenegger.

En 1891 la canción fue cantada, como himno nacional, en una exhibición llevada a cabo por la Sociedad Económica Croata-Eslava, en Zagreb.

Entre 1918 y 1941, los segmentos del himno nacional croata eran parte del himno nacional del reino de Yugoslavia y fue himno no oficial de los croatas.

El 29 de febrero del año 1972 fue oficializada, por primera vez, como el himno nacional de Croacia, cuando se realizó la primera enmienda de la Constitución del Estado Croata a pesar de que Croacia formaba todavía parte de Yugoslavia. En esa oportunidad los versos fueron ligeramente modificados.

En 1990, con motivo de la independencia, los versos nuevamente sufrieron pequeñas modificaciones adicionales quedando en su versión actual.

LETRA DEL HIMNO

Lijepa naša domovino,
Hermosa patria nuestra,
Oj junačka zemljo mila,
Heroica tierra amada,
Stare slave djedovino, 
Cuna de viejas glorias,      
¡Da bi vazda sretna bila! 
¡Que seas por siempre afortunada!      

Mila, kano si nam lavna,  
Te amamos por gloriosa,
Mila si nam ti jedina,
Es solo a ti quien queremos,
Mila kuda si nam ravna,
Querida, donde está la llanura,
Mila, kuda si planina! 
Querida, donde están las montañas.        

Teci Dravo, Savo teci, 
Fluye el Drava, fluye el Sava,      
Nit’ ti Dunav silu gubi, 
Ni tú, Danubio, pierdes tu potencia.
Sinje more svijetu reci,
El mar azul le cuenta al mundo
Da svoj narod hrvat ljubi.
Que los croatas aman a su nación

Dok mu njive sunce grije,
Mientras el sol caliente la tierra,
Dok mu hrašće bura vije,  
Mientras las tormentas azoten sus robles,
Dok mu mrtve grob sakrije,  
Mientras los sepulcros guarden a sus muertos,
¡Dok mu živo srce bije!    
¡Mientras haya un corazón vivo que lata!
















ESCUCHAR EL HIMNO

Sus tradiciones más destacadas

Croacia se caracteriza por poseer tradiciones muy marcadas y variadas, las cuales son el resultado de la influencia del imperio romano y de otras civilizaciones que pasaron por el país con el correr de los años, como la eslovena, la húngara y la turca.

Con un estilo de vida basado en tradiciones que poseen más de dos mil años de antigüedad, les presentamos acá las que consideramos las más destacadas:

Tradiciones destacadas

El Año Nuevo en Croacia simboliza el nuevo comienzo, una nueva vida. En algunas zonas existen tradiciones específicas en torno a este día.

Por ejemplo, en las islas de Vis y Korčula, los niños van por las casas cantando villancicos para desear un buen comienzo de año. A cambio recibirán algo de dinero o dulces.

Además, con la llegada del nuevo año, la tradición mandaba lavarse la cara en una palangana que contendría una manzana en su interior y una moneda dentro de ella, con el fin de atraer el dinero y la salud.
La Fiesta de San Blas es la fiesta patronal de Dubrovnik en la que los habitantes de la ciudad celebran a Sveti Vlaho (San Blas), quien los salvó de ser invadidos por los venecianos en el año 971.

El 3 de febrero, fecha oficial de la fiesta, los portaestandartes de las parroquias, engalanados con vestidos folclóricos, afluyen a la ciudad y se dirigen a la plaza central para participar en el momento culminante de las festividades, una multitudinaria procesión en la que participan obispos, embajadores, autoridades civiles, personalidades invitadas y toda la población de Dubrovnik.

La celebración del ritual, que se remonta como mínimo al año 1190, ha reforzado la identificación de los vecinos de Dubrovnik con su patrono, San Blas.

Con el correr del tiempo la fiesta ha ido evolucionando, al igual que la ciudad y el mundo. Cada generación, en función de sus propias ideas y necesidades, introduce leves modificaciones en las festividades para hacerlas verdaderamente suyas.

El día de San Blas, Dubrovnik no sólo congrega a sus habitantes, sino también a todos los que veneran la tradición y respetan el derecho de toda persona a la libertad y la paz.
El Carnaval de Rijeka o “Riječki karneval”, es un evento pre-cuaresma que tiene lugar en la ciudad portuaria croata de Rijeka.

Constituye una brillante combinación de color, tradición, música a todo volumen, confeti, exuberancia, disfraces, bailes, gente alegre, risas, fiestas, desfiles, deliciosa comida y mucha diversión.
Se dice que el Carnaval de Rijeka es uno de los diez mejores eventos en Europa y, según el “Sunday Times”, uno de los 24 eventos más exóticos del mundo.

Tiene una larga historia, estando lleno de tradiciones antiguas que ahuyentan a los espíritus malignos de la ciudad, remontándose más allá de la Edad Media, a las tribus paganas.

Incluye a unos 10,000 participantes enmascarados y un Desfile Infantil de 5,000 niños siendo el evento más esperado del año y los locales trabajan duro durante todo el año, preparando y creando disfraces y carrozas de carnaval.
PISANICA Es una milenaria tradición croata que comienza siete días antes de la celebración de Semana Santa, es decir, el domingo de Ramos.

Especialmente se destacan los últimos tres días, cuando no se puede trabajar la tierra porque ésta recibirá al santísimo cuerpo de Cristo. Éstos se dedican a pintar huevos (pisanica) que es la costumbre de Pascua más llamativa, (pisanice: pisano significa escritura, adorno), con motivos especiales.

El huevo esconde en si la fuerza de la vida, la fuerza del despertar después del letargo invernal y simboliza la posibilidad de la renovación de la vida, el resucitar. Este pensamiento nace al descubrir los restos de huevos por arqueólogos en las antiguas tumbas. Por ello es comprensible el por qué de esta costumbre en el tiempo de Pascua.

Los huevos se pintan con colores brillantes y se ofrecen como regalos, a las personas queridas, especialmente a los niños pequeños.
Antes de decorar el huevo se tiñe con tintes naturales. Hacerlos hervir con remolacha (tinte rosado), con espinacas, (tinte verde), con hojas de violeta, (tinte violeta), y así con otras hortalizas que den colores. En la región de Međimurje, el hollín se combinaría muchas veces con el roble para hacer un color marrón oscuro.

Los huevos se utilizan para decorar la mesa de Pascua y luego, se hacen regalos a sus seres queridos. Este es un regalo muy bello y precioso para los niños, amigos y vecinos.

POGAČA – PAN ESPECIAL PARA EL DOMINGO DE GLORIA Este se prepara dos días antes de la Pascua de Resurrección, (Receta N° 8 de Repostería), se lleva a una iglesia para ser bendecido y se sirve el Domingo de Gloria, a la hora del desayuno.
Una de las fiestas más importantes de Croacia es la Procesión de Za Krizen, evento de carácter religioso, que se celebra en la misa de Jueves Santo en la isla croata de Hvar.

En ella, participan un total de seis pueblos: Vrbanja, Vrbovsko, Jelsa, Pitve, Vrisnik y Svirče, y solo algunos habitantes seleccionados de cada uno de ellos. Cada grupo irá pasando por los cinco pueblos restantes, haciendo un recorrido total de unos 25 kilómetros.

La procesión irá encabezada por una cruz que portará un vecino elegido (honor que provoca listas de espera de varios años). La persona portadora de la cruz, realizará el recorrido de la procesión descalzo e irá acompañado del resto de la comitiva que portará candelabros y velas, mientras realizan el canto «Lamento de la Virgen María«.

La cruz estará tapada con una tela de encaje negro, en señal de duelo por la muerte de Jesucristo, y la persona portadora no podrá dejarla en ningún sitio hasta llegar al altar de las iglesias de los pueblos visitados. Los últimos 100 metros del itinerario, deben realizarse corriendo para poder recibir la bendición del párroco del pueblo.
Esta celebración tiene lugar el 23 de abril y donde se realiza con mayor devoción es en Zagreb. En ésta los pastores se afanan en decorar el ganado y sus casas con flores primaverales, para así ahuyentar a las brujas y los demonios.

Los más jóvenes celebran, el Jurjevski ophod, que consiste en cubrirse con ramas verdes y visitar casa por casa cantando canciones. De este modo celebran la llegada de la primavera.

Otro rito que acompaña a esta festividad es la de levantar hogueras, Jurjevski Krijesovi, lo que adquiere un significado de purificación, realizándose adivinanzas, magia y cantos en su entorno.
Moreška es un baile de espadas tradicional que tiene cientos de años y que actualmente se baila en la ciudad de Korčula.

Se dice que se originó en España, donde la danza estaba ligada al conflicto entre moros y cristianos, en Dalmacia, se aplicó a sus luchas contra el Imperio Otomano.

Moreška se representa durante 25-30 minutos con trajes tradicionales y grupos de personas vestidas de rojo y negro que forman parte de los equipos del Rey Rojo y del Rey Negro.

La base de todo el baile es la trama de un conflicto entre el Rey Rojo y el Rey Negro por una princesa velada. La princesa abre el espectáculo declarando su amor por el Rey Rojo pero el Rey Negro se la roba y comienza una lucha para recuperar a su amada.

Moviéndose en círculos los bailarines chocan sus espadas rítmicamente hasta que el Rey Rojo gana y los amantes se reúnen. Los artistas intérpretes o ejecutantes son locales y los papeles han sido transmitidos a través de sus familias y se considera un gran honor ser parte del baile.
El Sinjska Alka es una competición ecuestre que se celebra cada primer domingo del mes de agosto en Sinj, pequeña ciudad cercana a Split, desde 1715 y que conmemora la victoria de un ejército campesino sobre los turcos en ese año, a pesar de la relación 3 a 1 en que los turcos superaban en número a los guerreros Sinj.

El evento consiste en que cada jinete participante, (Alker), a todo galope, intenta acertar con su lanza a un anillo colgante de metal (Alka). Dependiendo de qué parte del anillo es acertada es la puntación que recibe.
El que logra el mayor puntaje, en las tres rondas de que consta la competencia por concursante, es el ganador y, según la tradición, recibe un anillo de oro con el escudo croata grabado y una espada. El segundo un anillo de plata.

Al término de la competición, la banda toca una marcha triunfal y se disparan salvas para todos los que hayan logrado los máximos aciertos.

Antes del concurso, hay una procesión ceremonial a través de las calles. Los concursantes marchan a través de Sinj acompañados de sus maceros y escuderos vestidos con trajes del siglo 18, decorados con fajín y plata, los mismos usados por los guerreros en el siglo 18.

Durante el torneo tienen también lugar celebraciones religiosas y otras actividades relacionadas. Además, toda la ciudad se vuelca en la preparación de esta festividad.

Sólo los hombres nacidos en Sinj y pueblos de los alrededores (zona llamada Sinjska Krajina), pueden participar en el Alka y se considera un gran privilegio concursar en el torneo.

El Alkar Vojvoda (Duke de Alka), es un título ceremonial que representa el comandante siendo un gran honor lograrlo.

Tradicionalmente, los jefes de Estado han asistido al torneo y hoy en día lo hace el Presidente de Croacia.

   
Los habitantes de los pueblos que se encuentran en la ruta de peregrinación al santuario de Nuestra Señora de las Nieves de Marija Bistrica, en la región de Hrvatsko Zagorje , al norte de Croacia, han elaborado una técnica de fabricación tradicional de juguetes de madera que se ha transmitido de generación en generación.

Los hombres recogen madera de sauce, tilo, haya y arce, y la secan, cortan, tronzan y tallan utilizando herramientas tradicionales. Luego, las mujeres aplican una pintura, amiga del medio ambiente, para dibujar motivos florales o geométricos dando rienda suelta a su imaginación.

Los instrumentos musicales, carros, muebles en miniatura, bailarines giratorios, caballos saltarines y pájaros revoleros construidos hoy son prácticamente iguales a los que se fabricaban hace más un siglo, pero no hay dos juguetes que sean exactamente idénticos, porque su procedimiento de fabricación es totalmente artesanal.

Con el correr del tiempo los juguetes han ido evolucionando y a los caballos y carritos han venido a sumarse automóviles, camiones, aeroplanos y trenes que reflejan el entorno en el que viven los niños de hoy. Los instrumentos musicales en miniatura, afinados cuidadosamente por sus creadores, se siguen utilizando para la educación musical de los niños en las zonas rurales.
Hoy en día, en Croacia perduran, por lo menos, tres técnicas diferentes de confección de encajes. Esta artesanía se concentra en las ciudades de Pag, situada en la costa adriática; de Lepoglava, al norte del país, y de Hvar, en la isla dálmata del mismo nombre.

En un principio, los encajes de aguja de Pag se destinaban a la confección de vestiduras eclesiásticas, manteles y adornos indumentarios. Su técnica de ejecución, consiste en bordar motivos geométricos sobre un patrón en forma de tela de araña.

Los encajes de bolillos de Lepoglava, que se ejecutan trenzando hilos enrollados en husos, se destinan a la confección de cintas para atuendos folclóricos. En esta ciudad se celebra todos los años un festival internacional del encaje para exaltar esta arte tradicional.

Solamente las monjas benedictinas de la ciudad de Hvar utilizan la técnica del encaje con hilo de aloe. Los finos hilos blancos extraídos de la médula de esta planta se tejen en red o utilizando un patrón en cartón. Los encajes producidos son un símbolo de Hvar.

Son las mujeres de las zonas rurales las que han creado desde hace mucho tiempo atrás las distintas variedades de encajes que, además de constituir una fuente de ingresos complementarios para ellas, han dejado una impronta perenne en la cultura de la región.
En Croacia, previo a la Navidad, principalmente en Zagreb, se acostumbra sembrar semillas de trigo el día de Santa Lucía, 13 de diciembre, para que en la noche buena se pueda armar un adorno vivo de hojas de trigo y velas que simboliza la nueva vida, el nuevo ciclo tras el nacimiento de Jesús. Esta tradición es muy simple y entretenida de hacer en familia.

En un recipiente bajo, poco profundo se plantan semillas de trigo y se riegan 3 veces por semana hasta la semana de navidad. Para esa fecha las hojas tendrán un alto aproximado de 10 centímetros. En ese momento se envuelven las hojas con una cinta tricolor, rojo, blanco y azul, como la bandera croata, y se pone al centro una vela, la cual se enciende durante la cena de noche buena.
En Croacia existe una gran variedad de usos y costumbres para acompañar la celebración de la navidad. De todas las fiestas del año, es considerada por los croatas católicos como la más grande e importante.

Junto con rendir homenaje al Dios único y a su Hijo que nace en Belén, rinden también homenaje de recuerdo a sus ancestros, a sus muertos y ruegan por sus almas. Como sus antepasados, suplican al “sol naciente” el 25 de diciembre, de traerles en el nuevo año, la vida, la salud y la prosperidad, a ellos como a sus animales del campo.

Costumbre más generalizada y actual: el árbol y las manzanas de navidad

La tarde del 24 de diciembre, en una atmósfera de fiesta, el padre y los niños decoran el árbol tradicional, un pino, con chocolates, bombones, galletitas y manzanas. En el comedor, decorada para la ocasión, la mesa está puesta con bellos cubiertos.

Antiguamente, se colocaba paja seca en la mesa y los chicos dormían vestidos sobre ella, como en un pesebre, hasta el momento de partir a la misa de medianoche. En un rincón o sobre la ventana se puede ver el plato con el cual crecieron los trigos sembrados para Santa Lucía (y que se salvaron del gato).

El trigo, símbolo de la vida nueva, reemplaza también las flores frescas más bien raras en esta fecha del año. Cintas con los colores patrios adornan el pasto junto a velas encendidas. La “manzana de Navidad” (bozicnica), una variedad buena para comer hasta en diciembre, adorna el árbol y nos recuerda una simpática costumbre.

Después de la “misa del gallo”, y luego que un muchacho le ofrece la manzana a una chica y si ella la acepta, significa que está dispuesta a aceptarlo como a su futuro novio.

Cultura gastronómica relacionada con la navidad

En la costa: En Dalmacia, la sopa de bacalao es el plato típico para el 24 de diciembre. El 25 la costumbre es comer la “pasticada”, a veces la “sarma” (hojas de repollo rellenas), las frituras con manzanas o uvas, los “krostuli” (frituras tradicionales de Navidad, muy finas en la cual se le espolvorea azúcar) y también higos secos, nueces, etc.

En el Norte: El 24, para muchos aún, es un día de ayuno. Se come pan corriente, mientras que en la tarde se sirven porotos (grah en croata), con tocino, cebolla frita y chucrut. Buenos son también los “struklis” (una suerte de ravioles de legumbres) servidos con una compota de frutas secas (peras, ciruelas, manzanas).

Para el día de Navidad un pan tradicional llamado «cipov», hecho de harina de trigo, levadura y leche. Al almuerzo en tres servicios, se compone de cecinas, pavo y un cake con nueces y semillas de amapola. La cena es más elaborada y comienza con una sopa con fideos frescos (si posible, hecho en casa como los hace mi nuera). Sigue a esto un cerdito de leche cocido al horno, un ganso o pavo acompañado de los tradicionales “struklis”. La mesa de los postres es tentadora con sus innombrables tortas y galletas. Entre ellas puedo citar al Kuglof croata que prefiero al Kuglof alsaciano. Se trata de una tarta con nueces y helado con semillas de amapola al huevo, al cual se le pone como sombrero una vela y una rama de pino.

Otra tradición son los dos estilos de pan. El “Badnji kruh” o pan del 24 en la noche, que está hecho con miel, nueces y frutas secas. El otro pan es la trenza de Navidad. Se mezcla la masa con nuez moscada, pasas y almendras para enseguida hacer la trenza dándole forma de corona. Se le utiliza como centro de mesa para la noche del 24 y se mantendrá ahí hasta la Epifanía, la llegada de Gaspar, Melchor y Baltazar.

En Dubrovnik, en el Stradun y en la Plaza de la Fontana, grupos bulliciosos y alegres festejan la Navidad, escuchando conciertos de música popular y canciones dálmatas. No faltan las “klapas” dálmatas, esas bellas voces que “a capella” cantan viejas y tradicionales canciones. No faltan por supuesto los buenos restaurantes y boites de noche con atracciones especiales para una noche tan especial. Las ofertas culinarias van desde una sopa de mariscos hasta un plato de ostras, todo acompañado con los generosos vinos croatas.

En fin, todo esto es un ejemplo de lo que se repite en Pula, Opatija, Split, Zadar o Rijeka, Zagreb o Vukovar la ciudad sacrificada que renace de sus cenizas.









Sus días feriados en el año

1 de Enero : Nova godina (Año nuevo). 

6 de Enero : Bogojavljenje (Epifanía o Reyes Magos).  

Marzo o Abril, según la fecha de la Semana Santa : Uskrs (Pascua).   

Marzo o Abril, según la fecha de la Semana Santa:  Uskrsni ponedjeljak (Lunes de Pascua).

1 de Mayo : Praznik rada (Día del trabajo). 

30 de Mayo: Dan državnosti (Día de la estadidad)

22 de Junio: Dan antifašističke borbe (Día de la lucha antifacista).

5 de Agosto : Dan domovinske zahvalnosti (Día de acción de gracias de la victoria y la patria y Día de los veteranos de Croacia).

15 de Agosto : Velika Gospa (Asunción de la Virgen).

1 de Noviembre : Dan svih svetih (Día de todos los santos).

18 de Noviembre:  Dan sjećanja na žrtve domovinskog rata i  Dan sjećanja na žrtve Vukovara i Škabernje  (Día del recuerdo de las víctimas de la guerra patria y Día del recuerdo de las víctimas de Vukovar y Škabernje)

25 de Diciembre : Božić (Navidad).

26 de Diciembre : Sveti Stjepan (San Esteban).

Aprendamos el idioma croata

Presentamos un vocabulario y frases de lo que consideramos básico en el idioma croata obtenidos del libro para el aprendizaje de este idioma, editado el año 1979, cuyo autor es el destacado profesor don Andrés Rajević Bezmalinović y además la portada, el prólogo y el índice del libro “Curso básico del idioma croata para hispano hablantes”, editado en 2021, del mismo autor el cual se encuentra a la venta.

Vocabulario

Portada, prólogo e Índice del libro «Curso básico del idioma croata para hispano hablantes«

Canciones típicas croatas, sus letras

Anécdotas y relatos

Anécdotas y relatos

Uno de los pocos recuerdos que mi viejo me transmitió fue que se vino a Chile, por los años 20, cuando tenía 13 años.

Mi abuela Giovanica Pjerotić, ya viuda, lo fue a dejar a un puerto en Italia para que tomara un barco con destino a Sudamérica. Ella eligió, en el mismo puerto, a una familia que tuviera hijos para que lo cuidaran en la travesía de aproximadamente 1 mes. La familia elegida se desembarcaría en Panamá por lo cual todo el trayecto de Panamá a Chile fue sin supervisión.

De su infancia en Supetar me comentó que mantenía en su memoria el sabor de la uva del parrón que tenía en su casa. Esto debía ser la razón del por qué en nuestra casa en Chile teníamos varios parrones; me imagino que era su forma de estar más cerca de su tierra y su familia.
Me acuerdo de que se enojaba muchísimo si alguien le sacaba un gajo de uva a un racimo. Uno tenía que sacar el racimo completo o nada.
Esta regla seguramente emanaba de las horas que le dedicaba a limpiar los racimos, uno por uno. Se preocupaba mucho de la presentación del racimo, no sólo iba eliminando los gajos faltantes, con su típica tijera de podar y su paciencia de campesino, sino que armaba una verdadera obra de arte, que consistía en un conjunto de racimos dispuestos en su rama original, que luego yo, entre hojas, racimos y ramas, tenía la tarea de repartir por el vecindario.

Una vez me comentó que, en una estación de tren en Francia, camino a Yugoslavia junto a mi mamá, en busca de su reencuentro con su tierra, le gritaron don Jorge. Cuando se dio vuelta vio que era el hijo de un vecino que había emigrado de Chile. Él le contó que entre sus recuerdos de infancia estaban los racimos de uva del parrón de nuestra casa.

Ahora, en parte, yo mantengo su tradición, con las mismas parras, pero con la salvedad de que mi paciencia no me permite armar obras de arte; tan sólo limpio los racimos que luego regalo a los vecinos más cercanos.

En el año 2001 fui por primera vez a visitar a mis parientes en Croacia con motivo de la repatriación de los restos de mi tío Petar Prugo, esposo de mi tía Maria hermana de mi padre, para que descansara junto a ella.
En esa oportunidad, mi prima Zsenija Prugo Beović y Mladenka, esposa de mi primo Ivo Velsić Beović, me contaron una vivencia de mi viejo cuando estuvo en Croacia allá por el año 1978 en que fue a visitar la que fuera su casa en Supetar. Allí entre lo que quedaba de ella se acercó al aun existente parrón, cogió un racimo y comió sólo una uva, amarga de tiempo y nostalgia, cayendo en un llanto desconsolado.

Debió ser ser demasiado duro recordar en un gajo de uva todas las vidas ausentes y los tiempos difíciles que le tocó vivir como lo fueron siendo niño al dejar a toda su familia y venirse solo a un país desconocido.

Hoy siento la necesidad de descubrir su historia pero lamentablemente ya partieron todos y los que quedamos no la conocemos en absoluto.

En palabras de Borges, todos se convirtieron en el olvido que seremos.

En Punta Arenas vivió doña Katica, señora oriunda de Dubrovnik, de un trato muy amable y educado.

En una oportunidad un señor, también croata, al que llamaremos Petar, pasando por delante de la casa de doña Katica, quien estaba barriendo la vereda, la saludó y ella, devolviéndole el saludo con la amabilidad que la caracterizaba, le dijo: "Projite, projite, gospodin Petar, u mene uvijek vrije”. En castellano, “Pase, pase, don Petar, en mi siempre hierve”.

Obviamente que se refería que ella tenía en su casa siempre dispuesta agua hirviendo para preparar un té o un café para los amigos.
Me encuentro en Croacia, isla de Korčula, con mi Sra. Patricia, donde estamos visitando a nuestra hija Pamela y yerno Pavo Nadilo, que viven en la isla.

El 1 de Julio, concurrí con ellos a una exposición de un gran artista croata de la misma isla, FRANE FRANULOVIĆ LUKRIĆ, muy amigo de Pavo y Pamela. Ese día don Frane comemoró sus 50 años de artista, inaugurando una exposición de sus obras en la galería Natasa Citinić, en la localidad de Blato de la isla y me entregó, como regalo para el Estadio Croata, el libro de su exposición y una de sus obras, lo que haré llegar al mismo Estadio a mi regreso a Chile.

A manera de una corta reseña, FRANE FRANULOVIĆ LUKRIĆ nace en el año 1955 en la ciudad de Split donde cursa su enseñanza básica y termina sus estudios en la Escuela de Arte de esa ciudad, a fines del año 1972, con su primera exposición en la localidad de Kastela.

Hasta ahora, ha tenido más de 35 exposiciones entre Croacia, países de Europa y Australia. Desde el año 1976 vive en Prizba (Blato). Sus obras están basadas en objetos que han sido recogidos del mar y playas, como algas, conchas, arena, mallas de pesca y de la naturaleza, como ramas, hojas secas, raíces de cactus y otros elementos como ventanas y puertas de madera antiguas.
Me lo contó mi padre algo que le sucedió cuando tenía unos 7 años, por 1915, año que en Europa ya se había desatado la primera guerra mundial.

El pan, en esa época de escasez, era un alimento muy apreciado y sus papás lo conseguían, de vez en cuando, con una señora del pueblo que, de alguna forma, se las arreglaba para obtenerlo.

En una de esas ocasiones a él lo habían mandado a buscarlo y, de regreso a casa, se encontró con otro niño un poco mayor que él, que llevaba un conejo y que se mostró muy interesado en el pan, tanto que se lo ofreció a mi padre a cambio de la hogaza.

Mi papá, como niño que deseaba tener un conejito, sin pensarlo mucho accedió al trueque y llegó con el conejo a su casa.
Obviamente, que en vez de celebrarle el intercambio, la paliza que se llevó la recordó por mucho tiempo.
En un pueblo de Croacia, luego de terminarse la construcción de la iglesia, el párroco creyó necesario probar cómo había quedado su acústica.

Para eso le pidió a dos de los albañiles que habían participado en la construcción, que llamaremos Antun y Petar, que Antun se situara en el altar y a Petar en la parte alta del fondo, donde normalmente se ubican los coros.
La idea era que Antun cantara, a viva voz, a la manera gregoriana, una frase y Petar indicara cómo había escuchado el canto.

Entre Antun y Petar las relaciones no eran muy buenas ya que Petar le debía a Antun, desde hace bastante tiempo, una pileta que Antun le había construido. Antun era de la isla de Korčula y cojeaba al caminar.

Llegado el momento de la prueba, por instrucciones del párroco, Antun entonó la frase “¿En quién cree Ud?” a lo que Petar le respondió, con la misma entonación gregoriana, “En Antun, el cojo de Korčula“ y éste, no pudiendo quedarse callado, también cantando le replicó: “Viejo tramposo, págame la pileta”.
Se supone que la prueba acústica resultó satisfactoria.

Nota: “Viejo tramposo” no fue precisamente lo que respondió Antun en croata sino algo que no se puede reproducir acá.
Se contaba en Punta Arenas, a nivel de copucha, que había uno de nuestros viejos croatas, que llamaremos Yure, de muy malas pulgas y muy severo con sus hijos.
Don Yure hacía viajes por barco entre Punta Arenas y Puerto Porvenir.

Conociendo los hijos el genio de su padre, cuando estimaban que debía volver de Porvenir se encaramaban el techo de la casa, la que se encontraba cercana a la costa del estrecho, para ver cuán lejos estaba el barco en que venía el papá de manera de estar muy compuestitos cuando éste llegara a la casa.
En Mayo de 1988, con mi esposa y consuegra, tomamos un tour a Croacia en el que tuve la oportunidad de recorrer Zagreb, Rijeka, Split y la Isla de Brač.

En Brač nos desplazamos hasta Nerežišća, pueblo en el que visité la casa de mi abuelo, donde actualmente viven sus descendientes.

¿Quién, de los puntarenenses más maduros, no recordará a Natalio, ese simpático personaje, descendiente de croatas, que iba a todos los funerales que se realizaban de Punta Arenas?.

El otoño tiene cierta familiaridad con la Muerte: se le adivina en el lento caer de las hojas y en la tristeza de nuestros mejores amigos. Tiene algo el Otoño, un extraño secreto que sólo resuelven aquellos a quienes ampara en su aureola pertinaz, sugerente y neblinosa, estimada y melancólica. En uno de esos días sugerentes de nostalgia ha muerto Natalio. Yo lo conocía solamente por Natalio. Nunca la curiosidad me tentó en el sentido de averiguar el nombre completo de Natalio. Para mí, para Ud., y para todos los habitantes de Punta Arenas.

NATALIO KRAGIC JURGEVIC, era simple, solemne y fraternalmente Natalio. De improviso, un amigo me dice : Murió Natalio... No pensé en nadie más que en el genuino Natalio de Punta Arenas, y a tal idea asocié la figura de este hombre humilde que ya se ha ido para siempre. Me remonto a muchos años atrás; escarbando en el tiempo le veo caminar por calle Borles con su porte llanto.

Me imagino a Natalio, aún con su jockey avizor de horizontes, al mando de todo un batallón de hombres, mujeres y niños, recto, sublime, sintiendo al que se iba como si fuera algo de su propio mundo soledoso y doloroso. Ayer fue él el despedido. Yo sé que mucha gente concurrió a dejarlo. Sé que, desde el más humilde obrero hasta el más acaudalado comerciante, agradecieron en Natalio tan valioso ejemplo que él sembrara en virtud de quien sabe qué misterioso designio. Con Natalio se ha ido un personaje pintoresco de Punta Arenas.

Entiendo que desde hoy en adelante echaremos de menos su estampa de conductor de sepelios. Más de alguien, más de algún anónimo pasajero de estas tierras siente hoy con la muerte de Natalio como algo de la muerte de un familiar cercano. Quizá en cuántas y tantas veces fue este hombre el único deudo de un cadáver desconocido. Pero allí estaba él, abriéndole calle con sus voces y sus distinguido - i Que si lo tenía! - empuñando un báculo del mundo desconocido para nosotros. ¡Cuántas veces me crucé con él por estas heladas calles de la ciudad! Una, cien,mil, no sé. Pero lo escucho aún en sus palabras hilvanadas en sordina con su propia heredad humana.

Allí va, atravesando la calle, con sus zapatillas blancas como para que su presencia fuera menos notada. Tal vez era un tierno amigo del silencio. Aquí enarbola su báculo como haciéndole frente a invisibles molinos de viento como ese otro descubridor de maravillas que fue Don Qujote de la Mancha. ¡Dejémosle pasar, dejémosle con sus angustias y con sus alegrías! No dejaré de pensar en este hombre enriquecido de ternura acompañando al Camposanto a todos aquellos que ya cumplieron en vida con su cuota de abnegación y de trabajo; allí iba él rindiendo su homenaje postrer, ordenando silencios, enarbolando proclamas y abriendo el corazón para que una lágrima cayera con toda la salobre epopeya del gestos. Con Natalio se ha ido algo esencial y característico de Punta Arenas. ¿ Y por qué no decirlo? También se ha ido algo de nosotros mismos... (Marino Muñoz Lagos, La Prensa Austral, Punta Arenas, 12- Abril de 1958).

Otros autores refirieron que escasas personas concurrieron a su sepelio, verificando unos versos dedicados que decían:" Cuando falleció este gran seglar, poca gente viva fue a su entierro, pero debió acompañarle una columna interminable, formada por las almas de sus queridos muertos". Usaba un largo abrigo, en la cabeza una gorra tipo jockey y zapatillas de goma, por este motivo, al que usaba este tipo de calzado le llamaban igualmente "Natalio"...

Natalio Kragic Jurjevic falleció en Punta Arenas a los 60 años, un jueves 10 de abril de 1958, sus padres fueron Mariano Kragic Marinic (+28-IX-1940) y Antonia Jurjevic de Kragic (+ 17-XII-1930), hermanos: Antonio, Bozo y Vinka, nacidos en Split.

Sus restos mortales se encuentran reunidos en una tumba en el Cementerio Municipal "Sara Braun" de Punta Arenas, ubicada en las siguientes coordenadas : Sector Sur, Cuartel 3, Línea 5, N'18 de Sepultura.
Me sucedió en una de las cenas del Círculo de Profesionales y Empresarios de Ascendencia Croata.

Viendo que en una de las mesas estaba mi querido amigo don Antun Domić con familiares, me dirigí hacia ésta para saludarlo.

Estando por llegar a la mesa, sin esperar ser saludado, don Antun me indicó diciéndome. “Tú me debes un libro de Ranko Mladina”, a lo que le respondí “don Antun, si Ud. me lo regaló”. “Entonces préstamelo“, fue la rápida respuesta de don Antun.
En un canasta al brazo, cubierto con un pulcro paño blanco, y apoyándose en un enérgico bastón de rama de calafate para afirmarse en el hielo que se empinaba cerro arriba, venía la voz del Ludi Keko: -Piscaro frisco.

Era pequeño, enjuto, chispeante, mal hablado... Un atado de nervios. Pura dinamita. ¡Qué digo! ¡Nitroglicerina! Bastaba una chispa para que explotara o explosionara coma se dice ahora.
Usaba un idioma propio, en que las palabras eran italianas, chilotas y croatas, en un revoltijo que el desenredaba con las manos. En verdad se expresaba más con centellantes ademanes que con la voz.

¡Cómo pesa una canasta llena de pulpos recién arrancados de entre las rocas azotadas par el mar...! Cómo cruje el mimbre y escurre el agua potable por sobre el pantalón ya mojado del pescador...! -Hay que mojarse culo y voivas para agarrar quirios explica Keko en un remolino de ademanes. - una vez casi me lleva el mar. Me se llenaron botas de agua y me agarré con gancho a unas algas.

Pescar pulpos es en verdad un arte difícil, sobre todo en las frías aguas magallánicas. Tal vez pescar no sea el termino exacta cuando de pulpos se trata. Estos siniestros octópodos son una verdadera negación de la belleza y la bondad. Solo tienen cabeza y patas tentaculares - cefalópodos - llenos de ventosas y se adhieren a cualquier cosa con chupones de vacío imposibles de desprender mientras el animal está vivo.

Ludi Keko sostenía que los pulpos pueden ser casi tan malos como los hombres, solo que no saber burlarse ni pueden llorar. Pero, como los hombres, pueden, con su negra tinta, enturbiar todo el espacio donde viven. Sin embargo, tienen la ventaja de que pueden llegar a la mesa preparados de distintas formas, todas ellas en verdad deliciosa.

Ludi Keko grita: - Frisco, siñora... a cumprar pulpo, siñora.. Explica con su voz aguda y sus manos arremolinadas, en su pintoresco modo de explicar. El cónsul francés ha elegido esa maniana, par su propia mano, dos hermosos ejemplares de casi dos kilos cada uno. Lo que me coista arrancarlos de entre las rocas mientras la marea comenzaba a subir! Pero, sus sonoros pesos fuertes ha pagado el buen "gourmet" por el gustazo que se dará en la cena de gala de ese 14 de julio.. ¡Vive la France! ¡Allons enfantes...! 'Viva la ensalada de nabos con perejil y el champaña enfriando en la nieve del patio!. Oírle y verle -las dos maneras de entenderlo - es todo un espectáculo.

Parece como si entre las articulaciones de sus dedos huesudos y nudosos, ganchudos y enérgicos, se entrelazaran miles de invisibles hilos que mueven las marionetas de su fantasía. Porque sus nerviosos ademanes dibujan y desdibujan, mueve y hace hablar las mas extrañas figuras y como salta, sin conexión alguna, de un tema a otro, de una a otra figura, personaje, cosa o situación, ocurre que todo es un vertiginoso caleidoscopio de bienes y cambiantes colores, de contornos fugaces y de formas alucinantes.

Cuando detiene el paso cansado para sentarse en la silla que alguien le ha ofrecido junto con alguna copa de vino, se apoya brevemente en el respaldo para luego irse corriendo hasta el borde del asiento, adelantando la cabeza y el brazo enérgico en cuyo extremo flamea la mano sarmentosa con un dedo que apunta al oyente coma un dardo que amenaza directamente a los ojos: - no sabes dispara el dedo acusador- no poides saber. Porque no habías ni nacido.
Mi padre, actualmente de 93 años, vive en Antofagasta desde la década de los 60. Él es hijo del inmigrante croata, Cristóbal Lulić Vanak, mi abuelo, oriundo del pueblo de Suhovare, cercano a la ciudad de Zadar, Croacia.

A principios del siglo XX, trabajando como marino en un barco mercante, mi abuelo Cristóbal llegó a Argentina desde Croacia, viajando a Chile en 1924, instalándose en Puerto Porvenir, Magallanes. Allí fundó la “Compañía de Alumbrado de Porvenir”, la primera compañía de luz eléctrica en la zona, así como otras empresas que llevaron el progreso a esas regiones. Se casó con Ester Dureu Navarrete y tuvo dos hijos: Jorge, mi padre y mi tío Osvaldo Lulić, ya fallecido.

He visitado más de una vez el pueblo de Suhovare. Allí tuve la oportunidad de conocer y reunirme con la familia del abuelo lo cual fue muy bonito; siempre con la esperanza de encontrar alguna pista o información sobre su nacimiento.

En Suhovare hay dos clanes importantes los Lulić y los Ukalović. Se casaban entre ellos (algunos aún lo hacen), pero muchos de la nueva generación se han ido a trabajar a otros países de Europa y el mundo.
Aún quedan rastros de la antigua casa de mi abuelo y, de los familiares mayores que pude conocer, algunos hablaban sobre él con cariño ya que, durante los días difíciles en Croacia, ayudó a muchos de ellos, y también a amigos enviándoles dinero y paquetes con ropa desde Chile.

Yo hice mis estudios en los años 70-80 en la Universidad de Durham, Inglaterra, donde me establecí posteriormente, hasta ahora, me casé y tengo dos hijos, adquirí la ciudadanía británica en 1979.
Regularmente mis hijos y yo visitamos a mi padre con quien mantenemos un contacto frecuente.
Mi padre me contó que un día su padre, en Croacia, Península de Pelješac, salió de pesca como lo hacía habitualmente de madrugada, acompañado de su perrito y muy abrigado por el fresco de la amanecida.

Estando de regreso en casa, al pasar un par de días, empezaron a echar de menos al perrito, pues nunca desaparecía por más de un día.

Luego de buscarlo por varias partes se les ocurrió hacerlo donde el papá normalmente dejaba el bote cuando regresaba de la pesca.
Allí estaba el perrito, medio entumido, cuidando celosamente el abrigo que había dejado su amo olvidado.
Eugenio Gligo Grassi, (1895-1966), hijo de Nikola (Nicolo) Gligo Nikolorić y de María Grassi Lode, nació el 11 de Enero de 1895 en Bol, Isla de Brač, Croacia. Estudió los cursos de gimnástica en Zadar, y posteriormente fue cadete naval de la marina del Reino de Serbia, Croacia y Eslovenia, adscrita al Imperio Austro-Húngaro.

En 1914, el buque-escuela había recalado en Buenos Aires en el momento que se declaró la primera guerra mundial. Consciente de que esa guerra no era la suya, no volvió a la embarcación y se quedó en Buenos Aires. Había llegado como inmigrante a esa ciudad Wenceslao Gligo, primo de él, quien lo acogió en sus comienzos porteños. Como había estudiado varios idiomas al comienzo sobrevivió haciendo clases de español a inmigrantes europeos. Posteriormente entró a trabajar en la compañía telefónica inglesa de Argentina.

Sus padres le habían encomendado ubicar a su hermano Vicente y por ello, en 1923, partió a Santa Cruz, al sur de Argentina, donde residió por 3 meses. Siguiendo a su hermano Vicente, llegó a Punta Arenas. Allí fue contratado como Contador General en el Frigorífico Puerto Sara, hoy desaparecido. Aunque estaba a 140 Km. de Punta Arenas, el trayecto a esta ciudad, debido a los malos caminos, demoraba uno o incluso dos días. Estuvo trabajando allí durante 5 años lo que le permitió ahorrar dinero.

Regresó a Punta Arenas en 1928 y se hizo socio de Jorge Matetich que poseía un establecimiento comercial en Calle Roca 935 y que fue fundado en 1894. Pasó a llamarse Matetich y Gligo.
En 1933 se casó con Ágata Viel Vitali, naciendo, entre 1934 y 1940, sus cuatro hijos: María Eugenia, Ágata, Nicolo y Eugenio.

Alrededor de 1936, la sociedad comercial se deshizo pasando a llamarse Gligo Hermanos por un lapso de 3 años, ya que incorporó como socio a su hermano Vicente Gligo. Durante los 19 años siguientes quedó en manos sólo de Eugenio Gligo, y se llamó Casa Gligo, hasta su cierre en 1958. Esta casa comercial tenía múltiples secciones: Librería, Regalos, Juguetería, Disquería, y Maletería, destacándose por sus variadas ofertas tanto de productos nacionales como importados.

En 1936 a Eugenio Gligo Grassi se le otorgó el arrendamiento de varios lotes fiscales para constituir una estancia ovina y criar karakules con el objeto de obtener astrakán. Se le denominó Estancia María Eugenia, y tenía una superficie de 7.500 hectáreas. A partir de 1938 la estancia fue parte de la sociedad formada por él y Jorge Campos Menéndez. En años 1941 y 42 la familia Gligo Viel residió en la Estancia María Eugenia, y en 1945 en puerto Porvenir.

Al disolverse la sociedad con Jorge Campos Menéndez, la estancia quedó con una superficie de 4.500 hectáreas, y fue trabajada permanentemente por su dueño. La estancia fue adquirida al Fisco en 1957. Al fallecimiento de Eugenio Gligo en 1966, la siguió trabajando su viuda Ágata Viel Vitali, quien a su muerte le sucedieron sus herederos. La estancia fue vendida en 2013.

Eugenio Gligo Grassi fue una figura pública participando activamente en la vida republicana de Punta Arenas En la Unión de Pequeños Ganaderos de Magallanes, ocupó varios cargos en diversos directorios. Fue un Rotario destacado, donde también participando en varios directorios. Convivió activamente en la sociedad magallánica; miembro del Club Inglés, del Club Croata, entre otros, y asiduo en las tertulias de café.

Pero donde tuvo una muy destacada labor fue como Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Magallanes, pues le tocó comandar las gestiones para obtener el Puerto Libre de Magallanes. Fue presidente de esta organización gremial desde 1937 a 1940 y de 1944 a 1957. Veinte años a la cabeza de la institución a la que se dedicó con esmero, honestidad, trasparencia, tenacidad y dedicación, siempre acompañado de directores capaces y laboriosos. Entrevista con políticos, con el Presidente Carlos Ibáñez del Campo, con el Presidente Arturo Alessandri Rodríguez, con parlamentarios, funcionarios públicos, etc.

Todos estos trabajos en muchas ocasiones atentaron contra sus propios intereses económicos, pero rindieron sus frutos al constituirse el Puerto Libre. Fue nombrado Director Honorario de la Cámara Central de Comercio de Chile.

En 1958 cerró Casa Gligo manteniendo solo la Estancia María Eugenia. Falleció en 1966 a los 71 años. Sus restos reposan en el mausoleo de la familia en el Cementerio de Punta Arenas.
Me sucedió en un viaje que hice a Europa por razones de trabajo.

Dentro de las delegaciones presentes estaba la croata a cargo de un señor Danilo Grbac.
Ansioso de practicar mi croata, aprendido en casa con mi padre, oriundo de Janjina, Pelješac, me acerqué a mi tocayo para saludarlo y presentarme.

Éste me recibió muy amablemente y luego de intercambiar algunas palabras me invitó a conocer a sus colegas de delegación diciéndoles: “Ovo je Danilo Kalafatović iz Čilea. On govori stari hrvatski” (Este es Danilo Kalafatović de Chile. Él habla croata antiguo)

Los idiomas son dinámicos. Y el croata que hablé era el que había traído mi padre hacía más de 50 años atrás con respecto a la fecha de ese viaje.
Llegué hace muchos años, 111 para ser más exactos, fue un día de enero de 1907, recuerdo el calor seco del desierto, el cielo de un azul distinto y el mar entre calmo e impetuoso. Había caras nuevas, olores distintos, sonidos diferentes; todo un universo por descubrir.

Ya no me acuerdo del capitán ni del nombre del barco, me invadía la pena y el miedo; y una irresistible nostalgia inundaba mis ojos claros. Sólo me reconfortaba la compañía de mi querido hermano menor Dušan, quien con 13 años compartía conmigo esa histórica travesía.

Al divisar la costa chilena, el final de mi destino, vinieron a mi mente los momentos antes de la partida: conversaciones rápidas y nerviosas de mis padres, pasos apurados sobre la gravilla, suspiros, lágrimas, el dolor de los que quedaban en la patria amada.

Por esos años en mi querida Isla de Brač y mi pueblo Supetar recibíamos el llamado de fin del mundo, Sudamérica, la “tierra prometida” decían muchos, donde la abundancia llegaba rápido y el trabajo bien pagado sobraba, cuando había esfuerzo.

Amigos, parientes y conocidos nos aguardaban en Chile, con emoción y entusiasmo. Eran los pioneros de la avanzada croata, los que abrieron el camino con mucho esfuerzo, para que el sueño de la emigración se hiciera realidad. Entre ellos estaba mi entrañable hermano Slavomir, quien dos años antes se había embarcado a Chile, con 17 años.

Por esos días, nuestros corazones se inflamaban de esperanza. En la patria querida cundía el desencanto, viñas apestadas, vientos de guerra y la temida pobreza, acechaban la vida de todos. Chile era el futuro, una oportunidad que no se podía dejar escapar.

La decisión no era fácil, había duda y riesgo, pero alzaba la vista al horizonte y admiraba a todos los que, como mi hermano, se habían armado de valor y aventura para cruzar el enorme océano y enseñarnos que la vida puede tener muchos derroteros.

Cuando el pequeño barco zarpó de Supetar se me secó la garganta y mi corazón parecía que estallaba en mil pedazos. Mi tierra amada se perdía, poco a poco, con sus casas blancas y techos rojos. Abracé fuertemente a Dušan y contuve su llanto de niño.

Mis padres, Zanante y Magdalena daban ánimo por fuera, pero se desgarraban por dentro. Dos hijos más se lanzaban hacia lo desconocido, con la esperanza de encontrar un nuevo mundo de prosperidad para nuestra familia. Ya cuando el mar se hizo inmenso la lejanía me asustó y la soledad se hizo carne en todo mi ser. Mi isla pedregosa era ya sólo un recuerdo. Pero no había que dejar que ganara la melancolía, sólo respirar hondo y mirar hacia adelante. Debía ser fuerte por mi hermano.

No puedo mentir, el tiempo de navegación se me hizo eterno. Ansiedad, y dudas fugaces de la decisión tomada. Muchas emociones juntas para mis 23 años, sí 23 tenía cuando tomé ese bendito barco hacia América. Pero el ánimo y entusiasmo de Dušan hacía que todo valiera la pena. Y debo confesarles que en esa travesía hubo también momentos buenos, cuando la serenidad se volvía compañera y los maravillosos cuentos del mundo nuevo abrigaban mi fe por lo que venía. Guardo en mi memoria hermosas tardes de cubierta, calma marina y planes por aquí y por allá.

La llegada no fue fácil, había algo de miedo e inseguridad; otro idioma, caras diferentes, aire seco y húmedo, y esa arena que lo cubría todo.
En mi mente me consolaba: serán sólo algunos años y luego regresaré a todo lo mío: la casa de piedra, el huerto, el azul del adriático, las calles de gravilla, mis amigos, las tertulias en la playa, mis amores…
Fue difícil, lo admito, hacer la conexión entre las grandes expectativas que tenía y la realidad que nos aguardaba. Aquel mundo que soñaba, esa América codiciada era eso, pero a la vez no lo era. Mucho tiempo después lo entendería Y yo estaba ahí, retando a mi destino, con mi maleta llena de proyectos y esperanza.

Aventurero “austríaco” de tierras dálmatas, así me llamaban. No me molestaba, aunque sí lo de “austríaco”, mi patria siempre fue Croacia. El deseo era sólo uno, prosperar en lo que fuera y regresar a Brač, para ayudar a mis padres y hermanas que quedaron allá.

El tiempo transcurrió rápido como siempre. El trabajo llegó más rápido de lo pensado. La Aduana de Antofagasta me acogió, cuyos dueños eran unos coterráneos, los Lukšić. Fueron ocho años de arduo esfuerzo, en los que sacrifiqué muchas cosas. Nos esmeramos, junto a mis hermanos, en ahorrar lo que se podía.
De esos primeros años recuerdo, por las tardes y noches, la compañía de Dušan y Slavomir, las conversaciones sobre cómo iba todo, los proyectos, las dificultades.

En nosotros permanecía, a sangre y fuego, el recuerdo de los que dejamos allá en Dalmacia. La añoranza de la madre, la tibieza del hogar y los almuerzos en familia se valoraban más que nunca en la vida.
Pero había que ser fuerte, no se podía claudicar, sino todo el esfuerzo sería en vano. Cada día malo antes de dormir me repetía “ya regresaré a mi amada isla, orgulloso y seguro de que lo que hice valió la pena”. Y la verdad es que no fueron pocos esos días difíciles, la adaptación a todo un mundo nuevo nunca fue cosa fácil.

Todo cambió dos años después de mi llegada. Fue en enero de 1909, un amigo me pidió que lo acompañara al puerto, porque llegaba la prometida de unos de sus primos. Venía de Brač, como la mayoría. Lo que pasó después me emociona, cuando vi a Stefanya bajando al muelle, mi corazón se agitó como nunca, supe esa mismo día que ella sería mi mujer.

Luego de algunos meses su planificado compromiso se diluyó en la arena y comenzamos nuestra relación en Antofagasta. Ella venía de Pusišća, pueblo vecino a mi Supetar, en Brač. Sus padres Iván e Ivania, vinieron con ella, además de su hermana mayor Armelya, pero pronto tuvieron que volver a Brač. No debe haber sido fácil para ellos dejarlas en el fin del mundo, a sus 20 años. Aunque ya estaba en Chile su hermano Ljubomir y sus tíos, los famosos hermanos Kraljević, que se habían dedicado a la explotación del salitre, desde 1879.

Los acontecimientos, como siempre en la vida, ayudaron a girar el rumbo de las cosas. Ahora, el regreso a la patria se volvió más lejano en los pensamientos. Encontrar el amor y las ganas de formar una familia hicieron lo suyo. Se encendieron nuevas motivaciones y comenzó lentamente el arraigo. La nostalgia dio paso a la esperanza y junto a Stefanya fuimos construyendo futuro en esta tierra lejana. El aire de Antofagasta ya no era tan molesto, aprender el idioma hizo todo más fácil y el desierto comenzó a cautivarnos con su imponente belleza.

El 7 de enero de 1911 nos casamos y pronto fueron llegando nuestros queridos hijos: Magdalena, Blago, Dalibor, Ivo y Norma. Ellos fueron llenando de energía nuestras vidas. Sólo de vez en cuando, aparecía mi isla azul y remota en mis recuerdos, aunque ya de manera distinta. Ya sentía cosas por esta tierra, tenía hijos y amigos chilenos. Todo un mundo que ya era parte de mí.

La prosperidad fue llegando de a poco, en 1918 tome todos mis ahorros y me fui al pueblo de Calama, localidad infestada de mineros busca fortuna. Después de estudiar bien la situación decidí invertir en el rubro hotelero y compré el Hotel La Bolsa.

No fue fácil emprender, pero pronto me di cuenta que debía volver a Antofagasta, donde el negocio sí era más rentable. Vinieron los tiempos buenos, el Hotel Londres y su anexo France e Inglaterra.

Junto a Stefanya y mis hijos tuvimos un buen pasar, pero siempre buscaba más desafíos. Así fue como a fines de 1935 agarramos todas nuestras cosas y nos fuimos a Santiago. Ya había comprado el Hotel Splendid, en plena calle Ahumada, el mayor logro de mi carrera hotelera. Aunque después seguí con el Savoy. No me puedo quejar, hice las cosas bien.

En esa misma época comenzaron a llegar los nietos, mi querida Gloria, de corta pero angelical vida; Iván, Norma, Sonia y tiempo después Lenka. Los cuarenta pasaron como un tubo, mucha dedicación con los negocios y preparando a los hijos para que asumieran su papel en la sucesión. Aunque con los años esto finalmente no resultó.

La época final de mi vida, los años 50 me encontró ya sin mis hoteles y disfrutando mucho con Stefanya. Pese a los problemas que nunca faltan estaba feliz, tenía mi lado a mi compañera de vida, los hijos seguían sus caminos y de verdad amaba esta tierra chilena que cambió por completo mi existencia.

La enfermedad se llevó mi vida un día de 1955 y esa misma noche una parte de mi alma viajó hacia Supetar, para reposar sobre esa amada isla de piedra y viento. Habían pasado 48 años desde el día en que subí a ese barco del que no recuerdo el nombre.
La otra parte de mi alma se quedó en Chile, donde parte de mi sangre croata se desparramó sobre mis descendientes.

Doviđenja
Se cuenta que, cuando la Presidenta de Croacia, Sra. Kolinda Grabar-Kitarović visitó China, el máximo legislador de este inmenso país, Zhang Dejiang, le preguntó a la Sra. Kolinda, cuántos habitantes tenía Croacia, ésta le respondió, "un poco más de 4 millones", a lo que la autoridad china le contestó "¡Y por qué no vinieron todos!".
Que nuestro mar ha sido escenario de episodios variados es cierto. Combates, cañoneos, naufragios, incendios accidentes y tragedias sin fin, conforman la lista de estos acontecimientos marítimos. Incluso hay registro de numerosos actos de pirataje con el caso de yate “Peggy”, de propiedad del gringo Sharpe, ejecutivo de la Ford con oficinas en el edificio Gibbs.

La embarcación – de lujo para la época – tenía 14 m. de eslora y aparejo de balandro. Mástil para cangreja y foque, con un motor de combustión interna. Su propietario navegaba por la bahía, acompañado de sus cercanos, todos extranjeros. Permanecía fondeada en la poza del puerto artificial, a mediados de septiembre de 1932.

En esa fecha, cuatro ciudadanos extranjeros la abordaron subrepticiamente y, mientras Chile entero celebraba distraídamente las Fiestas Patrias, largaron amarras y zarparon con rumbo desconocido. Muchas fueron las conjeturas sobre el destino de la embarcación pero, se daba por hecho, que debería recalar en algún puerto, para hacer rancho de víveres, agua y combustible.

El martes 4 de octubre, la embarcación fue avistada en la Caleta Chorrillos, unas millas al sur de El Callao. Las autoridades salieron en su búsqueda pero la “Peggy” escapó hasta que una lancha patrullera cortó sus aguas, la detuvo, la remolcó hasta El Callao, donde quedó retenida.

Los piratas eran dos yugoslavos y dos alemanes, Santiago Medanić Lukin, Roko Cvitanović Rokacija y los germanos Armin Roemmer Weiss y Josip Breich. Fueron capturados por la autoridad marítima peruana y sometidos a juicio “por flagrante delito de piratería”. La nave quedó amarrada a las bitas del puerto peruano, en tanto se realizaban las gestiones para traerla a puerto chileno. El gringo Sharpe, junto a un grupo de amigos, viajó hasta Perú a bordo de un valor de PSNC, con el objeto de repatriar su costosa embarcación.

Aquellos piratas – precursores de Johnny Deep – zarparon el bergantín del olvido.
Decir Sokol es decir Tomičić. El equipo nació con los hermanos Pablo y Jacinto, de grato y hondo recuerdo por sus cualidades deportivas y sociales. ¿Sokol sin un Tomičić?

Y apareció José "Pepe" Tomičić K., hijo de don Roque. Ya tenía el club a uno de su dinastía.

Y luego vino Nicolás "Ronco" Tomičić K., hermano de José y uno de los más brillantes defensores que haya tenido el club en sus 70 años de vida. Y no solo en básquetbol, porque fue un atleta destacado en saltos largo y alto, siendo en este último campeón zonal.

Después se sumó Pedro "Pericote", hermano de los dos anteriores y, nuevamente, dos Tomičić integraban el equipo cestero. El "Ronco" comenzó en 1939 (Campeón de Chile en Temuco), y lo dejó en 1954.

Siguió Pedro, al que se unieron sucesivamente Boris y Uroš, sus hermanos.

También estuvieron otros primos José Tomičić K., "Peineta", e Ivo Beović Tomičić, quienes, a seguir estudios, se fueron a Santiago. Ivo fue seleccionado chileno de baloncesto. Cuando se iban Uroš y Boris, este último, gran atleta, seleccionado chileno e internacional, entró otro primo: Jorge Tomičić K.

Luego aparece en el primer equipo Vinko Mušić Tomičić, hijo de Andrés y Gloria (prima hermana de todos los anteriores). Andrés fue presidente del Sokol en dos periodos. Vinko después fue vicepresidente del club y, al fallecimiento de su padre, asume la presidencia hasta el día de hoy.

En una fecha tan especial para Sokol, hemos querido hacer este breve recuento porque, además de significar un fervor deportivo de alto valor, es un hecho difícil de encontrar. Setenta años de un club, en que siempre ha estado, en primer plano, la familia Tomičić, con la calidad de sus hijos y de sus destrezas deportivas, además de sus cualidades morales.

Decir Sokol es decir Tomičić.
Hablando de cuartillas, resmas, chibaletes y otros asuntos propios de las imprentas, me vino a la memoria el recordado “cuartillo”, mínima medida en que se expendían nuestros mostos en bodegas y clandestinos del ayer. Recordé ese pequeño jarrito, blanco enlozado, con un reborde para vaciar sin derramar y con un número azul que indicaba la medida.

Un cuarto litro de vino, cuando se vendía en un vaso, era conocido como “una caña”. Y cuando la sed era mucha, se le apodaba “un cañón”. Una “caña” no solo calmaba la sed: terminaba también con ese temblor que delata a los alcohólicos.

Eran los tiempos de ese Chile respetuoso, en que el dueño del clandestino era tratado hasta con unción por los “curaditos”, los “clotos” o “borrachines”. Tenían voluntad para ganarse “un cuartillo”: barrían la calle, hacían las compras o encargos del dueño del boliche, que los premiaba con un “matapenquero”, de dudosa calidad.

Temerosos de “La Comisión Civil”, los clandestinos abrían la puerta sigilosos, mirando primero por una rendija, para verificar quien pedía entrar. Comprobada la identidad del o los sedientos, se entornaban los postigos para permitir el ingreso. Frotándose las manos, el sediento hacía “la pedida”, que era siempre la misma: Un cuartillo… ¡Tinto!.

En mi infancia conocí un par de esos clandestinos. En calle Porras, a Cayetano Ljubetić. Borrado de viruelas, inmerso en un mundillo de chuicos, tinas, toneles, pipas, damajuanas y garrafas. En Chuquisaca, a Mateo Domić, fumador de cigarrillos “Camel”, sentado “al revés” en una silla de Viena. Ambos, con un séquito de “caseros” que merodeaban “para juntar sed”. Muy de mañana, Cayetano atendía a aquellos habitúes que llegaban con un pronunciado “temblor” del cuerpo. ¡Con el primer “cuartillo” les volvía la calma! ¡Hasta eran capaces de sonreír!

Tengo en mis manos un jarrito de “un cuartillo”. Escanciaré un mosto de “medio pelo” y brindaré para calmar esta sed de recuerdos que me abrasa… ¡Salud!.
Cuando manifestó a sus padres sus deseos de ingresar a la fuerza aérea, recibió de ellos un rotunda no, ya que por ningún motivo deseaban un porvenir tan peligroso.

Como en aquellos tiempos los hijos respetaban la voluntad paterna, debió resignarse e ingreso al Institute Superior de Comercio de su natal Antofagasta, egresando al cabo de unos años con el titulo de contador. Profesión que, con el correr de los años haría de él un exitoso empresario. No obstante, en su corazón seguía anidándose el íntimo deseo de ser aviador.

Por eso cuando, en 1941, se enteró que el entonces capitán de bandada Alfonso Scheihing Ritter, jefe del aeropuerto de Cerro Moreno llamaba por la prensa a los interesados en fundar el club aéreo de aquella nortina ciudad, fue de los primeros en inscribirse y en ser aceptado.

Arduo trabajo les cuesta trasladar desde el viejo aeródromo de Portezuelo a La Chimba, el hangar que en la época del correo aéreo utilizara en ese campo aéreo la Línea Aérea Nacional y que les fuera donado por encontrarse fuera de uso.

Al realizarse ese mismo año la campaña Alas para Chile, Cvitanić fue uno de sus más entusiastas impulsores y a la postre, como resultado de ella, el naciente club recibió dos Aeronca L-3B (uno de los cuales resultó destruido en su viaje a Antofagasta) y cuatro aviones Fairchild, uno modelo M-62B y tres PT-19. Su instructor fue el teniente Rogelio González Mejía, quien con paciencia infinita lo fue adentrando en el maravilloso mundo de la aviación.

Que impresionante le parecía ver en lo alto, desde la cabina abierta del Fairchild, la inmensidad de la pampa y del océano. Etapa tras etapa las fue superando y su alegría no tuvo límites cuando, tras rendir un brillante examen, recibió de manos de la comisión examinadora de la Dirección de Aeronáutica su brevet de piloto aviador de turismo. Los horizontes se le abrían y sin descuidar sus actividades comerciales, Ia aviación le señalaba otras metas.

A raíz de Alas para Chile, la Fuerza Aérea de Chile había decidido dar un renovado impulso a su reserva aérea, organizando cursos para formar oficiales de reserva en diversas bases a lo largo del país. Postuló y fue Llamado a reconocer cuartel en la Escuela de Aviación, en la Base Aérea El Bosque en Santiago, obteniendo del mismo su nombramiento de alférez de reserva en la rama del aire. Aunque por otro camino, su vieja aspiración de ingresar a la FACh se iba cumpliendo.

No pasó mucho tiempo, cuando fue llamado al servicio activo en el Grupo de Aviación i en la Base Aérea Los Cóndores de Iquique, unidad en la cual efectuó el curso de tiro y bombardeo, recibiendo con no disimulada satisfacción su título de piloto de guerra. Para el había Llegado el momento de devolver a la aviación nacional, al menos en parte, lo mucho que de ella había recibido.
Se presentó a examen ante la Dirección de Aeronáutica, obteniendo primero su habilitación de ayudante de instructor de vuelo y luego la de instructor, dando comienzo a una larga y dilatada labor en su entidad madre, el Club Aéreo de Antofagasta.
En forma paralela, por años ocupó cargos en el directorio y en varias ocasiones la presidencia del mismo.

Considerando que no todo había de ser volar por el placer de volar, junto a otros pilotos del club, se abocó a la tarea de habilitar aeródromos al interior de la pampa, especialmente en las cercanías de las oficinas salitreras. Ello les permitió poder trasladar oportunamente hacia la capital de la provincia a personas enfermas o accidentadas, en una época en que los caminos hacia el interior eran precarios o llevar hasta allá la ayuda que tanto les era necesaria. Labor, de la aviación deportiva nacional, hoy en día ya olvidada e ignorada por muchos, que desconocen cuantos sacrificios en vidas y materiales ello cuesta.

Sucedió por entonces que visitó nuestro país, en son de hermandad, una formación de aviones ecuatorianos, uno de los cuales, desgraciadamente, se accidentó en territorio nacional. Queriendo que tuvieran un feliz regreso a su patria, el Director de Aeronáutica, el general Gregorio Bisquertt Rubio, lo llamó y le solicito que, en un avión del club antofagastino, acompañara a los raidistas hasta Guayaquil.

Junto a su alumno Mario Reyes, en un Fairchild del Club Aéreo de Antofagasta, hacienda varias escalas finalmente llegaron sin novedad a Guayaquil, ciudad donde los esperaba nada menos que el presidente del Ecuador, Dr. José María Velasco lbarra, quien lo paseó en auto abierto por las calles de Guayaquil, siendo ambos aviadores chilenos nombrados ciudadanos ilustres de la misma.

Antes de retornar a Chile, se le ofreció el cargo de instructor de la aviación civil ecuatoriana, honor que a pesar de las ventajosas condiciones económicas que conllevaba, declinó por cuanto estimó que primero se debía a su patria. De regreso, al pasar por territorio peruano, la aviación de aquella nación hermana lo trató con singular cordialidad, pagando todos los gastos en que incurría y brindándole cálidas muestras de aprecio.

Tiempo después, por razones de trabajo, se radicó en Bolivia, donde también hizo instrucción de vuelo y adquirió para su uso personal un avión de instrucción Vultee BT-13, de los mismos que aprendiera a volar en nuestra fuerza aérea. Al momento de volver al país, al igual que sucediera en Ecuador, se le ofreció quedarse en esa nación como instructor de vuelo, lo que tampoco aceptó.

Sin embargo, nada de ello lo alejó, de la FACh y, realizando los cursos respectivos, se mantuvo estrechamente ligado a ella, hasta alcanzar el grado máximo, de comandante de grupo de reserva en la rama de aire. Se decía que la Base Aérea de Cerro Moreno había hecho su segundo hogar.

Pero no en vano pasaban los días y en 1983, con casi 11.000 horas de vuelo y habiendo formado solo en Antofagasta 47 alumnos, por razones de salud y de prudencia, consideró llegado el momento de bajarse de los aviones. De los aviones, pero no alejarse de la aviación.

Periodista y hombre de radio, tuvo su propia emisora y por años fue columnista semanal de El Mercurio de Antofagasta, realizando por medio de sus páginas numerosas campañas de bien público. Una de las últimas, en defensa del aeródromo La Chimba, cuyo cierre no pudo impedir, permitiendo que sus terrenos fueran ocupados en proyectos inmobiliarios. "Una lástima", decía. "Habiendo tantos otros terrenos, se priva a Antofagasta de contar con un aeródromo de alternativa para la aviación civil ante un cierre imprevisto de Cerro Moreno..."

Hombre multifacético, participó en muchas otras actividades, desempeñando también en ellas labores directivas como lo fueran de presidente del Rotary Club, presidente de la sede zonal del Instituto Nacional O’Higginiano, Alguacil de Carabineros, Brigadier Mayor de la Escuadrilla "Águilas Blancas" de Antofagasta y muchas otras que, por modestia, prefería no mencionar. Hijo lustre de Antofagasta, recibió innumerables distinciones, entre otras, el nombramiento de Miembro Honorario del Círculo de Coroneles de Aviación, el premio "Clodomiro Figueroa Ponce" que le otorgara la Federación Aérea de Chile y la condecoración "Cruz al . . Mérito Aeronáutico", que en su pecho prendiera la Fuerza Aérea de Chile.

Uno de sus mayores orgullos era que hasta cumplir cien años, mantuvo vigente su licencia de conducir. Hombre de una claridad mental envidiable, hablar con él era recorrer las páginas de la historia de Antofagasta por alguien que las había vivido.

Oportunidades, en que no pocas veces su vista se nublaba, al recordar a tantos camaradas aviadores que habían partido al mas allá y con quienes compartiera en los cielos de la patria.

Don Juan, cercano a los 104 años de edad, falleció. Fue en pleno sueño, suavemente, para no despertar a su familia y seguramente para decirle que había llegado el momento de emprender vuelo, ahora hacia la eternidad.
Me ocurrió a mediados del año 2017, casi al término de mi último viaje a Croacia.

Soy una coleccionista de grafitis de gatos, lo cual me ha llevado a proponerme publicar un libro con una colección impresa, lo que tengo como plan a corto plazo.

Es común encontrar, en las calles de Europa del Este, grafitis pintados por famosos muralistas, por lo que no es difícil ubicarlos vía internet. Algunos grafitis se pueden ver sólo en altura, y otros, como el que me había propuesto encontrar en Zagreb, en el estacionamiento de un mall.

Ya llevaba unos 30 minutos recorriendo el estacionamiento cuando mi presencia llamó la atención de un guardia de seguridad quien, luego de conocer mi objetivo, se ofreció muy cordialmente llevarme donde estaba el preciado mural.

Fue tanta mi emoción y alegría al encontrarlo, que el guardia pensó que sería buena idea ponerme en contacto con el artista que, para mi sorpresa, ¡era conocido suyo!. Y mayor fue mi impresión cuando el artista accedió a tomar un café conmigo, en un hermoso local de la calle Tkalčićeva, cerca de la plaza principal, la trg Josipa Bana Jelačića. El muralista, llamado Slaven Lunar Kosanović, que vive en la zona, llegó con stickers y una polera con su logo de regalo para mí.

Estas cosas son las que hacen de Zagreb, un lugar único, la amabilidad de su gente, y el valor artístico que se le da a algo tan moderno, erróneamente juzgado, como el “grafiti”.

Hasta el día de hoy seguimos en contacto con Slaven y pretendo incluir esta anécdota en el libro que planeo escribir.
Estando en Croacia el 18 de septiembre de 2016, en Sutivan, en una tienda de souvenirs, con vinos y aceites de oliva, me atendió una linda jovencita a la que pregunté si era la dueña a lo que llamó a un señor bien amable. quien me preguntó mi nombre y procedencia. Al hacerlo se rio me dijo "yo soy Ivo Ljubetić y por lo que podríamos ser parientes". Enseguida nos pusimos a hablar de posibles ancestros en común preguntándole yo si tenía algún libro con un árbol familiar, el que no logró encontrar por lo que el parentesco quedó inconcluso.

Al preguntarle por el aceite de oliva me pidió que lo acompañara a la parte trasera de la tienda, donde tenía toneles de distintos aceites. Le comenté que a mi abuelo, Drago Ljubetić, le podría gustar el más fuerte, por lo que me dio a probar el que consideraba el más apropiado de su stock que encontré perfecto para mi abuelo.
Luego de esto, don Ivo, buscó una bonita botella de cerámica especial que llenó con ese aceite y luego selló, diciéndome: "toma un regalo de parte mía para tu abuelo”.

Este año (2017) pude ir de nuevo a Croacia, esta vez con mi polola. Visitamos a don Ivo y le llevamos algunas poleras de Chile de regalo. Nos orientó de todo lo que podíamos hacer, nos invitó un café y nos dijo que si necesitábamos bicicletas pasásemos a su puesto de turismo aventura donde podíamos arrendarlas. Con sorpresa cuando fuimos, don Ivo había dejado encargado que podíamos arrendar lo que quisiéramos sin costo alguno.

Fue un agrado que una persona completamente para mi desconocida, con la que sólo compartimos un apellido, fuera tan espontáneamente bondadosa y simpática. Sin duda esperamos ir con más tiempo para poder ver y compartir nuevamente con don Ivo, una persona espectacular.

¡VIVA CROACIA!.
Se cuenta que, hace muchos años, en una celebración, en el Club Croata de Punta Arenas, estando un viejo croata sentado en un parte del salón, le hizo una seña a uno de los mozos pidiéndole que se acercara.

Al hacerlo le dijo, casi al oído, "chico, por favor, ¿por qué no me traes un dedo de viski"?, a lo que el mozo le respondió, "pero señor, cómo le voy a traer solo un dedo, es muy poco" a lo que, enseguida, también en voz muy baja, le contestó "ma cómo que poco, un dedo, un dedo", poniendo su dedo índice en forma vertical en el vaso.
Se cuenta de un viejo croata, que era tan re flojo, que su mujer tenía que trabajar para mantener a duras penas a la familia.
Tanto le recriminaba su señora su flojera que él decidió ir a la iglesia a pedirle a Dios que le proveyera de alimentos y otras necesidades.

Así se paró delante del altar y empezó a exclamar: "Dios mío te pido que me des alimentos, platita para ropa y para pagar mis cuentas".

El cura párroco, que lo conocía y que en ese momento estaba detrás del altar, sacando lo más profundo de su voz contestó: "Trabaja, trabaja", a lo que el viejo, pensando que era el mismo Dios quien le hablaba, mirando hacia todas partes replicó "Más bajito, más bajito".
Mi abuelo Ante Mikačić Svojnac, nació en el Pueblo de Postira en la Isla de Brač, un 18 de Octubre de 1898, hijo menor de Mate Mikačić Jelinčić (1851) y Mandirni (Magdalena) Svojnac Santić (1859), familia numerosa, formada por sus hermanos Antica (1887), Matij (1889), Jure (1889), Tomica (1892) y Simun (1894).

La idea de buscar mejores horizontes y abandonar la dura y rocosa isla, de los olivos, vides y los esforzados asnos, fue creciendo en la mente de mi bisabuelo Mate, causada por el temor de la dominación de su Dalmacija por parte del Imperio Austro Húngaro, regida por el Káiser Franz Joseph I, que años antes se había paseado por el Jadransko More en su yate "Miramar", junto a la mítica Princesa Sissi, Elizabeth de Austria.

Se sumó a estas preocupaciones, el temor de ser llamados a realizar el servicio militar en este ejército extranjero e invasor de su tierra natal, la pobreza de su vida en Postira y la plaga de la Filoxera que asoló las vides de la Isla, golpeando a las familias obreras que dependían de ello.

Un día después del nacimiento de mi abuelo Antonio en Postira, mi bisabuelo deja el puerto de Supetar, cruzando en un vapor el Brački Kanal rumbo a Split, acompañado de su hijo Jure, aventurándose hacia esa América mítica y lejana... para siempre.

En un Parobrod (Vapor a carbón) de la Compañía Braća Rismondo, en cubierta y recibiendo la brisa fresca del viento Bura, que ya comienza a sentirse en el Adriático a comienzos del otoño europeo, mi bisabuelo se aleja de su tierra, para iniciar una nueva en la Patagonia Chilena.

El puerto de Génova, un 8 de noviembre de 1898, vio a un padre con su hijo mirar nostálgicamente la tierra que se alejaba, ambos con la vista perdida en el horizonte, como tratando de ver a su Mandirni, que quedaba sola, con los otros cinco niños sobre sus hombros en la Isla croata.

El vapor "Bethania" de la Línea V Hamburgo, Genova, Barcelona, Cádiz, Chile, Perú, llevaba su carga de inmigrantes que iban a hacerse la "América".

No sé cómo sobrevivió mi esforzada bisabuela, entre los años 1898 y 1903. Supongo debe haber trabajado mucho para mantener a cinco hijos. con escasez de alimentos, creciendo en la casa de piedra, junto al mar, en la calle Zastivonje número 3.

Las olas y el Bura soplando afuera deben haber parecido muy amenazantes sin Mate a su lado. Debe haber sido una gran mujer, silenciosa y luchadora por su familia.

Cuando el "Bethania" entró en el Estrecho de Magallanes, después de 2 meses de navegación y hacinamiento en los camarotes de tercera clase, el viento gélido del oeste debe haber quemado la cara de mi bisabuelo y su hijo.

Punta Arenas, la colonia penal y naciente poblado del fin del mundo, les debe haber dado una helada bienvenida. No sé en qué trabajó mi bisabuelo pero cuando obtuvo su primera cedula de identidad en 1922, en ella figura como profesión "Jornalero".

No me imagino cómo se habrán comunicado con su esposa y madre, en ese tiempo. Por carta supongo, porque no existían los medios de comunicación actuales, el telégrafo estaba recién en pañales. Lo mismo, cómo le habrán enviado dinero. ¿Libras esterlinas? Finalmente, el gran día llegó, un 3 de diciembre de 1903, mi bisabuela Mandirni (Magdalena), con sus cinco hijos, entre ellos mi abuelo Ante, de tan solo 4 años, dejan Postira, y se embarcan en Supetar, tras los pasos de mi bisabuelo Mate.

El Puerto de Trst (Trieste) los vio alejarse para siempre desde su invadida Hrvatska. Sin saber que pocos años después el Gran Imperio caería, para que su tierra se transformara en el Reino de los serbios, croatas y eslovenos.

La vida de la familia en Punta Arenas fue modesta y esforzada pero, al frio externo, se opuso el calor del amor de la familia que se vivió al interior de la casa.
Mis bisabuelos eran analfabetos, por lo cual quisieron poder darles una buena educación a sus hijos. Mi abuelo Antonio, realizó sus estudios en la Escuela Salesiana Don Bosco y posteriormente en el Liceo de Hombres de Punta Arenas.

Junto a su hermano Šimun (Simón) se aventuraron a trabajar como peones en estancias de la Patagonia Argentina, entre los años 1922 a 1923, en las cercanías del lago Cardiel y Strobel. Mi abuelo fue aprendiz de carpintero en sus inicios, luego tuvo su carpintería propia.

Sus inquietudes deportivas lo llevan a integrar el grupo gimnástico de la "Sokolana" y el de la rama de ciclismo, participando en eventos internacionales realizados en Río Gallegos, Argentina, donde obtiene el trofeo de la competencia de los 20.000 metros.

Su vocación de servicio lo impulsan a ingresar, en 1921, a la Cruz Roja Chilena de Punta Arenas, tiempos aquellos de cabalgaduras y arreos, esfuerzo y sacrificio.

En el año 1922, se incorpora a la Cuarta Compañía de Bomberos, por entonces de denominada "Bomba Dalmacia", cumpliendo un total de 69 años de servicio en 1991, el año de su muerte.

En la Cuarta Compañía de Bomberos "Hrvatsko Dobrovoljno Vatrogasno Društvo Broj Četiri", desempeñó los cargos de Teniente, Capitán, Director, recibiendo todos los premios que otorga el cuerpo de bomberos y, finalmente, es designado Director Honorario de la Institución.

En 1929 contrae matrimonio con mi abuela, Elena Dasenčić Harašić y, producto de esa unión, nacen tres hijas, Krasna, Divna y Neda, mi madre.

En 1949 es distinguido por la Municipalidad de Punta Arenas con la medalla municipal, y el año 1959 el Supremo Gobierno de Chile le confiere la Medalla al Mérito "Bernardo O´Higgins" a los extranjeros destacados.
En el año 1987 es nombrado Socio Honorario del Club Yugoslavo de Punta Arenas, en mérito a su dilatada colaboración con la Institución, recibiendo el Diploma el 5 de Diciembre de 1987 en el Teatro Municipal.

Siempre admiré la vida esforzada de mi abuelo que, a pesar de no haber tenido una profesión, se esforzó por entregar a su familia una buena educación y un ejemplo de trabajo, esfuerzo y dedicación. Yo fui su primer nieto varón y en mi vio cumplirse varios de sus sueños que, por haber tenido solo hijas mujeres, no había podido desarrollar. Cuando me quedaba a dormir en su casa y se daba las buenas noches, luego de repetir una oración sencilla en croata, me preguntaba: “¿y, mañana qué?”, a lo que yo debía contestar: “A trabajar”.

En su juventud, fue carpintero, hasta que llegó a tener su propia carpintería. Posteriormente se dedicó a cultivar lechugas, tomates y vegetales en invernaderos, productos que entregaba al supermercado "COFRIMA" y otros de la época. Finalmente, en los años 1970 al 91 se dedicó a la avicultura, convirtiendo los invernaderos en criaderos de pollos.

Cuando estuve en su natal Postira, en 2014, pude sentirme envuelto en esa especial atmósfera, por ese recibimiento cariñoso de los parientes que se quedaron, por esos sabores de las comidas preparadas con cariño, por esas olas cristalinas, que aun golpean suavemente las paredes de la casa de Piedra de Zastivonje 3, por ese Bura que aúlla desde las montañas que rodean Split, por esa Iglesia que aun llama a los feligreses desde los tiempos de mi abuelo, por esa forma especial de vida, sin grandes aspiraciones, por los productos cosechados en la quinta propia, por el aceite de oliva, por el vino fabricado por el tío Pero Mikačić, en el sótano de su casa.

Caminando por sus calles empedradas, me encontré de nuevo con mi abuelo, el que se quedó para siempre en mi corazón.
Se cuenta de un viejo croata que tenía la letrina en el patio, como se usaba antiguamente, bastante alejada de la casa. El problema era que, de noche, le daba miedo de ir solo a hacer sus necesidades por lo que le pedía a su señora que lo acompañara. Así una noche le dice a su mujer:
"Treba da idem u zahodu tamo vanka"."Debo ir a la letrina allá afuera"

Y cuando se sentó mirando a las estrellas exclamó:"Lijepa noći za hajduka"."Hermosa noche para el guerrero"
A lo que su mujer le grita "Ala, ala, sere brzo i vratiti se kući". "Vamos, vamos termina pronto y volvamos a la casa".
Escuché por el altoparlante que en media hora estaríamos listos para el aterrizaje, miré a través del doble vidrio de la ventanita del avión, ubicada a mí costado derecho y las nubes se disiparon rápida y vertiginosamente para mostrarme la más hermosa obra de arte jamás pintada. La mágica combinación de colores que exhibió ese día la naturaleza, para causarme una grata impresión, logró con creces su objetivo, la descripción que escuché tantas veces en mi vida, era real. Los techos rojos de las casas adornando el verde paisaje me dieron la bienvenida a uno de los lugares más hermosos de esta tierra, la tierra de mi padre.

Sabía que aunque lo hubiera intentado no habría logrado hablar. Los pensamientos se enredaban, se estrellaban agitados, se confundían entre el pasado y el presente. Cualquier intento por pronunciar alguna palabra no hubiese sido más que un balbuceo poco entendible. Mi mente estaba funcionando impulsada por los latidos de mi corazón, que se percibían tan apresurados que era capaz de escucharlos. Tanto pensé en ese maravilloso momento, tanto lo había anhelado, que no existían palabras que permitieran describir la magia que envolvía el entorno. Ya no era necesario tratar de recordar lo prometido a mi padre, tenía demasiado claro a lo que había ido. Me tomé imaginariamente de su mano acogedora, segura, tibia y protectora, para bajar con ansias retenidas la escalinata del avión.

No debía llorar, no quería defraudarlo, no quería estropear la magia que estaba viviendo en ese instante tomada de su mano. Quería que me guiara una vez más en uno de los momentos más importantes de mi vida: “Papito, llegamos, el avión ya tocó la losa del suelo croata. Gracias por traernos a mis hermanas y a mí a este lugar, a este punto tan definido del planeta, a su casa, a su gente, a nuestras raíces, a mirar con los ojos lo que juntos mirábamos con la mente durante tanto tiempo. Guíeme día a día, déjeme caminar sobre sus pies como cuando era pequeña y yo bailaba subida en sus zapatos, ponga las palabras necesarias en mi boca para decir y representar lo que usted quiera, úseme de instrumento para cerrar finalmente este doloroso círculo que dejó abierto con su partida, no se mueva de mi lado para que toda esta pena arrastrada por tantas décadas comience a transformarse en alegría, para que sea el inicio de una etapa de amor y de encuentro con la familia y con la tierra”.

Me di cuenta que no cumplí lo prometido ya que una lágrima se escapó sobre mis mejillas en contra de mi voluntad y la siguieron presurosas varias otras que no logré retener. Traté de disimular el dolor que oprimía mi pecho para no explotar en un llanto incontenible en el momento en que debía presentarme en Policía Internacional.

Me hicieron ir de una oficina para contestar un interrogatorio que me pareció interminable con una mujer poco amistosa con los turistas. Su cara agria, su desconfianza y sus preguntas absurdas respecto de nuestra estadía en Yugoslavia, me hicieron sentir poco bienvenida. Contesté todo su interrogatorio hasta el momento en que se puso de pie para retirarse sin despedirse. Por suerte no volví a verla.

Luego de aquello, debí enseñar por segunda vez la documentación a otro funcionario del aeropuerto, quien volvió a formularme muchas de las preguntas que ya había contestado a la mujer hacía treinta minutos. Estaba ocupada en ese tedioso trámite, mientras mis hermanas Ljubica y Catalina esperaban el equipaje, cuando repentinamente se abrió una enorme puerta blanca para dejar frente de mí a casi toda mi familia. El hombre que me hacía las preguntas en ese instante, se dio cuenta de la situación que ocurría, seguramente lo intuyó porque había dejado de prestarle atención, entonces me dijo que todo estaba conforme y que me podía retirar.

Grité desde lejos el nombre de uno de ellos: “¡¡¡Josooo!!!”. Con la mirada quería abarcarlos a todos, pero no me eran suficientes dos ojos, corrí hacia ellos sintiendo que no era lo bastante rápida y que cada segundo se hacía eterno.

Era ese el momento que había esperado toda mi vida, había llegado el instante de abrazarlos uno por uno, comenzando por mi tía Anica, si es que podía. Estaban todos dispuestos ordenadamente, quería empezar a saludar de izquierda a derecha ya que veía a mi tía en tercer lugar, de ese modo podría llegar a ella más rápido y quedarme detenida ahí, apretándola muy fuerte. ¿Nos llamaría“tetkina djeca” (niñas de su tía) como nos decía en cada una de las cartas que le enviaba a mi papá?. Todo lo que soñé mil veces que haría al mirarla por primera vez a los ojos se me había olvidado, entonces comencé a avanzar hacia ellos con mis temblorosas piernas y los dejé tomar la iniciativa.

Al encontrarme a unos cincuenta centímetros, vi que absolutamente todos mis primos estaban llorando, sólo mi tía Anica permanecía erguida cual soldado en posición firme con la vista fija en mí. Ella nunca salía de su pueblo en Lika y había ido excepcionalmente a Zagreb en esa oportunidad a recibir las semillas de su amado hermano. La miré detenidamente a los ojos y percibí que una lágrima estaba forcejeando entre sus pestañas a punto de deslizarse por sus mejillas, porque frunció el ceño con mucha amargura para evitar que eso ocurriera.

Me tomó silenciosamente la cara entre sus manos, me palpó con cuidado y sin apuro la frente y la nariz, me observó casi sin pestañar, acto seguido llegaron con las maletas Catalina y Ljubica e hizo lo mismo con ellas, luego moviendo su cabeza nos dijo: “Tetkina djeca” (las niñas de su tía); por un segundo regresé a mis recuerdos, a sus cartas, a la perenne ilusión de mi padre por volver a verla. Nos abrazó y olvidó su autocontrol soltando un llanto desesperado. Se preguntaba mil veces: “¿Zašto Bože moj, zašto? (¿Porqué Dios mío, porqué?).

El resto de la familia se disputaba el turno para saludarnos, entre ellos Pero Vukelić, de quien no teníamos referencias anteriores ya que era primo hermano de nuestros primos, pero sabía mucho más de nosotros que nosotros de él. Si en algún momento nos habíamos preocupado del maquillaje de nuestra cara para el primer encuentro, de eso ya no había nada, ya no sabía si las lágrimas que cubrían mi rostro eran mías, de mis hermanas o de mis primos, daba igual, llorábamos por el mismo motivo y yo enjugaba las lágrimas de ellos y ellos las mías.

Era una avalancha de cariño, las preguntas no las alcanzaba a contestar cuando venían más y más preguntas. Todos hablaban al mismo tiempo. Me percaté que éramos un espectáculo para el resto de las personas que transitaban por el aeropuerto. Si bien no se encontraba mi padre físicamente entre nosotros, se sentía en el ambiente su presencia, junto a toda la familia, su nombre era pro-nunciado a cada instante. Que maravilloso hubiese sido observar su rostro al reunirse con sus hermanas y mirarlas a la cara por primera vez después de más de cuatro décadas de ausencia.

Confirmé que si estaba viviendo un momento de esas características era porque él había sembrado mucho amor, porque nunca perdió la capacidad de soñar, y ese sueño que mantuvo cautivo e intacto durante toda su vida se veía coronado por una mágica realidad.
Allá por lo años 50, el equipo de fútbol del Sokol Croata de Punta Arenas viajó a Santiago, seguramente para medirse con algún equipo de la capital, alojando, jugadores y acompañantes, en el antiguo "Hotel Cervantes" ubicado en la calle Bandera.

A Antonio Dobronić, arquero del equipo, le tocó compartir pieza con don Olegario Gómez, famoso y pintoresco comentarista deportivo de Punta Arenas.

Cuenta Antonio que la pieza no tenía lámpara de velador por lo que había que levantarse e ir hasta el interruptor para apagar la luz quien, ya con sueño, le mencionó el tema a don Olegario. Éste, muy dramáticamente, como era su estilo, le respondió, "Antonio, no te preocupes por la luz que yo voy a leer" a lo que, casi inmediatamente, comenzó a roncar en profundo sueño.
En mi último viaje a Croacia, hace poco más de un mes decidimos, con mi señora María Inés, viajar desde Zagreb a Split en tren, ya que nunca antes lo habíamos hecho en este medio, el que sale temprano de Zagreb para llegar tipo mediodía a Split. El tren consistía en dos vagones modernos, uno para 36 pasajeros y el segundo, de mayor capacidad, cuyos asientos no conté.

En el trayecto el paisaje es entretenido porque recorre el interior, muy verde, bastante boscoso y harta bruma, tiene servicio de bebidas y alimentos para los viajeros, pero se detiene en varias partes, al parecer sin razón alguna, lo que hace que el viaje sea muy lento.

Pero lo notable de este viaje es que en nuestro vagón viajábamos 5 personas y en el vagón posterior 6, un total 11 personas para un tren que estimo de unos 100 asientos en total, obviamente por el alto valor del pasaje.

Resulta inexplicable que este tren carezca absolutamente de publicidad para tantos turistas que viajan del centro de Europa a Zagreb para de allí conocer la costa dálmata que, con una rebaja en el valor del pasaje, podría tener una mucho mayor utilización que cubriría, seguramente, el enorme gasto que significa mantener un transporte como éste.

Los que realmente queremos al país de nuestros ancestros tenemos la obligación de manifestar no sólo lo bueno sino también sus deficiencias.
De día sacábamos sal, se limpiaba la sal, que no tenga piedrecillas y cargábamos una carreta tirada por un mulo. Era, más o menos, como dos kilómetros de abajo hasta la línea (ferrocarril).

Yo con mi compañero teníamos que cargar 16 sacos en cada carreta y cada saco pesaba, término medio, ciento veinte kilos, ocho él y ocho yo, era por parejo. Después llevar el macho (mulo) con la carreta, los dos tirábamos hasta llegar cerca de la línea. Para subir hasta ella teníamos que colocar un tablón y subir por él hasta la línea los ocho sacos cada uno. Cuando tocaba de madera era muy pesado, de fierro era más liviano. Cada carro (vagón) hacía cuatrocientos sacos.

Trabajé así como dos meses y, tanto de noche iba yo con otros más a llevar los sacos, hasta la amanecida, llenábamos ciento veinte sacos y la sal comía los zapatos. Así que lo que teníamos que hacer era usar la alpargata y después envolverla en el saco, cortar el pedazo de saco y volverla a amarrar porque traspiraba, la misma sal y humedad, entonces le comía, le partía los zapatos.

Fue una vida dura, yo después me acostumbré”.

Adaptado "Del Chumbeque a la Zofri”,Tomo II de Bernardo Guerreo Jiménez. CREAR, Universidad ArturoPrat. Iquique,1996.
En visita a mi hija, radicada en la isla de Korčula, tuve la oportunidad y el ánimo de participar en la II versión de carreras de burritos (tovarijada), que se realiza en el balneario de Prizba de la isla, representando a los descendientes de croatas de Chile y a nuestro círculo (CPEAC,).

En el evento participaron 39 competidores, en 5 categorías según la edad, veraneantes de diversas partes de Croacia y 6 extranjeros de Polonia, Bélgica, República Checa, Bosnia-Herzegobina, Italia y Chile, resultando yo tercero entre 7 participantes en la categoría mayores edad.

En las noticias regionales, se destacó mi participación, por provenir de un país tan lejano de Croacia, como lo es Chile.

Viví momentos de mucha emoción y también alegría que quise compartirlos en Chile de regreso de mi viaje.
La noche sin estrellas hace más nítido el silencio cortado por el respirar de Juraj que espera, acurrucado en la oquedad de la roca que lo abriga y protege. Una tibieza lo va cubriendo, una tibieza con olores de pan recién horneado, con sabores de leche fresca, con aromas del tabaco de su padre, risas de sus hermanos Bozidar y Stjepan, revuelos de las faldas de la Mamiza. Piensa en Nevenka y su hijo. ¿Habrán llegado a la isla donde su abuelo, y los abuelos de los abuelos han vivido?. Esa isla ignorada por las invasiones y las guerras que arrasaron su tierra.

Un punzante dolor disipa esa tibieza al recordar a su padre. Hace ya un año murió fusilado en la otra ribera del río Drava, por eso, por ser croata. ¿Pero qué crimen es ése?, se pregunta desesperanzado. Busca respuestas al porqué de este loco disparar, de este odio aflorado. ¿ No es odio el de aquellos siete que acribillaron a Stjepan la noche del Sábado Santo? Lo dejaron solo, desangrándose, agonizando, hasta que Bozidar lo recogió ya moribundo.

Se rebela su sangre, despertando todo el cuerpo, y activa sus sentidos.
Mira el reloj; pronto será la hora. Veinte como él están emboscados, dispersos, esperando la señal. Y veinte grupos de otros veinte a lo largo del Drava. "– Bozidar está más cerca de la ribera, en el barranco. Es más viejo en esto-", se dice, atragantado, con una mezcla de orgullo y pena.

Endereza la espalda, extiende las piernas y echa la cabeza hacia atrás. Ordena y alerta el cuerpo, concentra su mente en lo que viene. - ¡ Basta ya! ¡ Que se acabe esta mierda de guerra!, – masculla con rabia. Una rabia que lo va envolviendo y amplía sus latidos. Se yergue, estirándose. Respira profundo, afirma fuerte los pies. Sus ojos son dos líneas azules, lejanas, frías.
La señal esperada. Endurece el rostro, siente que un río de acero corre por sus venas. Galvanizado, aferra su arma y decidido, abandona su refugio y enfrenta su destino.

Tendido, mirando fijamente al frente, la metralleta lista, avanza con los codos. Desde la tierra oye el mandato de sus antepasados. - "¡ Dios, que a Bozidar no le toque hoy! -", ruega.

Fogonazos que se acercan. Al tableteo de una ametralladora responde con el tartamudeo de la suya, en un duelo cruel, despiadado.
Le corta el aliento un ardiente explotar en su muslo izquierdo. Siente que el río de acero se transforma en una mancha que no ve, pero palpa tibia. Su cuerpo se ablanda lentamente. Los ruidos se alejan. El oscuro silencio lo arrastra. El tiempo ya no importa.

Otro dolor, diferente, lo hace abrir los ojos. En la penumbra del amanecer reconoce los de Bozidar. Ve sus manos firmes que envuelven su pierna. En su cara, la decisión de cada movimiento.
¿ Terminó todo?- susurra Juraj.
Hay tregua. Para Corpus, la Paz- le contesta breve, telegráfico, y aprieta su mano.
Acomodando la pierna herida, afloja el cinturón y coloca de almohada el morral, con el cariño de hermano mayor y el cuidado de un enfermero.

¿No más fútbol?- le pregunta tratando de sonreír. Pero con un temblor de labios musita: - ¿No más nada?- ahogando un quejido.
Aguanta. Debes encontrarte con Nevenka- le ordena Bozidar, tratando de de despertar sus esperanzas. Acercando su cara a la de su hermano, mezclan sus lágrimas.

Llora, tenemos mucho por qué llorar – le dice Juraj, quedamente.
El sopor lo va invadiendo, con olores de pan recién horneado.
Dice que llegó al espigón, pero “…no en el espigón sino en el que queda en la ribera afuera, entonces van en bote a motor y desembarcamos allá. Venía yo éramos cuatro jóvenes y un caballero más de edad que tenía un cuñado que trabajaba en Punta Negra y veníamos todos terniados con maleta hasta el muelle.

Llegamos como a las 8 de la noche, entonces dijo: mire cuñado allá tenemos que ir bien presentarse, porque hay un gerente en un hotel muy grande”- bien- le dijimos- Entonces nos embarcamos en dos autos, cuando llegamos allá nos empezamos a enterrar los zapatos en la arena y una bodega como de aquí a la esquina y ahí estaban yugoslavos, peruanos, chilenos de distintas clases.

Cómo vivía esa gente, usted no tiene idea, un catre palo acá palo p’acá, acá y un saco doblado, tapado con la frazada y habían otros con sacos de papas Cuando vimos nosotros el “hotel”, era una barraca donde están los tanques de petróleo, más pa’llá. Entonces me tocó a mi con un paisano en un catre de una plaza (yo tenía 17 años) y tenía que estar de lado para no molestarlo y las pulgas me comían más, así que al día a levantarse todo comido de pulgas, a bañarse, agua había al lote, no habían baños”.

En “Del Chumbeque a la ZOFRI. La Identidad Cultural de los Iquiqueños” Tomo II, de Bernardo Guerrero Jiménez 1996. CREAR. Universidad Arturo Prat.
Por el año 1986 visité, en esa época, Yugoslavia.

Recorrí la península de Pelješac, donde nació mi padre, encontrándome con su hermano menor, Jozo, sus dos hijos Ivo y Nada y Franica hija de su hermano mayor, Niko. En Janjina, pueblo donde había nacido mi padre, me mostraron su casa y pude recorrer sus pueblos vecinos como Drače, Sreser, Pijavičino, Kuna, Orebič, llegando hasta la Isla de Korčula.

Mi tour siguió por la isla de Brač, deteniéndome en Postira y Pućišća, pueblos de donde eran oriundos mis nonos maternos Gero y Francisca.

En Pućišća quise averiguar datos familiares de la nona, no encontrando parientes hasta que apareció un Sr. Martinić, más menos en esos tiempos de mi edad, con el cual trabé una gran amistad hasta que, casi al final de mi visita, nos dimos cuenta que en realidad no éramos parientes, lo cual en ningún caso mermó nuestro mutuo aprecio.

Una de las cosas que hice en Pućišća fue buscar el certificado de bautismo de la nona Francisca el que, luego de mucho hurgar, por fin ubiqué. Estaba escrito en latín, como se acostumbraba en esos tiempos y lo que descubrí fue que la nona, que creíamos había fallecido a los 63 años, (por no tener documentos de ella en Chile), en realidad nos dejó a los 67.

En esa búsqueda tuve la ayuda del párroco del pueblo, "Don" Ivo Mihovilović de quien me hice amigo. Y una de las cosas que recuerdo de él, como algo muy simpático, es que, dirigiéndose a mí en croata, idioma del cual tengo algún conocimiento, sobre todo por el lado de mi padre, quien hablaba algo distinto a como se habla en la isla de Brač, cuando entraba alguna Sra. a donde estábamos, cambiaba rápidamente su dicción y lo hacía "po Bračku".

También me recuerdo que "Don" Ivo, estaba muy afectado porque, justamente unos días antes de nuestra junta, alguien había robado de la iglesia una antigua y muy valiosa pintura. Bastante tiempo después, puesto que nos manteníamos en contacto por carta, enviándome él periódicamente, un ejemplar de la publicación "Bračka Cerkva", me enteré con alegría que la pintura robada había sido recuperada en Alemania.

Otra cosas de las que me acuerdo de Pučisća es que, una madrugada, tipo 4 AM, en que volvía de una reunión con la familia de mi amigo Martinić, dirigiéndome hacia la "pansion" en que alojaba, pasé delante de la panadería del pueblo. Allí me detuve un momento porque justo estaban cargando un camioncito con canastos de pan, seguramente, para repartirlo. Al verme unas de las personas abocada a esa tarea, muy atentamente, se acercó a mí regalándome un gran pan, lo que obviamente provocó mi mayor agradecimiento y la alegría de que en este hermoso pueblo se produzcan situaciones como éstas.

De Pučisća pasé a Postira, pueblo vecino, en el que esperaba encontrar algún pariente por el lado de mi nono materno.

Luego de hacer varias consultas, pues conocía el "nazimak"del nono, (apodo que usan las diferentes familias croatas que las diferencian unas de otras y que agregan al apellido paterno, al no usar el materno). El de mi nono Gero era Halaburić.

Así llegué a una campito donde se encontraba un Sr. ya mayor junto a un burrito, trabajando la tierra. Al presentarme me di cuenta que su recepción hacia mi persona fue algo recelosa. Cuando le expliqué que el único motivo de mi visita era conocerlo a él y su familia como parientes asegurándole que, en absoluto, estaba viendo la forma de pretender el reclamar alguna herencia.

Con eso bastó que me invitara a su casa donde participé en una muy agradable reunión familiar con un opíparo almuerzo rodeado del cariño de los Matulić "Halaburić".
Publicación en el diario "El Tarapacá" de Iquique, el viernes 10-12-1926, del Libro "Del Chumbeque a la Zofri", Tomo II, de Bernardo Guerrero:
"Mateo Krstulović, aficionado particular, desafía a cualquiera de su peso, especialmente al campeón del "Manuel Sánchez", R. Milla.
Condiciones: J. Martínez 1096".

Algunas explicaciones:
Chumbeque: dulce iquiqueño tradicional, de origen chino, común a la gastronomía de Ecuador, Perú y Norte Grande de Chile.
R. Milla: nombre de un boxeador, seguramente de fama en ese momento, perteneciente al club "Manuel Sánchez".
J. Martínez 1096: dirección del desafiante, posiblemente su domicilio, donde deberían ir a tratar las condiciones del combate. La calle, actualmente, conserva esa denominación y recuerda a Juan Martínez, Comandante del Regimiento Atacama durante la Guerra del Pacífico.
Mi padre y todos mis nonos eran croatas. Solamente los nonos maternos emigraron a Chile (Punta Arenas). Ellos, como muchos croatas, se instalaron en una esquina con un "buliche" al que había que mantener abastecido por por lo que el nono Gero debía salir, de vez en cuando, a encargar "marcadería" quedándose la nona Francisca a cargo del "buliche".

En ese tiempo se funcionaba con la "libreta", en la que se anotaba lo que cada cliente venía a comprar cobrándose a fin de mes.

Como la nona Francisca era analfabeta, se inventó una forma de llevar un control de lo vendido. Así, si vendía un kilo y medio de papas dejaba una papa y media en la estantería, dos kilos de arroz, 2 montoncitos de arroz, etc., lo cual después el nono traspasaba a la libreta del correspondiente cliente.
Mi madre me contó que, siendo ella adolescente (por los años 1935), veía, en Punta Arenas, a un paisano croata que, habiéndose comprado un auto, sacaba de vez en cuando a su familia a pasear en él.

Lo que le llamaba la atención es que, el paisano siempre hacia un recorrido por una calle larga y plana, cercana de donde ella vivía y, al llegar al final de ésta, hacía bajar a toda su familia y entre todos giraban el vehículo, empujándolo, poniéndolo de nuevo en posisión de recorrer de frente de nuevo la calle de regreso.
Jozo y su mujer Doti vivían frente al Parque Forestal, gozando de una muy holgada situación económica.

Doti, mujer muy humana, veía, periódicamente, desde su departamento, una carretela cargada de verduras tirada por un caballo muy flaco, lo que la hacía sufrir y no sabía cómo pedirle a su esposo que comprara ese caballo para llevarlo a un campo que ambos poseían.

Un día que Jozo llegó de muy buen ánimo Doti aprovechó de pedirle que comprara el pobre caballo flaco lo que él prometió hacer a la brevedad.

Así, al día siguiente bajó a encarar al carretelero produciéndose el siguiente diálogo entre ambos:
"Ma que hace tú que no da pasto a pobre animal. Te doy plata y me lo llevo".
"Sí jefe, pero vale 150 mil"
"Ma que caro hombre, pero igual me lo llevo".
"Sí, ¿pero qué hago con la carretela y la verdura?. O todo por 450.000 o nada".
"Muy abusivo tú pero igual lo compro todo"

Y así Jozo se llevó al caballo flaco, carretela y verduras pensando lo feliz que quedaría Doti al saber que el animal pronto engordaría con el lindo pasto de su campo.

Pero al día siguiente, de nuevo vio a Doti llorosa en la ventana del departamento. Al asomarse se dió cuenta del motivo: Ahí estaba de nuevo el carretelero, con otro caballo más flaco y otra carretela más vieja con verduras.
Se cuentan dos anécdotas sobre don Jerónimo Yankovic II, dueño, por herencia, de la Empresa de Teléfonos Yankovich de Antofagasta y de unas casas de renta, éstas ubicadas en la esquina de la calle Copiapó con el inicio de la Avenida Brasil de la misma ciudad, ambas relacionadas con su vehículo.

Don Jerónimo era dueño de un auto "Overland", símbolo de la gente acaudalada de la época, el que, por recomendación de sus fabricantes ingleses, debía ser manejado con mucho cuidado, sobre todo en ciudad, por lo sensible que era a la mano de quien lo conducía.

La primera anécdota, es similar a la referida, en esta misma sección, por otro paisano as del volante como "Daño a la propiedad pública", por lo que no repetiremos y, la segunda, oportunidad en que don Jerónimo destruyó, con su vehículo, una vitrina de la tienda La Española. En esa ocasión, siendo requerido por un representante del orden que intentaba detenerlo, argumentó "Comisario a mi me debe varios meses de arriendo..., no puede detenerme...".
Tiempo atrás era bastante común que la gente, sobre todo la mayorcita, por lo menos en Magallanes, saludara usando solamente la palabra "Buenas" sin agregar lo de tardes o noches.

Por eso le sucedió a uno de nuestros viejos croatas que, entrando a una tienda, en su castellano acroatado saludó con un atento "Boinas" a uno de los dependientes del local a lo que éste, también amablemente, le respondió "Caballero, boinas no tenemos acá, solamente sombreros y gorros".
Le sucedió a don Nikola Brzoja, amigo del papá de nuestra Vicepresidenta Dragica Vukelic.

Mientras viajaban juntos en el vapor "Mercy" que los traía a Chile, don Nikola, dada la similitud, que le habían comentado, del idioma castellano con el italiano, como una forma de "aprender un poco de vocabulario del español, se entretuvo buscando palabras en un diccionario croata-italiano que traía consigo. Pero dicha similitud puede jugar malas pasadas como le sucedió a este paisano croata.

Ya en Chile, yendo a comprar un paquete mantequilla a un boliche le pidió muy seriamente al dependiente: "Deme un paquete de burro, por favor" a lo que el dependiente del negocio le contestó: "Señor, en este local no vendemos burros en paquetes".

¡Esto porque burro, en italiano, es mantequilla!.
Preparando el viaje oficial del Presidente Tito a Chile, estuvo en nuestro país el Ministro de Relaciones Exteriores de la ex-Yugoslavia de la época, Koca Popović, quien visitó la ciudad de Punta Arenas.

Koca Popović, además de ser una persona muy sociable, hablaba bastante castellano, porque había estado en España durante la Guerra Civil de ese país.

Al llegar el avión a la losa del aeropuerto se formó la fila habitual de autoridades de la provincia para saludarlo, quienes se fueron presentando:
El Intendente de Magallanes, Mateo Martinić, el Obispo de Punta Arenas, Vladimiro Borić, el Alcalde de Punta Arenas, Carlos González Yakšić, el Alcalde de Puerto Porvenir, Carlos Serka y el Alcalde de Puerto Natales, Tolentino Pérez.

Al terminar de saludar cordialmente a este último, Koca Popović se volvió y manifestó en castellano "¿Qué hace este extranjero aquí?......
En la década de 1930, en Antofagasta, había un almacén de barrio, por supuesto de un paisano croata, cuyo nombre era "La gaina verde".

La historia de esta extraña denominación tiene su origen a que el paisano, al embarcarse en Dalmacia rumbo a Chile y recalar su barco en un puerto de Brasil, al bajar a tierra, quedó impactado al ver un loro, ave que nunca había visto en su vida.

Al llegar a Chile lo primero que hizo, cuando ya dominaba un poco el castellano, fue contarle a sus amigos que, en Brasil, había visto una "gaina verde", lo que le sirvió de apodo y posterior nombre para su negocio ...
Se cuenta que uno de nuestros viejos croatas, visitando Santiago, deseaba ubicar a la calle Huérfanos.

Para eso de detuvo a preguntarle al primer carabinero que vio:
"¿Siñor, me podría Ud. decir donde queda la calle Órfanos?" a lo que éste le respondió:
"Caballero, lo siento pero no ubico esa calle".
"Ma cómo no ubica esa calle, es la que no tiene ni papá ni mamá".
Don Mateo Zlatar Ostojić fue un gran emprendedor croata que, al igual que una gran mayoría, llegó de la Isla de Brač y terminó siendo un gran empresario pesquero.

Acostumbraba a ir a la Sociedad Croata (ex Sociedad Yugoslava), a jugar poker con sus amigos y siempre llevaba de regalo sus latas de sardinas, de las que estaba muy orgulloso, para ser paladeadas durante las horas de juego.

Un buen día sus amigos le hicieron una bromita: trajeron unas latas de sardinas peruanas que eran su competencia y dolor de cabeza y le dijeron que esa noche iban a comer sardinas peruanas. En la cocina, y sin que supiera don Mateo, abrieron las latas de sardinas peruanas, pero le echaron las mismas sardinas de don Mateo, que tenían guardadas para la ocasión, y las sirvieron en la mesa en las latas peruanas.

Don Mateo con mucho recelo fue el primero en probarlas y una vez en su boca, las escupió diciendo: "¡¡¡Esta merda no se poide comer!!!"

Anécdota contada por Pedro Simunović Simunović, compañero de juego de don Mateo Zlatar, a su hijo Pedro Simunović Martinić, quien se encargó de divulgarl).
Por los años 50, el río "De Las Minas", que atraviesa la ciudad de Punta Arenas, aun no estando tablestacado, ocasionalmente se desbordaba inundando especialmente las parte noreste de la ciudad, esto es, la mayor parte del, en ese entonces, "Barrio Yugoslavo". Al hacerlo arrastraba gran cantidad de sedimentos a los cuales los medios de comunicación se referían como el légamo.

Luego de uno de estos eventos, un periodista entrevistó a uno de nuestros viejos croatas afectado preguntándole: don Pedro:
“¿El légamo afectó mucho su casa y su quinta?, a lo cual don Pedro respondió:
“Ma qué légamo ni légamo, el baro, el baro”.
Hace varios años atrás, en circunstancias que me encontraba en una asamblea de socios en el entonces Club Yugoslavo de Punta Arenas, como parte de la tabla de ésta tocó votar para la renovación del directorio del club.

Al momento de hacer el escrutinio de los votos recibidos se me acercó uno de nuestros viejos croatas y me dijo muy seriamente: "Danilo, tú que eres inginiero ¿Ma por qué tú no cointas los votos?".
Se cuenta que el Sr. Tadić, dueño del hotel Casa de Lata y campos ovejeros (en la Isla Tierra del Fuego), y reconocida figura llena de humor, había adquirido su primer automóvil.

En circunstancias que lo iba manejando, un carabinero lo paró en la calle y le pidió le mostrara su carnet de chofer comentándose que su respuesta fue algo así como: "Bogami, ¿y para qué necesito carnet si aún no sé manejar".

Y cuando (se supone), que ya había aprendido a manejar, conduciendo su automóvil entre Porvenir y su Hotel, su auto se salió del camino y volcó. Se dice que, siendo el primero en abandonar el vehículo, dijo en voz alta: "Boino, salgan los que están vivos".
Los primeros inmigrantes apellidados "Mimica", llegarían a Tierra del Fuego por el año 1890, y estos serían Petar y Bartol Mimica, que volverían a la tierra paterna. Después vendría una legión de Mimica.

Así comenzaron a llegar Petar, Pave, Luka, Stipe, Jure, Miće, Nataljo, Ivo, Antonio, hasta mas allá de fines de siglo. Algunas generaciones futuras de la estirpe se ramificarían y confundirían su apellido paterno y materno, fusionando el nombre único de Mimica (p.ej. Juan Mimica Mimica).

Los "Mimica" proceden del pueblo de Mimice, dependiente de la comuna de Omiš, en la Dalmacia continental, lugar que daría origen a tantos miembros de la colectividad croata fueguina. Sus habitantes, según una costumbre antigua ragusense, leerían su árbol genealógico los días de año nuevo. Casi todos se llamarían Mimica, cuyo nombre tendría una sugestiva tradición legendaria.

Anteriormente, en el año 1700, la cabeza de un hombre sería puesta a la venta por los turcos, por sus agitaciones libertarias entre los subyugados por el sultanato de Constantinopla. Escapando de la persecución, llegaría a Svinisce, donde se casaría con una doncella de singular belleza, de la que tendría dos hijos: Tadeo y Miće.

La descendencia de Tadeo corresponderia a los "Tafras", mientras que Miće, atravesando los montes dináricos, llegaría a las costas del adriático y fundaría Mimice, cuya estirpe se encuentra en todos los continentes.
Había un señor en Punta Arenas, hijo de padre y madre croatas, cuyo apodo era "Matecinco". De niño no me llamó mucho la atención pero, ya más grande, un día le pregunté a un tío, de más o menos la misma edad que el apodado, cuál era el origen de "Matecinco".

Me explicó que, cuando eran jovencitos y jugaban en la calle, a la hora del almuerzo salía la mamá a la puerta y llamaba a su hijo, Mateo, en el dialecto de la Isla de Brač: "Mate, sinko, duodí doma jes", "Mateo, hijo, ven a casa a comer".
Mi tío Ivo Violic había egresado de la Nautika Skola (Escuela Naval), de Dubrovnik, después de la Primera Guerra Mundial, donde había estudiado ingeniería naval, en una época de recesión económica generalizada producto de la destrucción de casi toda Europa como consecuencia de esa guerra. Tanto es así que sólo encontró un trabajo de secretario de una Municipalidad. Por ello decidió emigrar a América, específicamente a Chile y a sus salitreras, en donde, trabajando con gente dálmata, pronto se "aclimató".

En ese entonces, Baldo, hermano de Ivo, 10 años menor que él, había salido del "gimnasio" (liceo) en Croacia y no tenía nada de buenas perspectivas de trabajo. Decidió, entonces Ivo, traerlo a Chile y para eso qué mejor que adonde él trabajaba, en la Oficina Ausonia, al interior de Antofagasta. Baldo aceptó de inmediato y se puso a soñar con su futuro trabajo en esa "Oficina", donde, en su joven imaginación, trabajaría en un escritorio, con libros, lapiceras con tinta, mangas negras para no ensuciarse la camisa, trajeado decentemente, ...... etc., etc.

Se embarcó Baldo en Génova hacía Buenos Aires, en donde tomó el tren de La Quiaca, en el cual uno podía embarcarse en la Estación Retiro (pleno centro de Buenos Aires), y llegar, con algunos transbordos y/o dificultades, hasta Antofagasta. Ivo le había informado y asegurado que lo estaría esperando en la Estación Peineta. El viaje tuvo sus inconvenientes y demoró tres días durante los cuales Baldo soñaba con la "Estación Peineta", donde lo esperaría su hermano mayor.

Lo que no sabía Baldo, ni podía imaginarse un joven europeo, es que la "Estación Peineta" era una pequeña casucha de lata en medio del inmenso desierto nortino, con apenas una torre de agua para la locomotora y nada más. Por supuesto que allí no se bajó y sólo lo vino a hacer cuando vio una verdadera "estación de trenes", en Antofagasta, muchos kilómetros después. Por supuesto no estaba ahí su hermano mayor esperándolo... y deambulando muy temprano en esa ciudad desconocida se encontró con alguien que barría la vereda de un negocio y que tenía una absoluta cara de dálmata. Afortunadamente lo era, quien consiguió. esa misma mañana, mandarlo arriba de un camión verdulero, con los pies colgando, hacia el interior de la pampa, a la "Oficina" con que soñaba y a encontrarse con su hermano.

A la mañana misma del día siguiente, muy temprano, su jefe, también dálmata, le ordenó su primer trabajo: limpiar todos los vidrios de la pulpería de la "Oficina". Nada de libros, nada de lapiceras, nada de mangas, ni de bien vestir. Aunque llorando, se dio cuenta que estaba definitivamente en América.....
Se cuenta que cuando José Papić Radnić llegó de vuelta a Chile luego de sus estudios en París, su padre don Juan Papić Dragicević, un esforzado panadero que ya había hecho una muy buena situación económica y orgulloso por su hijo, invitó a gran parte de la colonia croata en Antofagasta a una cena en el entonces Club Yugoeslavo.

En un momento, don Juan se levanta de su asiento, pide silencio y dice: "José, yo envié a ti estudiar a universidades más importantes de Europa, yo pagué mucha plata y por eso voy te insaminar qué aprendiste"
Don José reclama. ”pero Papá no haga eso”. pero igual responde el padre y luego pregunta:
“Dime, cuanto gramo tiene kilo”. La respuesta del hijo fue:
"Pero papá, hasta un niño de primaria sabe que un kilo son 1000 gr.

"Entonces Don Juan, muy enojado dice: "Tú y tus profesores son unos buros… no aprendiste nada, que te divolvan la plata que gasté” y finalmente agrega:
“kilo nunca ha tenido mas de 850 gr.”
Por supuesto que todos los croatas presentes aplaudieron.

En varias partes de Antofagasta aún se recuerda esta anécdota.
Recientemente, en Mayo pasado, cumplí un sueño, que tenía hace años, y que era conocer las tierras de mis abuelos.

Mi abuelo paterno llegó a Chile en 1892, a los 17 años, proveniente de Stari Grad en la isla Hvar, frente a Split.

Ingresé a Croacia proveniente de Ancona en Italia, cruzando el Adriático en ferry en un viaje que dura toda la noche. Amanecí en Split, ciudad-puerto encantadora con una costanera fenomenal en que cuando sale el sol llega mucha gente. Allí, en el casco antiguo, está el Palacio Dioclesiano que, para imaginarse el tamaño, son como unas 6 a 8 manzanas llenas de construcciones de piedra con calles peatonales estrechas, en que vivió el emperador Dioclesiano sus últimos años (siglo IV DC). Hoy todo ese laberinto son tiendas, museos, restaurants, exposiciones, etc.

Desde Split salen diariamente muchos recorridos en ferries, catamaranes y otros navíos a distintas ciudades-puertos de los alrededores, recorridos y frecuencias que se incrementan en el verano. En mi caso tomé un ferry a Stari Grad (que significa ciudad antigua), un viaje muy agradable de un par de horas. Stari Grad es un pueblito de unos 2000 habitantes que se ubica en la última milla de una entrada de agua de unas 4 millas, a la isla Hvar. Sabía que era una ciudad muy linda, pero no me imaginaba que tanto. El casco antiguo con casas de piedra, varias iglesias, pasajes angostos, construcciones que vienen del 1400 o antes. Y al frente un bosque con casas modernas de los últimos 40 años. Un lugar ideal para quién quiere relajarse, tranquilidad y naturaleza, o sea, para quién quiere escaparse de las grandes ciudades.

Posteriormente me fui en bus a Dubrovnik, en el extremo sur del país, quizás la ciudad más famosa turísticamente hablando de Croacia. Es un viaje de unas 4 horas, la mayor parte de el cerca de la costa. Una ciudad muy linda y especial, ya que el casco antiguo con su puerto está rodeado de una gran muralla, como se aprecia en las fotos. Muchos y grandes hoteles en las varias bahías cercanas.

Después de un par de días en Dubrovnik volé en Croatia Airlines a la capital del país, Zagreb, un viaje de algo más de una hora. Es una ciudad de alrededor de un millón de habitantes, que no tiene Metro pero si tiene una gran red de tranvías eléctricos. Aquí destacan lo verde en su gran cantidad de parques con sus fuentes y monumentos, y la arquitectura de sus edificios públicos.

Desde Zagreb es muy cómodo moverse a otras ciudades y países Europeos en tren. En este medio salí de Croacia con destino a Ljubljana en Eslovenia.

Hay mucho por recorrer de la tierra de nuestros antepasados. Pero lo recorrido me dejó la sensación de un país muy lindo, atractivo y de gente muy amable, en que hay bastante por descubrir, conocer y turistear.
Cada vez escucho más de personas que conocen otros países de Europa y no Croacia, pero que han escuchado de las maravillas del país. Como decimos en Chile, la bola ya se está corriendo.
Muchas veces el uso erróneo de, simplemente, una vocal nos puede jugar malas pasadas al escribir, más aun en idiomas que no es el nativo nuestro.

Y así le sucedió a uno de los presidentes del CPEAC quien, dirigiéndose a la nueva embajadora en un correo comenzó escribiendo "Oprostite što ne pišam na hrvatskom jeziku" queriendo decir "Perdone que no escriba en lengua croata" debiendo haber escrito "Oprostite što ne pišem na hrvatskom jeziku".

El problema es que pišam significa orino y pišem significa escribo.
El 16-4-2014 participé en "BARABON o BARABAN", tradición medieval que mantienen algunos pueblos del Mediterráneo en el marco de los ritos de Semana Santa.

Consiste en cánticos, apagando las luces y velas de la iglesia para terminar en oscuridad, culminando la ceremonia con un golpeteo con palmas de mano (antiguamente con elementos contundentes), en el banco donde uno está sentado.

Se hace como parte de ser "cómplice" de latigar a Jesús Cristo en su camino a la cruz. Esta es la última actividad antes de la procesión de "Vía Crucis" en Jelsa (ciudad declarada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad), procesión que parte en vísperas del Viernes Santo, a las 10 de la noche, recorre 5 pueblos (25 km) en toda la noche, para volver a Jelsa mas o menos a las 7 de la mañana.

Dependiendo de las condiciones climáticas pueden a veces participar dos o tres mil personas, e incluso creyentes provenientes de toda Europa, Asia y de otras partes.

¡Es un acontecimiento único y sobrecogedor!
Mi abuelo, Frane Ljubetić Zuanić, junto con su primo hermano, Policarpo Lukšić Ljubetić se vinieron a Chile y se radicaron en Calama.

Policarpo se casó en Calama con la hija del defensor boliviano Abaroa.

Mi abuelo Frane, que había dejado en Sutivan a su esposa, Lucija Rendić Jutronić, con sus dos hijos, (mi papá Juan y mi tía María), luego de un tiempo, los trajo a Chile junto a un sobrino, hijo de su hermano (creo que Mateo Rendić Jutronić).

Este sobrino era Antonio Rendić Ivanović, "el Doctor Rendić", mi apoderado en el Colegio San Luis durante mis estudios de secundaria. Con él tuve siempre grandes conversaciones, especialmente porque era muy unido a mi papá, quien siempre le ayudó en las cosas prácticas, ya que el Dr. era muy poco dado a lo práctico.

Mi papá estudió en Escuela de Minas de Antofagasta mientras que Antonio se fue a estudiar medicina a Santiago.

Antonio, ya recibido de médico, con las mejores distinciones, el Dr. me contaba sus experiencias de joven en Santiago, donde fue hasta ateo y masón. Luego se convirtió al catolicismo a tal punto que hace poco, cuando falleció mi hermano Vladimir, cuya misa fue en la catedral de Antofagasta, (a la que yo no había entrado por muchos años por no viajar a esa ciudad por largos períodos), tuve una gran sorpresa.

Al recorrer el ala derecha de la catedral, me encontré con una enorme foto del Dr., enmarcada en un cuadro y en una mesa, debajo, con también un enorme libro, en el que había firmas, nombres, historia de milagros, etc. pues estaban postulando a mi tío para Santo.
Recuerdo de mi viaje a Croacia que me regaló mi marido para mis 60, en un catamarán, junto a un matrimonio amigo.

Fue en junio de 2011. El capitán del barco, un joven llamado Neven, se dio cuenta que yo era descendiente de croatas y sabia por qué nos habíamos embarcado por lo que propuso celebrar mi cumpleaños en la isla - Vis - donde nació mi papá y quedamos de acuerdo que así lo haríamos.

Fue una comida genial, en un lugar precioso, con parrones y una cava de vinos antiquísima.
En unas ollas de fierro, que tapaban con brasas, pulpos y cordero. Yo elegí pulpo, que era lo que cocinaba mi papá. Fue como retroceder en el tiempo pues el sabor era el igual. Después trajeron una torta, hecha ahí mismo, y todos me cantaron cumpleaños feliz en croata, (supongo ).

Fue muy emocionante, me lo lloré todo. Es el mejor regalo que he recibido en esta vida.
Se cuenta que en la Isla Brać, en tiempos muy pretéritos y en pueblos cuyos nombres es mejor olvidar, dada las delicadas epidermis de nuestros paisanos, se suscitaba una gran rivalidad entre dos pueblos vecinos (situaciones bastante parecidas a las que aún hoy suelen suceder y no sólo en las islas, sino también entre pueblos vecinos en el propio continente).

El caso era que, habiendo llegado las rivalidades a un estado realmente crítico, con insultos blasfemos, descomunales peleas callejeras y algunas destrucciones mutuas de los bienes públicos y privados, los líderes pueblerinos, a pesar de los ruegos y oraciones de los curas párrocos y de las ancianas del pueblo, no encontraron otra solución que declarar la guerra entre los dos pueblos. Y no era esto, por cierto, un eufemismo, sino que llamaron a las respectivas poblaciones a armarse, para el gran combate que podría tomar lugar en cualquier momento.

Así las cosas, la población empezó a echar mano de armas blancas y herramientas de campo (dígase cuchillos, horquetas y guadañas) ya que las armas de fuego eran, prácticamente, inexistentes en la isla de aquel entonces. No obstante esta condición, no faltó un poblador más audaz, quien había tenido la suerte de viajar a la capital, donde había conocido un cañón en un museo y, de inmediato, le propuso al líder de su pueblo fabricar un cañón, puesto que sabía, de oídas, el gran poder destructor de un cañonazo. Así la guerra podría resolverse favorablemente y de un solo paraguazo.

Como nadie tenía conocimiento en la fabricación de armas le consultaron al osado poblador, cómo lo confeccionarían. Éste les señaló que podían cortar y ahuecar un grueso tronco de una higuera existente en el patio de su casa y que él, patrióticamente, ofrendaría a la causa. Como pólvora usarían una mezcla de azufre, carbón y salitre, componentes que sí se encontraban disponibles, no para uso bélico, pero sí había azufre para las desinfecciones de la parras, salitre para abonar la tierra y en las casas no faltaba el carbón.
Casi todo el pueblo se abocó a la tarea armamentista en el más absoluto secreto, para que ningún afuerino pudiera llegar a enterarse.

Cuando la mortal obra estuvo finalizada, la llevaron de noche y, en el más completo sigilo, a lo alto de una colina desde donde se divisaba el otro pueblo. Esperaron la luz del día, para apuntar bien el cañón, le metieron en su interior un gran saco, con la pólvora casera que habían fabricado y le atracaron fuego con una pequeña antorcha.

Vino una tremenda explosión, que hizo volar en pedazos el cañón, mató a algunos de los improvisados artilleros y dejó cuantiosos heridos entre los asistentes e inocentes animales cercanos.

Todos los ojos se volvieron enfurecidos hacia el bribón que había sugerido este modo de combate. El hombre, al verse increpado reaccionó, de inmediato, señalando atarantado a los otros pobladores ¡Es verdad, que acá nos quedó la tendalada! ¡Pero si acá fue terrible, imagínense cómo habrá sido la embarrada que dejamos en el pueblo vecino!
Existe más de una versión de la siguiente anécdota pero todas con el mismo resultado.

Habiendo fallecido en Chile una señora croata mayor, que llamaremos Teta Mandina, sus parientes quisieron que sus restos descansaran en su tierra natal, Croacia. Para ello decidieron enviar sus cenizas en un tarro que fue de café o té y, para evitarse mayores trámites, lo incluyeron en las encomiendas de ayuda humanitaria que se enviaban desde Chile a Croacia durante la segunda guerra mundial.

Hecho el despacho, un tiempo después recibieron carta desde Croacia agradeciendo el envío y destacando que, la levadura que habían recibido, aunque no había resultado muy buena, igual le dieron adecuado uso.

Sin saberlo, habían usado las cenizas de la Teta Mandina para hacer pan.
Se cuenta que, estando de visita un alto dignatario del imperio Austro-Húngaro en Dalmacia, le llamó poderosamente la atención el toparse con un campesino que encontró sumamente parecido físicamente a él.

No pudiendo contener su curiosidad le preguntó, irónicamente, al campesino: "¿Su madre estuvo alguna vez en Viena?", a lo que éste muy serio le respondió, "Mi madre no pero mi padre muchas veces".
Allá por el año 1920, había llegado don Cosme a Antofagasta. Era un inmigrante proveniente de Yugoeslavia quien, no queriendo sufrir los horrores de otra guerra, prefirió venirse a “América” para posteriormente traer a su familia a vivir en Chile, esta tierra bendita, como él le decía a su nueva patria.

Mientras sus paisanos, llegados con anticipación, le ofrecían algún lugar de trabajo estable y aprendía el idioma, don Cosme decidió salir a ganarse la vida en cualquier trabajo honesto.

Observando a los pescadores artesanales que llegaban a la caleta del puerto y vendían sus productos a vendedores ambulantes los cuales, a su vez, se encargaban de recorrer a pie hacia los cerros vendiendo los pescados frescos, don Cosme se compró un canasto de mimbre y le pidió un pequeño préstamo a un paisano, donde se alojaba, para llenar su canasto con pescado por primera vez.

No obstante, don Cosme quien no tenía idea del nombre de los pescados y mucho menos en castellano, ya que a duras penas se manejaba con un vocabulario reducidísimo, decidió irse con su primera carga, siguiendo a distancia prudente a los otros vendedores, los que voceaban su mercadería a todo pulmón: ¡Fresquitos los jureles! ¡Recién sacadas las merluzas!¡Barata la albacora le tengo caserita!

Don Cosme, incapaz de repetir estas palabras en forma correcta, se mantenía a prudente distancia y gritaba, también a todo pulmón: ¡“Lo mishmo, lo mishmo"!
Era costumbre que, luego de un entierro, en un pueblo de Croacia, un par de jóvenes se quedara una noche a velar al finado, estando el féretro ya en el cementerio.

Medio aburridos en esa tarea, uno de los jóvenes le comenta al otro que le había dado hambre por lo que iría a buscar unos duraznos ubicados cercanos al camposanto.

Cuando éste volvió con la fruta, se la ofreció a su amigo quien no respondía al ofrecimiento. Después de varias insistencias, se abre la tapa del ataúd y el "finado" dice: "si no quiere él me puedes convidar a mi".

El amigo, aprovechando lo obscuro del ambiente, había sacado el cadáver del féretro y se había puesto él en el lugar del muerto.
En un pueblo de Croacia don Petar envió a su hijo a estudiar a la gran ciudad. Pasado un tiempo recibió una carta de éste la que, por no saber leer ni escribir, le pidió a un paisano que se la leyera.

Una vez leída el paisano le comentó: “Petar, tu hijo te está pidiendo que le mandes plata. ¿Estará estudiando o pasándolo muy bien?. Porque no hace tanto tiempo que se fue.

Obviamente que este comentario le provocó a don Petar cierto enojo en contra de su hijo, estando decidido a no atender lo pedido por éste. Pero no pudo dormir tranquilo y decidió pedirle a otro paisano que le leyera la carta. Éste después de hacerlo le comentó: “parece que tu hijo no lo está pasando muy bien estudiando. Seguramente que, de repente, se prive hasta de comer y por eso te pide que le mandes plata”.

Ante esto, don Petar le respondió: “Esa es la forma de pedir las cosas”. Y por supuesto que accedió a lo solicitado por su hijo.
De niño escuché una simpática anécdota, referida por mi padre, que se las recuerdo a mis hijos o a amigos cuando están enfrentados a una decisión que significa tener que hacer algo que nos les gusta pero que no tienen otra opción que hacerlo.

Una lancha estaba haciendo agua, con el peligro de hundirse, por lo que los marineros, para evitarlo, tenían que estar constantemente bombeando el agua hacia el mar, lo que los tenía extenuados.

- Marineros: Kapetane, ne možemo pumpati više jer smo puno umorni. Capitán, no podemos bombear más porque estamos muy cansados.
- Capitán : Onda nemoj te pumpat.Entonces no bombeen.
- Marineros: A ko ne pumpamo čemo se utopiti. Si no bombeamos nos vamos a ahogar.
- Capitán: Onda pumpai te. Entonces bombeen.
En la radio "Libertad" de Antofagasta se hizo, entre otros, un concurso de conocimiento del idioma castellano.

Cuál sería la sorpresa de los auditores cuando se enteraron que, entre los que iban liderando el concurso, había un paisano, dueño del almacén de una esquina, de nombre Nikola y de apellido ........ić

Al llegar a la etapa final del concurso, fue interrogado acerca del significado de la palabra "catarata" y Nikola largó a reír y dijo: "Ma cómo me hacen una pregunta tan fácil, si en mi almacén tengo catarata y cataratón....".
En el puerto de Punta Arenas, por el año 1920, esperaban al buque procedente de Europa, con escala en Buenos Aires, una carroza con su ataúd , algunas flores, el cura y varios deudos llorando por el fallecimiento del tío Spiro, durante la penosa navegación.

Encabezaba la delegación de parientes del occiso, su sobrina, una mujer ya adulta, con un pañuelo en una mano con la que enjugaba sus lágrimas, y, en la otra, un arrugado telegrama que señalaba: TRAS LARGA TRAVESÍA TÍO EXPIRÓ EN PUERTO DE BUENOS AIRES.

Pero, cuál sería la sorpresa cuando el tío se apareció en el muelle vivito y coleando. El telegrama debió decir TRAS LARGA TRAVESÍA TÍO SPIRO EN PUERTO DE BUENOS AIRES.

Había sucedido que unos parientes, visitados por Spiro en Buenos Aires, quisieron adelantarle la buena nueva a sus familiares de Punta Arenas contándoles que, después del largo viaje, el tío ya se encontraba cerca de su destino, pero el telegrafista argentino, que nunca había escuchado el nombre Spiro, creyó que decía Expiró y que los “gringos” que le llevaban el texto no sabían bien el castellano, de tal modo que lo transmitió a su entender.

La fiesta que se armó, duró un par de días y se financió totalmente con la plata que lograron recuperar del funeral no efectuado.
En Antofagasta, en 1922, Jure e Ivo deciden traer de Brač al primo Frane, de 20 años, a trabajar con ellos y deciden también hacerle una broma a la llegada a Chile.

En efecto, se desembarca Frane en el antiguo muelle de madera e inmediatamente después de los consabidos abrazos y besos croatas, se fija éste que sobre el muelle habían varias lindas monedas chilenas de aquella época, esparcidas en el suelo (que por supuesto sus primos se habían encargado de colocar).

Frane, naturalmente, se trata de inclinar para recogerlas, pero Ivo y Jure se lo impiden y le dicen: “Ma bogati, que vas a molestarte, si estás en América y aquí las calles están llenas de ellas”.
Se cuenta que un viejo croata, don Pedro, acudió a un ingeniero civil, también de la colectividad, explicándole que la municipalidad le había cursado un parte por tener material de construcción, sin el permiso correspondiente, en la vereda frente a la cual estaba edificando su casa, cosa que según él no era efectiva. "Solamente tuve un poco de arena no más de una hora".

Ante esto el ingeniero le consultó que cómo podía demostrar ese hecho frente a la municipalidad.
"Bogati, lo juro", contestó don Pedro.
Se instaló, a todo lujo, en Antofagasta un croata que había hecho mucho dinero en la minería y una de las primeras cosas que hizo fue comprar un automóvil.

Al poco tiempo el paisano quiso demostrar que podía manejar su vehículo y, sin pensarlo dos veces, lo hizo arrancar y partió sólo en él pero, habiendo recorrido un corto trecho, chocó un poste de la luz eléctrica, derribándolo.

Ante el incidente llegó un policía (todavía no existían los carabineros), y lo quiso detener, pero el croata, terco, le dijo: "no se meta". Entonces el policía respondió: "pero cómo no me voy a meter si usted ha hecho daño a una propiedad pública" (por el poste).

El paisano le espetó: "yo dije no se meta, porque auto es mío y poste es mío........" (Era el dueño de la compañía de energía eléctrica de Antofagasta).
Es conocido el carácter ahorrativo de los viejos croatas.

Sobre eso se cuenta que un viejo nuestro deseaba movilizarse por taxi. Al ver uno desocupado lo detuvo y el preguntó al taxista:
"Señor, dígame Ud. ¿para donde va ahora?", recibiendo como respuesta:
"Para donde Ud. me indique caballero, soy taxista".
"Pero si yo no lo hubiera parado, ¿para dónde iba?", replicó nuestro viejo.
"En realidad para el centro", contestó el chofer.
A lo que, rápidamente, el viejo croata respondió:
"Entonces lléveme hombre que le coista".
Por todos nosotros es conocida la “castellanización” que, luego de varios años vividos en Chile, hacían nuestros viejos croatas de su idioma nativo.

Al respecto se cuenta que, en una oportunidad, llegando dos viejos nuestros al término de un viaje por bus, habiéndose éste ya detenido, uno de ellos le dice al otro:
“Eh Jure, bajoimi maletu”, para que su compañero le bajara un maletín desde el rack que tienen interiormente los buses para equipaje liviano.

Como Jure no le escuchó, un señor que estaba al lado, muy amablemente, procedió a bajarle su maletín.
Agradecido Jure no pudo dejar de preguntarle al atento caballero:
“Dígame señor, ¿dónde aprendió Ud. hablar en croata?”.

Platos de fondo

Platos de fondo croatas


Ingredientes
• 2 kg. de espinacas.
• 1 taza de leche.
• 100 gr. de mantequilla.
• 4 cucharadas de harina.
• Sal.
• Pimentón.
• 2 huevos.
• 1 diente de ajo.
Preparación:
• Hervir unos minutos en agua caliente.
• Meter la espinaca en el colador y verter agua fría.
• Agregarlas en trozos pequeños en una olla.
• Freir la espinaca (previamente hervida) en mantequilla con ajo finamente picado añadir la harina con una cucharadita de sal.
• Unir todo bien y añadir un poco de leche a la densidad deseada.
• Agregar especies a gusto con sal y pimienta.
• Dejar cocer hasta que todo se convierta en una crema y que la espinaca quede tierna, unos 20 minutos. (Se puede pasar por licuadora). Si es demasiado espesa añadir un poco de leche.
• Al final mezclar la espinaca con los huevos y dejar que se espese un poco.
• Dejar descansar 10 minutos y servir.


Ingredientes:
• 2 kg de chucrut picadito en plumas.
• Aceite.
• 2 a 3 cebollas.
• Un poco de pimentón.
• Pimienta.
• 1 taza de café de arroz.
• Caldo de pollo.
Preparación:
• En el aceite caliente freír la cebolla en cuadritos.
• Sobre la cebolla medio frita, agregar el chucrut, revolver bien, dejarlo cocer a fuego lento hasta que el chucrut esté blando y un poco doradito.
• Durante la cocción del chucrut, ir agregando caldo de pollo cuando sea necesario.
• Añadir pimentón, pimienta a gusto y una taza de arroz bien lavado.
Este plato es fuerte y se sirve durante el invierno, casi siempre acompañado con pavo asado o chuletas fritas de cerdo. Es bueno poner salsa de carne sobre el chucrut.


Ingredientes:
• 500 gr. de harina 0000.
• 1 yogurt (firme).
• 250 ml. de leche.
• 15 gr. de levadura instantánea.
• 2 cucharaditas de sal.
• 12 gramos de polvos de hornear.
• 1 litro de aceite o Manteca.
Preparación:
• Activar la levadura con una cucharadita de azúcar y un poco de harina en 100 ml de leche tibia.
• Dejar descansar en un lugar tibio hasta que la levadura leude.
• En un bol mezclar la harina, sal y los polvos de hornear.
• Agregar el yogurt, el resto de la leche y la levadura leudada.
• Dejar que la masa “crezca” en un lugar tibio.
• En una superficie enharinada, uslerear la masa hasta dejarla delgada.
• Cortar en rectángulos y realizar un corte en el centro, cubrir con un paño de cocina y dejar que suban.
• Calentar el aceite o manteca, estirar un poco las sopaipillas y freír hasta que queden doradas.
• Al sacarlas, ponerlas en un papel absorbente y espolvorear con sal.

Ingredientes:
• 1 kg. de tomates.
• 50 gr. de salvia fresca.
• ¼ kg. de aceitunas negras enteras.
• 200 gr. de queso de cabra.
• 50 cc. de aceite de oliva.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Cortar en gajos el tomate y el queso en cuadraditos.
• Picar fino la salvia.
• Colocar todo en una fuente, agregando las aceitunas enteras.
• Mezclar con aceite, sal y pimienta.

Ingredientes:
Masa:
• 4 cucharadas de aceite.
• ½ kg. de harina sin polvos de hornear.
• 2 cucharaditas de vinagre.
• ½ taza de agua tibia.
• Sal.
Relleno:
• ½ kg. de queso fresco.
• 50 gr. de mantequilla.
• 4 huevos.
• ½ taza de crema ácida.
Preparación:
• Cernir la harina, hacer un hueco al centro, agregando sal, aceite, vinagre y agua tibia de a poco, hasta formar una masa blanda y suave.
• Trabajarla con la mano y golpearla para que se ponga elástica.
• Dividirla en cuatro, aplastarlas y pincelarlas con un poco de aceite.
• Calentar una olla grande y colocarla sobre la masa.
• Dejarla así tapada por 15 minutos, después uslerearla sobre un mantel.
• Espolvorear el mantel con un poco de harina para que no se pegue.
• Ir estirándola con los dedos hasta dejarla bien delgada. Cortar las orillas si estuvieran muy gruesas. Dejar la masa un momento al aire para que se seque.
• Mientras preparar el relleno: deshacer con un tenedor el queso fresco, mezclarlo con un pedacito de mantequilla, las yemas y las claras a nieve.
• Agregar la crema ácida y mezclar todo bien.
• Rociar las hojas con aceite caliente, y cubrirlas con el relleno de queso de 1 centímetro de espesor.
• Arrollar el estrúdel ayudándose con el mantel. Cada strudel queda como arrollado. Colocarlos sobre la fuente aceitada.
• Cocer a fuego suave en horno previamente precalentado por 30 a 35 minutos.
• Cortar en tajadas gruesas y servirlo caliente como plato de entrada.
• Para el estrúdel de espinacas, agregar en el relleno.


Ingredientes:
• Pulpo.
• Aceite de oliva.
• Perejil picado fino.
• Ajos bien picados.
• Sal, pimienta.
Preparación:
• De preferencia, luego de tener el pulpo congelado unos días, dejarlo descongelar.
• Limpiar el pulpo muy bien, sacándole toda la arena.
• Ponerlo a cocer en agua caliente hasta que esté blando.
• Una vez cocido, dejar enfriar.
• Cortarlo en trozos de 2 cm. y aliñarlo con el aceite de oliva, el ajo, la sal, pimienta y el perejil.
• Mezclar bien.


Ingredientes:
• 1,5 kg. de repollo fermentado.
• 150 gr. de cebollas.
• 500 gr. de carne molida.
• 300 gr. de tocino seco y ahumado.
• 500 gr. de carne de cerdo.
• 5 gr. de manteca de cerdo.
• 200 gr. de tocino.
• 3 gr. de harina.
• 2 huevos.
• 2 gr. de pimentón.
• 15 gr. de sal.
• 10 gr. de pimienta en polvo.
Preparación:
• Quitar las hojas del repollo con cuidado, lavarlas y cortar la parte gruesa en la parte inferior de cada hoja (cortar triangular).
• Mezclar la carne molida de vacuno, cerdo y tocino picadito.
• Agregar los huevos y la cebolla finamente picada.
• Añadir sal, pimienta y mezclar.
• Poner la hoja del repollo en la palma de la mano y la mezcla de las carnes haciendo un pequeño paquete, cuidando de cerrar los extremos.
• Tomar una olla bien grande y poner los sarmas en ella. En el fondo colocar el tocino ahumado, con la piel si es que tiene alguna.
• Poner una capa de sarmas, una capa de tocino o las costillas de cerdo.
• Añadir también chucrut cortado en medio.
• Después, verter dos tazas de agua.
• Cocinar durante 1 hora a fuego suave. Se puede tomar una olla pequeña, derretir la manteca, agregarle la harina y freír hasta que esté de color café.
• Añadir el pimentón y un poco de agua fría y hacerlo cremoso.
• Añadir esto en los sarmas y cocinar de 2 a 3 horas.
La mejor sarma es la del día siguiente, no el día que se ha preparado. Se puede comer toda la semana, también se pueden congelar porciones.
Se come con papas cocidas, puré de papas o con restavani krompir.


Ingredientes
• 600 gr. cebolla morada o blanca (cabezas alargadas).
• 100 gr. de cebolla morada para el relleno.
• 400 gr. de posta negra (también una parte de pulpa de cordero).
• 80 gr. de arroz.
• 2 a 3 cucharadas de aceite.
• Sal, pimienta.
• Puré de tomates.
• Pimentón.
• Un poco de vinagre o crema ácida.
• 1 litro de leche ácida.
• 1 huevo.
• Caldo de pollo.
Preparación:
• Moler la carne con la cebolla. Salpimentar.
• Freír el arroz bien lavado y agregarlo a la carne. Revolver bien.
• Agregar el huevo y volver a revolver todo.
• Lavar bien las cebollas, cortarles las puntas y ponerlas a cocer en agua para que no se deshagan y se puedan separar enteras las hojas de adentro, una por una.
• Retirar del fuego, escurrirlas y agregarles agua fría.
• Ir apretando las cebollas con los dedos y sacando las hojas de adentro, una por una. Tirar la primera hoja con la cáscara, para rellenarlas.
• Rellenar las hojas de cebolla con la carne y colocarlas en una cacerola.
• Cubrirlas con agua y caldo de pollo, solamente para sumergirlas.
• Agregar un poco de vinagre o crema ácida.
• Presionarlas con un plato para que no floten en el agua.
• Cocerlas a fuego fuerte hasta que suelten hervor y después a fuego lento.
• Agregarles un poco de pimentón y cocerlas bien cocidas.
Servir acompañadas con la leche ácida.


Ingredientes
• 3/4 kilo carne de ternera.
• 1 cucharada de manteca.
• 2 cebollas.
• 1 taza de arroz.
• 2 cucharadas puré de tomates.
• 100 gr. de arvegitas.
• 2 vasos de caldo o agua tibia.
• Sal y Pimienta.
• Un poco de vino blanco.
Preparación:
• Lavarla y cortar la carne de ternera en trozos grandes.
• Poner en una cacerola la manteca, la cebolla picada y freírla junto con la carne.
• Añadir un poco de sal, pimienta y vino blanco.
• Cuando la carne este media blanda añadir el arroz, el puré de tomates y las arvejas.
• Guisar todo, agregar los dos vasos de agua o de caldo y dejar que se cocine media hora.
• Cuando el arroz esté blando, añadir 40 gramos de mantequilla.
• Poner el arroz en una taza de té y luego volcar sobre el plato, manteniendo la forma.
• Espolvorear con queso rallado.


Ingredientes
• 1 paquete de corbatitas cocidas según las instrucciones del paquete.
• 1 repollo pequeño.
• 2 cebollas medianas.
• 1 cucharada de pimentón (no usar ahumado, no es el mismo sabor).
• 1/2 cucharadita de ajo picado.
• Sal y pimienta.
• Caldo de verduras o agua.
• 2 cucharadas de aceite de oliva.
• Lonjas de tocino.
Preparación:
• Picar el tocino, dorarlo en un sartén y reservar.
• Cortar el repollo en tiras más bien finas y picar el ajo y la cebolla en cuadraditos pequeños.
• En una olla grande colocar 2 cucharadas de aceite de oliva, dorar la cebolla por unos 5 minutos, revolver ocasionalmente, agregar pimentón, la sal, pimienta, ajo y dorar por 1 minuto revolviendo.
• Agregar el repollo y un poco de caldo (1 taza aproximadamente).
• Dejar cocinar por unos 15 minutos, revolviendo ocasionalmente. Si se necesitara más caldo agregar, probar el repollo, el que debe estar totalmente cocido, ajustar la sazón.
• Antes de que esté listo el repollo, poner a hervir las corbatitas en agua con una cucharada de aceite y un poco de sal.
• Agregar las corbatitas a la olla del repollo y agregarle el tocino.


Ingredientes
Masa:
• 2 kg. de papas.
• 1 kg. de harina.
• 3 huevos.
• 3 cucharadas de maicena.
• Sal y pimienta.
Tuco:
• 3/4 kg. de carne molida.
• 2 hojas de laurel.
• 1 vaso de vino blanco.
• Un puñado de ciruelas secas.
• Zanahoria rallada.
• Salsa de tomates.
Preparación:
Masa:
• Una vez que las papas estén cocidas, molidas y frías, agregar harina, maicena, perejil, sal, pimienta y 3 huevos y mezclar todo bien.
• Hacer una masa y separarla en pedazos. Uslerearla y hacer tiritas largas y redondeadas.
• En éstas se cortan los ñoquis de 1 cm. aproximadamente.
• En una olla amplia hervir agua con un poco de sal, al hervir poner los ñoquis uno a uno. Al subir a la superficie, estilarlos bien y sacarlos hacia una fuente.
Tuco:
• Sofreir la carne con la cebolla y el tocino alrededor de ¼ de hora.
• Agregar el vino blanco, la zanahoria rallada, la salsa de tomate, sal, pimienta, laurel y el puñado de ciruelas secas hasta que se ablande la carne.
• Una vez listo el tuco se vuelca sobre los ñoquis por capas: una de ñoquis, otra de tuco. La última debe ser de ñoquis espolvoreados con queso rallado.


Ingredientes
• 1 cucharada de manteca o aceite.
• 1 cebolla.
• 100 gr. de tocino en lonjas.
• 450 gr. de arroz.
• Sopa de pollo.
• Jugo de tomate.
• Sal y Pimienta.
• Queso rallado.
Preparación:
• En una cacerola poner la manteca y, cuando esté caliente, añadir la cebolla picada.
• Freír unos 3 minutos a fuego lento.
• A la cebolla frita agregar el tocino en lonjas, revolviendo constantemente para evitar que las cebollas se quemen, añadir el arroz lavado, seguir revolviendo.
• Verter la sopa de pollo al arroz hasta cubrirlo completamente.
• Añadir sal, pimienta, jugo de tomate hasta que el arroz esté suficientemente blando.
• Antes de servirlo mezclarlo con queso rallado.
• Poner en un molde y luego verter en el plato.
• Derramar queso rallado y servirlo.


Ingredientes
Ingredientes:
• 1 kg. de pimientos morrones (rojos, verdes o amarillos.
Relleno:
• 750 gr de carne de ternera picada.
• 6 a 7 cucharadas de arroz.
• 1 cucharada de perejil picado.
• 2 cebollas picadas.
• 3 dientes de ajo picados.
• Sal y pimienta.
Salsa:
• 1 tarro de puré de tomates.
• 1 cucharada de harina.
• 1 cucharada de aceite de oliva.
• 1 cucharada de paprika o pimentón dulce.
Preparación:
• Lavar los pimientos morrones retirando el interior y semillas cuidando de que no se rompan.
• Mezclar bien todos los ingredientes del relleno e introducirlo en cada uno de los morrones hasta no más de 2/3 de su altura aprisonándolo levemente.
• Verter el aceite en una olla y dorar apenas el harina.
• Agregar el puré de tomates revolviendo constantemente.
• Agregar los pimientos de manera que se queden parados uno al lado del otro.
• Cocinar a fuego suave con la olla tapada entre 1 hora y 1 y media hora agregando agua si es necesario. La coción estará lista cuando se termine de cocer el arroz.
Servir con pure de papas.


Ingredientes
• 1 kg. de pescado limpio, cortado en rodajas. (Si es grande, de preferencia róbalo).
• 2 cebollas grandes.
• 5 dientes de ajo.
• 2 tomates pelados y picados (pueden ser en conserva).
• 2 cucharaditas extracto de tomates.
• 1 tacita de aceite de oliva.
• 4 cucharadas de vinagre de vino.
• Vino blanco, cantidad necesaria.
• Condimentos: sal, pimienta, ají molido, laurel, Vegeta (aliño croata) o vegetales, deshidratados, perejil.
Preparación:
• Cortar las cebollas en tiras, dorar en una cacerola no muy alta, una cazuela de barro o una sartén de buen fondo.
• Agregar el pescado cortado, dejar que se dore sólo de un lado, a fuego fuerte.
• Agregar el tomate, el ajo, los condimentos, el vinagre, y cocinar a fuego máximo por unos minutos hasta que hierva, y luego bajar el fuego.
• Agregar agua (o vino blanco), en el que se disuelven las 2 cucharaditas de extracto de tomate para que apenas tape los pescados.
• Cocinar despacio hasta que los pescados estén cocidos, lo que dependerá del tamaño de los trozos.En principio no menos de 20 minutos y hasta una hora y media. Para mezclar no usar ninguna cuchara, simplemente sacudir la cazuela y girar de un lado para el otro.
• Probar y rectificar el sazonamiento (se puede agregar más vinagre si hace falta). Si es necesario espesar, espolvorear con una cucharada de harina (mezclada con un poco de agua para que no se agrume).
• Cuando esté listo espolvorear con perejil picado y servir con polenta.
La polenta se puede preparar y colocar en una fuente y cortar en porciones y dorarlas en aceite. Se pueden rociar las piezas de pescado con limón o vinagre de vino y macerar por al menos una hora, esto las mantiene firmes.


Ingredientes
• 250 gr. de bacalao.
• 500 gr. de papas.
• 2 huevos.
• Aceite de oliva.
• 2 dientes de ajo.
• Perejil.
• Sal.
Preparación:
• Remojar el bacalao el día anterior y cambiar el agua una o dos veces, según lo salado que esté.
• Poner a hervir hasta que esté casi listo, sacar la carne del bacalao y en la misma agua (colada) poner a hervir las papas peladas y cortadas en cuadrados, dejar hervir hasta que las papas estén tiernas.
• Poner en una fuente el bacalao y las papas cocidas, reservando el caldo por si se necesita para la mezcla, agregar el ajo picadito, una cucharada de perejil picado, un huevo entero más otra yema.
• Mezclar todo y comprobar la sal.
• Dejar reposar un rato en la nevera tapada con un film.
• Con la ayuda de dos cucharas formar las albóndigas.
• Ponerlas en un plato con la clara sobrante, rebozarlas y freírlas en aceite bien caliente.
• Al sacarlas ponerlas en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.


(Receta de la Sra. Lenka Dasenčić)
Ingredientes
• Hígado de cordero.
• 1 cebolla mediana.
• 2 dientes de ajo.
• 1 tarro de salsa de tomates.
• Aceite de oliva virgen.
• 2 hojas de laurel.
• Sal, pimienta.
• 1 cucharada de azúcar o sustituto del azúcar.
• Un chorro de vinagre.
• Un poco de agua.
Preparación:
• Picar la cebolla y el ajo, freír en aceite caliente.
• Agregar el hígado de cordero en pequeños dados o molido.
• Dejar freír un rato y agregar la salsa de tomates el laurel, la sal, la pimienta y el azúcar o su substituto.
• Agregar el chorrito de vinagre y un poquito de agua dejando cocinar lentamente.
Servir acompañado de arroz o puré de papas. También se puede hacer un risotto usando este preparado como salsa.


Ingredientes
• 1/4 litro aceite oliva.
• 4 o 5 tomates pelados y cortados.
• 2 a 3 cucharadas de alcaparras.
• 2 dientes ajo molidos.
•1 1/2 taza de hierbas frescas picadas. (albahaca, romero, orégano, tomillo, perejil).
• 1/2 kg. pasta fresca hecha en casa.
• Sal y pimienta molida.
• Queso para servir.
Preparación:
• Calentar el aceite de oliva a temperatura media.
• Agregar tomate y sal.
• Cuando los tomates y su jugo hiervan echar las alcaparras, aceitunas, ajo y hierbas frescas.
• Cocinar un momento corto, mientras tanto cocinar la pasta en agua con sal.
• Cuando esté lista, colar y colocar encima la salsa. Agitar para mezclar bien.
Servir espolvoreado con queso rallado y pimienta molida.


Ingredientes
• 200 gr. porotos blancos.
• 2 cebollas medianas picadas.
• 3 dientes ajo picados.
• 200 gr. carne de cerdo o tocino.
• 1 papa grande en cuadritos.
• 2 zanahorias en trozos pequeños.
• 2 hojas de laurel.
• 2 cucharadas de aceite de oliva.
• Choclo desgranado.
• Un trozo de zapallo.
• 2 cucharaditas hinojo o apio cortado.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Remojar los porotos durante la noche y ponerlos a hervir en la misma agua durante seis minutos y luego escurrir.
• Colocar los porotos en una cacerola con todos los demás ingredientes y verter sobre ello el aceite de oliva.
• Agregar agua hasta cubrir bien y llevar a ebullición.
• Cubrir y cocinar a fuego lento 1 a 2 horas.
• Cortar en trozos el cerdo, tocino o cualquier carne disponible y agregar a la sopa.
Servir con pan casero crujiente.

Ingredientes
• 1/2 kg. de bacalao seco.
• 1 cebolla grande.
• 1/4 litro aceite.
• 1/2 kg. de papas.
• 1 cucharada de miel.
• 1 cucharada de salsa de tomate.
Preparación:
• Remojar el bacalao durante 1 o 2 días. 
• Después rasparlo, quitarle las 
espinas y cortarlo en trozos (también 
puede ser bacalao fresco, en ese caso 
agregarlo cuando las papas estén un 
poco cocidas). 
• En el aceite dorar la cebolla cortada 
en plumas. 
• Agregar el bacalao. 
• Cuando se haya dorado un poco por 
todos lados agregarle algunas papas 
cortadas en finas tajadas.
• Cubrir con agua de manera  que quede 
todo sumergido, 
• Agregar la salsa de tomates. 
• Esperar que suelte el hervor, agregar 
la miel y destapar la olla.
• Cocer a fuego lento entre 1 a 2 horas. 
No revolver, solamente sacudir la olla 
de vez en cuando.

Ingredientes
• 1 kg de carne de cordero (pierna), caldo.
• 1 cebolla picada.
• Pimentón molido.
• Harina.
• Manteca.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Cortar la carne en trozos.
• Lavarla, salarla y rebozarla en harina.
• Freírla en manteca y retirarla.
• En la misma Manteca, freír la cebolla picada.
• Una vez frita, poner sobre ella la carne, freír un rato más agregando el pimento molido.
• Agregar el caldo, sal y pimiento.
• Tapar y dejar a fuego lento hasta que esté bien cocida.


Ingredientes
Masa:
• 1 kg. de harina gruesa (0000).
• 150-200 ml. de manteca de cerdo derretida.
• Una pequeña porción de levadura.
• 400 ml. de leche.
• 500 cc. de vino blanco.
• 1 cucharada de sal.
Relleno de carne:
• 1 kg. de carne de cerdo picada.
• 1/2 cucharada de sal.
• 1/2 cucharada de paprika picante.
• 3 dientes de ajo finamente picado.
• 1/2 cucharada de paprika dulce.
Preparación
• A la carne picada, agregar el ajo, el resto de los ingredientes y mezclar hasta que quede una pasta homogénea.
• En una olla, poner la harina, la levadura, añadir el resto de los ingredientes y amasar.
• Hecha la masa, uslear hasta obtener una capa delgada y cortar en cuadrados de aproximadamente 5 cm x 5 cm colocando en ellos la mezcla de carne picada.
• Doblar las puntas de cada cuadrado de modo que queda la forma de una flor.
• Hornear a 150°C hasta que la masa quede cocida.


(Para unas 6 porciones)
Ingredientes
• 1 kg. de carne de vacuno (solomillo).
• 1 botella de vino tinto (750 ml).
• 4 láminas de tocino cocido.
• 1 taza de salsa de tomates.
• 1/2 taza de ciruelas secas (sin carozo).
• 2 cucharadas de aceite de oliva.
• 3 cebollas en rodajas.
• 3 zanahorias en rodajas.
• 3 dientes de ajo.
• 3 clavos de olor.
• 2 hojas de laurel.
• Sal, Pimienta y hojas de romero a gusto.
Preparación:
• Cortar la carne en rodajas o trozos medianos haciéndole unas hendiduras, introduciendo en cada trozo las láminas de tocino el ajo.
• Poner en una fuente con las cebollas en rodajas y las hojas de romero.
• Verter el vino tinto hasta cubrir ligeramente.
• Dejar marinar por un mínimo de 6 horas.
• Escurrir la carne y freírla ligeramente en el aceite de oliva.
• Apartarla y sofreír la cebolla marinada con la zanahoria.
• Cuando el sofrito empiece a estar blandito, volver a meter la carne, añadirla salsa de tomates y las ciruelas a fuego medio.
• Cocinar hasta ver que la carne esté lo suficientemente blanda (a gusto).
• A unos 15 minutos cocción, añadir el laurel y el clavo de olor.
• Remover antes de terminar de cocer y añadir una parte del vino del adobo de tal manera que la mezcla no quede seca.
Acompañar con pasta fresca, de preferencia ñoquis.


Ingredientes
• 375 gr. de queso fresco.
• 250 gr. de requesón.
• 150 gr. de queso feta.
• 250 gr. (un manojo) de acelgas frescas picadas.
• 1 cebolla pequeña, cortada en cubitos.
• 1-2 dientes de ajo, picados.
• 1 taza de leche, más extra si es necesario.
• 2 huevos.
• 1/2 taza de aceite neutro o aceite de oliva, más extra según sea necesario.
• 1 paquete de masa filo, espesor medio.
• Sal al gusto.
Preparación:
• Asegurarse que la masa filo se haya descongelado.
• Engrasar el fondo de una fuente de horno rectangular de unos 40 cm x 25 cm.
• Saltear las cebollas en una sartén ligeramente engrasada hasta que estén suaves.
• Agregar el ajo y las tostadas hasta que estén fragantes, aproximadamente 30 segundos.
• Agregar la acelga picada, sazonar con una pizca de sal y cocinar hasta que se ablande, aproximadamente 5 minutos.
• En un tazón grande, mezclar el queso fresco, el requesón, el queso feta, la leche y el aceite.
• Revolver hasta combinar. Si es necesario, se puede agregar un poco más de queso feta o una pizca de sal.
• Batir los huevos y agregar la acelga salteada.
• Forrar el fondo de la fuente para hornear con dos o tres hojas de masa con 4-6 cms sobresaliendo por los lados.
• Cepillar ligeramente la masa expuesta con aceite, particularmente los extremos sobresalientes, para evitar que se seque.
• Poner a un lado 2-3 hojas de masa para usarlas luego como capas superiores.
• Separar la mitad de una hoja de masa con las manos limpias, arrugarla y sumergirla en la mezcla de queso, asegurándose de que esté bien cubierta.
• Colocar en una esquina de la fuente para hornear.
• Repetir el proceso hasta que el plato se llene con la mezcla de masa y queso.
Dejar aproximadamente media taza de la mezcla para el final.
• Agregar la leche y un poco de aceite si la mezcla de queso comienza a agotarse.
• Doblar la masa que sobresale sobre la mezcla arrugada.
• Agregar una capa de masa filo, doble si es necesario y cepillar con aceite.
• Colocar una capa de masa adicional y meter la masa extra alrededor de los bordes; no importa si la masa se quiebra o se arruga.
• Tomar cualquier mezcla de queso restante y verterla sobre la parte superior para que esté bien cubierta y una pequeña cantidad se acumule alrededor de los bordes. Si parece que no hay suficiente mezcla de queso, diluir con leche y un poco de aceite.
• Precalentar el horno a 180°C durante 10-15 minutos, durante los cuales la gužvara descansará.
• Hornear por 20 minutos en la rejilla del medio del horno, luego girar la sartén.
• Hornear por 15-25 minutos adicionales o hasta que la parte superior esté dorada.
Enfriar por 10 minutos antes de servir.


Ingredientes filete
• 4 bifes grandes de ternera.
• 16 rebanadas grandes de jamón.
• 16 rebanadas de queso (Gauda).
• 150 gr. de pan rallado.
• 100 gr. de harina.
• 2 huevos.
• 300 ml. de aceite.
• Sal.
Ingredientes salsa:
• 50 gr. de mayonesa.
• 180 gr. de crema agria.
• 30 gr. de encurtidos (en cubitos).
• 1/2 jugo de limón.
• 1 cucharada de mostaza.
• 1 diente de ajo.
• 1 puñado de perejil.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Colocar los bifes en una tabla y golpearlos hasta que estén planos y delgados.
• Espolvorear un poco de sal sobre los bifes.
• Sobre cada bife colocar 4 rebanadas de queso distribuidas uniformemente y encima de éstas una rebanada de jamón.
• Enrollar los bifes y cerrarlos.
• En platos separados poner los huevos (ligeramente batidos), la harina y el pan rallado.
• Primero cubrir los escalopes con harina, luego los huevos y finalmente el pan rallado.
• Freír en aceite durante unos 10 minutos cada uno.
• Para preparar la salsa, mezclar bien todos los ingredientes en un tazón.
Servir con papas, ensalada y la salsa.


Ingredientes
• 100 gr. de tocino.
• 1 1/2 Cebolla.
• 700 gr. Repollo.
• 400 gr. Pasta de lasaña.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Picar finamente la panceta y las cebollas.
• Cortar la pasta de lasaña en cuadrados y cortar el repollo.
• En una sartén, freír la panceta en un poco de aceite y luego retirarla.
• Poner un poco más de aceite en la sartén y luego freír las cebollas agregando una pizca de sal.
• Agregar el repollo y revolver (agregar un poco de agua y cocinar hasta que esté suave).
• Hervir la pasta de lasaña y luego agregar a la sartén con el repollo y la cebolla.
• Mezclar bien y luego agregar la panceta y una pizca de pimienta.
Servir caliente.


Ingredientes
• 200 gr. de arroz de grano largo.
• 400 ml. de agua.
• 1 cebolla mediana.
• 2 dientes de ajo.
• 1 pimiento rojo.
• 1 tomate.
• 3 cucharadas de pasta de tomate concentrado.
• 3 cucharadas de mantequilla.
• 4 cucharadas de aceite de oliva.
• 1 cucharada de mezcla de especias (comino, cilantro, tomillo, mejorana, romero y pimienta negra).
• 5 cucharadas Ajvar (pasta de especias de Croacia).
• 1 cucharada de pimentón.
• Sal y pimienta.
• 100 gr. de guisantes.
Preparación:
• Cortar en cubos pequeños la cebolla y el pimiento y freírlos a fuego fuerte, durante 5 minutos, en una sartén con la mantequilla.
• Añadir el pimentón tostándolo brevemente de forma que libere su aroma.
• Incorporar el tomate cortado en cubitos y los dientes de ajo.
• Sofreír unos minutos, hasta que los ajos se hayan dorado.
• Añadir el Ajvar, la pasta de tomate concentrado y las especias.
Reservamos:
• En una sartén, poner aceite de oliva y freír el arroz hasta que se empape el aceite y hasta que los granos queden crujientes.
• Incorporamos el sofrito, mezclándolo con el arroz y añadir el agua.
• Dejar cocer a fuego bajo, tapando la sartén, revolviendo de vez en cuando durante 20 minutos.
• Mientras el arroz se termina de cocer se pueden asar aparte unos cevapcici para acompañar al arroz.
• A los 15 minutos (5 minutos antes del final de la cocción), añadir los guisantes congelados y dejar el resto del tiempo, hasta que el conjunto tome una consistencia cremosa.
Apartar y servir bien caliente.


Ingredientes
• 8 calamares.
• 100 gr. de Hinojo.
• 80 gr. de zanahorias.
• 1/2 Cebolla.
• 3 dientes de ajo.
• 2 rebanadas de pan tostado.
• 50 gr. de tocino.
• 1/4 cucharada seca de Tomillo.
• 1 ramita fresco de Romero.
• Aceite de oliva.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Rallar la zanahoria, quitar la corteza del pan y cortar la parte blanda y blanca en cubos.
• Picar finamente la cebolla, tocino, hinojo y los tentáculos del calamar.
• Calentar 2 o 3 cucharaditas de aceite de oliva en una sartén y agregar la cebolla picada, la panceta, el hinojo, la zanahoria, el ajo machacado, el tomillo y los tentáculos de calamar.
• Agregar sal y revolver.
• Agregar el romero y freír a fuego lento.
• Después de 4 a 5 minutos, sacar la ramita de romero y colocar el resto en un recipiente aparte.


Ingredientes
• 750 gr. carne de ternera (con hueso).
• 2 litros de agua.
• 1 cebolla.
• 150 gr. de zanahorias.
• 200 gr. de raíz de apio.
• 80 gr. de perejil.
• 60 gr. de fideos (vermicelli).
• Vegeta.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Poner la carne en agua tibia, calentar y esperar a que hierva. Cuando hierva agregar pimienta, las zanahorias picadas, apio y perejil.
• Picar la cebolla por la mitad (mantener la piel), freír en una sartén y luego agregar al resto de los ingredientes que se cocinan con la carne en la olla (mantener la piel).
• Añadir la vegeta, la pimienta y la sal.
• Tapar, dejar a fuego muy bajo dejando que se cocine lentamente durante aproximadamente 2 horas.
• Cuando esté listo, sacar la carne y las verduras (que se pueden servir como una comida después de la sopa).
• Colar el resto de la sopa.
• En un poco de agua hirviendo poner los fideos. Una vez listo sacar y agregar a la sopa.


Probablemente es la comida más famosa de la isla dálmata de Vis.
Ingredientes
• 200 gr. Anchoas / Pescado Salado.
• 1 Cebolla.
• 100 gr. de tomates pelados.
• 50 gr. de aceitunas negras.
• 250 gr. de Harina.
• 15 gr. de levadura.
• 1 cucharadita de perejil picado.
• Aceite de oliva.
• Pimienta.
Preparación:
• Preparar la masa, similar a cuando hace pan (mezclar la harina, la levadura, el aceite de oliva, el agua tibia), cubrir con un paño de cocina y dejar reposar durante 30-40 minutos.
• En una sartén, freír la cebolla picada en aceite de oliva hasta que esté suave y dorada, luego agregar los tomates pelados y picados. Agregar un poco de perejil y pimienta y cuando esté cocido retirar del fuego.
• Sobre una tabla o sobre una mesa, espolvorear harina. Cortar la masa por la mitad. Enrollar las mitades de un espesor de aproximadamente 1 cm.
• Engrasar la fuente a cocinar el pastel con aceite de oliva y colocar en ésta la mitad de la masa.
• Colocar las anchoas uniformemente en la base. Agregar las cebollas y los tomates de manera uniforme sobre la parte superior del pescado. Añadir las aceitunas y rociar un poco más de aceite de oliva encima.
• Usar la otra mitad de la masa para cubrir. Rociar más aceite de oliva en la parte superior.
• Cocinar en el horno a 180°C durante unos 45 minutos.
Cortar en cuadrados y servir.


Ingredientes
• 1 kg. de langostinos.
• 3 a 4 cucharadas de aceite de oliva.
• 4 dientes de ajo.
• 2 cucharadas de perejil molido.
• 2 dl. de pasta de tomate.
• 2 dl. de vino blanco.
• 2 cucharadas de pan rallado.
• 1 cucharadita de Vegeta.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Lavar los langostinos con agua fría y colocarlos en un colador.
• Moler el ajo y el perejil.
• Verter aceite de oliva en una olla o sartén.
• Espolvorear el ajo y el perejil en el aceite de oliva.
• Agregar los langostinos y revolver.
• Agregar el vino, el tomate y la Vegeta.
• Cocinar por unos 15 a 20 minutos. Mover la sartén u olla de vez en cuando.
• Agregar las 2 cucharadas de pan rallado a la salsa y cocinar por unos minutos más.


(Para la Semana Santa)
Ingredientes
• 1 kg. Jamón (cocido).
• 500 gr. de Harina.
• 500 gr. de Azúcar.
• 1 cucharada de mantequilla.
• 200 gr. de levadura.
• 200 ml. de leche.
• 6 Huevos.
• 1 Yema de huevo.
• Sal.
Preparación:
• En un tazón, tamizar la harina, agregar la levadura, el azúcar, la sal, la mantequilla derretida, la leche entibiada, los huevos y mezclar bien con batidora.
• Colocar la masa en un plato enharinado, cubrir y dejarla a temperatura ambiente durante 45 minutos.
• Cortar la piel del jamón.
• Aceitar una bandeja y espolvorear harina sobre ella.
• Poner la masa encima y luego colocar el jamón encima. Pegar el jamón con una yema de huevo y espolvorear con harina.
• Envolver el jamón en la masa, colocarla en horno precalentado (180 ° C) y cocinar durante aproximadamente una hora. (para que no se queme se puede cubrir la parte superior con papel de aluminio).
Una vez cocido se puede cortar y servir.


El Sočivo dálmata es un plato de campo conocido en toda la costa del Adriático.
Ingredientes
• 150 gr. de garbanzos.
• 150 gr. de guisantes.
• 150 gr. de maíz.
• 150 gr. de cebada.
• 100 gr. de arándanos.
• 1 cebolla.
• 3 dientes de ajo.
• Aceite de oliva.
• 1 hoja de laurel.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Remojar los garbanzos, guisantes, maíz y cebada por un día.
• Hervir los guisantes hasta que estén cocidos.
• Guisar las cebollas en aceite de oliva, agregar el ajo picado y las legumbres enjuagadas por encima de eso.
• Rellenar con agua, agregar la hoja de laurel y cocinar entre 2 y 2 ½ horas.
hasta que todos los ingredientes estén suaves.
• Agregar la pimienta y la sal. Mientras cocina, agregar agua según sea necesario.
Servir en un plato de sopa o tazones, agregando un chorrito de aceite de oliva a cada porción.


Es una versión dálmata del sarma.
Ingredientes
• 600 gr. de carne de res (cuello).
• 200 gr. de ternera.
• 200 gr. de carne de cerdo.
• 150 gr. de tocino.
• 2 cebollas.
• 4 dientes ajo.
• 2 cucharaditas picadas de perejil.
• 1 pizca de nuez moscada.
• 1 pizca de canela.
• 1 limón.
• 200 gr. de rack de cerdo.
• 200 gr. de salchichas secas.
• 1 kg. de col agria.
• 2 a 3 clavos de olor.
• 2 hojas de laurel.
• Aceite.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Cortar la carne de res, la ternera y el cerdo y colocarlos en un tazón.
• Agregar la cebolla picada, ajo, perejil, nuez moscada, canela, ralladura de limón, sal, pimienta y mezclar.
• Cubrir y dejar reposar durante, aproximadamente, una hora.
• Separar las hojas de la col agria (cortar la raíz gruesa en la parte inferior de las hojas para que sea más fácil hacer rollos).
• En cada hoja, poner aproximadamente 1 cucharada colmada de la mezcla de carne. Rodar y meter los extremos para que no se salga el relleno.
• En la parte inferior de la olla, a utilizar para cocinar, cubrir con hojas de la col agria y con un poco picada de la misma.
• Colocar los rollos de carne encima y agregar las carnes secas a su alrededor.
• Agregar un poco más de col agria picada en la parte superior, agregar los clavos de olor, las hojas de laurel y suficiente agua para cubrir todo.
• Cubrir y cocinar en horno durante 2 horas y media a 200 °C.


Es uno de los productos más famosos de Croacia que, como “potenciador de sabor” se exporta a todo el mundo.
Ingredientes
• 2 kg. de zanahorias.
• 2 kg. de raíz y hojas de perejil.
• 2 kg. de raíz de apio y tallos.
• 2 kg. de puerros.
• 2 kg. de sal.
Preparación:
• Lavar todas las verduras y mezclarlas en un procesador de alimentos.
• Añadir la sal.
• Mezclar de nuevo.
Colocar la Vegeta en frascos limpios y guardarlos en un lugar fresco donde puede durar hasta 12 meses.


Ingredientes:
• 1 cebolla.
• 3 a 4 rebanadas de tocino.
• 200 gr. de champiñones.
• 2 papas.
• 1 zanahoria.
• 1 palito de apio.
• 1 hoja de laurel.
• 100 ml. de vino blanco.
• 1 cucharadita de azúcar.
• 1 cucharada de concentrado de tomate.
• 100 ml. de crema agria.
• 1 a 2 cucharada de harina.
• 2 cucharaditas de pimentón rojo dulce.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Cortar en dados finamente la cebolla, el apio, la zanahoria, la papa y el tocino. Cortar los champiñones en pedazos.
• En una olla con manteca de cerdo, freír la cebolla y la panceta y agregar una pizca de sal.
• Agregar el apio, la zanahoria y la hoja de laurel y seguir friendo a fuego lento.
• Agregar la patata en cubitos.
• Agregar los champiñones y seguir friendo por completo.
• Agregar el concentrado de tomate, pimentón, especias y revolver bien.
• Verter el caldo (o agua), asegurándose de que cubra todos los ingredientes.
• Dejar burbujear por alrededor de 15 minutos.
• Agregar más sal, pimienta al gusto y el vino.
• Dejar cocinar lentamente por otros 10-15 minutos y luego agregar la crema agria y la harina (mezclada en un poco de agua fría).
• Cocinar por otros 6-7 minutos.


Ingredientes
• 1/2 kg. de papas.
• 1 kg. de acelga.
• 5 cucharadas de aceite de oliva.
• 2 dientes de ajo.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Hervir las papas.
• Lavar bien las acelgas, quitarles el tallo y cortarlas con la mano en pedacitos.
• Cocinarla junto a las papas por una media hora.
• Una vez lista la cocción, cortar las acelgas varias veces con una espátula o cuchillo de plástico. Debe quedar una mezcla cremosa en que se noten las verduras y las papas, éstas en pedacitos.
• Aliñar 5 cucharadas de aceite de oliva, dos dientes de ajo bien picados, sal y pimienta.
• Rociar a gusto con aceite de oliva.


Ingredientes
• 2 kg. de papas medianas.
• 6 huevos duros.
• 250 gr. de cebolla.
• 250 cc crema de leche.
• Tocino ahumado a gusto (opcional).
Preparación:
• Hervir en abundante agua salada las papas bien lavadas con su cáscara hasta que estén tiernas, teniendo cuidado que no se pasen.
• Mientras tanto picar la cebolla y ponerla a dorar, en un poco de aceite y/o manteca, o mezcla de ambos.
• Agregar la panceta ahumada cortada en daditos.
• Cocinar los huevos sacados de la heladera con tiempo, poniéndolos en agua fría y sacándolos 10 minutos después de que el agua haya comenzado a hervir, contar bien los minutos para que no se pasen y no quede el borde de la yema oscuro.
• Elegir una fuente que pueda ir a la mesa. Cubrir el fondo con un poco de aceite y con una capa de papas peladas y cortadas en láminas medianas.
• Salpimentar, agregar la cebolla dorada por encima, terminar con los huevos duros cortados en láminas, repetir la secuencia si la fuente es chica o bien terminar con una capa de papas, volver a salpimentar.
• Agregar la crema de leche por encima.
• Llevar a horno caliente aproximadamente 15 a 20 minutos.
Puede ser plato único, acompañado por ensaladas frescas: mixta, de zanahoria, de repollo, etc.


Ingredientes
• 1 kg. de carne vacuna y/o carne ovina (cordero).
• 1 repollo.
• 2 a 3 zanahorias.
• 3 a 4 tomates.
• 3 a 4 papas grandes.
• 2 cebollas.
• 2 dientes de ajo (en rodajas).
• 2 pimientos verdes.
• 1/2 cucharada de aceite.
• 1/2 cucharada de vinagre.
• Sal y pimienta.
• Perejil.
• Agua.
• Vino blanco.
Preparación:
• Cortar las verduras en trozos grandes.
• Cortar la carne en trozos tamaño bocado.
• Ir colocando capas de carne y verduras en una olla grande de sopa. Una capa de verduras, una capa de carne, y así sucesivamente.
• Ir salpimentando entre capa y capa. A su vez, agregar unas pizcas de paprika o pimentón picante, ajo y perejil.
• Agregar el aceite y el vinagre.
• Cubrir con una tercera parte de vino blanco y dos de agua.
• Cocinar a fuego lento hasta que la carne quede tierna y se forme una salsa espesa. Hay quienes cocinan esta preparación durante cuatro horas, dependiendo del tamaño de los trozos de carne.
Es importante no agitar el guiso durante la cocción.
No será necesario agregar ningún tipo de líquido: los vegetales soltarán sus jugos y formarán junto al vino blanco la salsa necesaria.


Ingredientes
• 500 gr. de bacalo seco.
• 1 kg. de papas nuevas.
• 4 cebollas.
•1 tarro de tomates pelados (sin el jugo).
• 4 cabezas de ajo.
• 100 ml. de vino blanco.
• 30 ml. de vino dulce.
• 1 hoja de laurel.
• Perejil.
• Aceite de oliva.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Freír las cebollas en el aceite de oliva hasta que estén blandas.
• Agregar el bacalao, previamente cortado en pedacitos y freírlo hasta que deje de largar agua.
• En otra olla, con aceite de oliva, agregar las papas previamente peladas y cortadas en pedazos y los tomates.
• Agregar sal, pimienta, ajo, el perejil picado y verter la preparación 1 dl de aceite de oliva.
• Agregar el vino blanco y el dulce y suficiente agua como para cubrir la preparación.
• Cocinar a fuego lento hasta que las papas estén blandas y cocidas (más o menos 30 minutos).
Dejar reposar a lo menos 1 hora y recalentar antes de servir.


Ingredientes
• 15 papas amarillas.
• Tocino.
• Aceite.
• Sal.
Preparación:
• Colocar las papas sin pelar y bien lavadas, cortadas por la mitad y con poca sal, en una bandeja de horno sobre papel mantequilla.
• Rociarlas con aceite.
• Hornear en horno a 220°C alrededor de 15 minutos.
• Sacar la bandeja y poner sobre cada media papa una lámina de tocino y hornear de 5 a 10 minutos.
Se puede servir en mantequilla, salsa ajvar, ají, tocino cortado y cebolla o verduras surtidas.


Ingredientes
• 1 pulpo grande.
• 8 papas medianas.
• Aceite de oliva.
• 1 atado de perejil.
• Aceite de maravilla.
• 2 dientes de ajo.
• Ají de color.
• Sal y pimienta negra.
Preparación:
• Descongelar el pulpo y lavarlo en agua fría. Dejarlo estilar.
• En olla, colocar el aceite de oliva y el de maravilla, el pulpo, las papas peladas, el ajo bien picado, el perejil trozado, la sal y la pimienta, mezclando todo manualmente.
• Tapar y poner al horno previamente calentado cocinando a fuego lento durante 2 horas.
• A la primera hora de cocción, agregar un poco de aceite de oliva, si fuese necesario, y una cucharadita de ají de color.
• Terminar de cocer con la olla destapada.
• A la hora y media de cocción se puede probar para lograr el punto preciso de cocción (Ni demasiado duro ni demasiado blando).
Servir frio adornado con perejil picado acompañando con vino tinto.


Ingredientes del caldo
• 200 gr. de carne de ternera.
• 200 gr. de pierna de cerdo.
• 200 gr. de chuletas de cordero.
• 200 gr. de pollo (pechuga).
• 200 gr. de venado, ciervo o jabalí.
• 1/2 kg. de papas.
• 4 cebollas grandes.
• 1 cucharada de concentrado de tomate.
• 1 pimiento verde (opcional).
• Ají verde.
• 2 hojas de laurel.
• Granos de pimiento.
• Sal, aliño completo, pimiento.
• Pimiento rojo picado.
• 1 cucharada de manteca.
• 3 dientes de ajo.
Ingredientes de los noklice (tipo de ñoquis):
• 2 huevos.
• 3/4 tazas de harina.
• 3/4 tazas de sémola.
• Un poco de aceite.
• 200 cc. de vino blanco.
• Sal.
Preparación del caldo: • Freír la cebolla finamente picada en manteca hasta que quede dorada.
• Agregar las carnes cortadas en trozos pequeños impregnándola bien por todos lados.
• Agregar la sal, el aliño completo, el pimiento, el tomate, la pimienta, las hojas de laurel, el ajo y el ají.
• Agregar agua hasta cubrir la carne y cocinar durante 40 minutos.
• Añadir las papas cortadas en cubos y cocinar otros 15 minutos.
Preparación de los noklice:
• Juntar los huevos, la sal y un poco de aceite.
• Agregar el harina y la sémola hasta obtener una consistencia media.
• Añadir el vino unos 10 minutos después.
• Hacer los noklices con una cuchara agregando agua si es necesario.
• Cocinar aproximadamente una hora y media.


Ingredientes
• 2 tarros de calamares en su tinta o 3 a 4 calamares frescos.
• 1 cebolla grande picada finamente.
• 1 diente de ajo.
• 1 taza de arroz para rizoto grano corto partido.
• 1 tomate maduro.
• 1 tarro chico de pimiento morrón rojo (optativo).
• Caldo de pescado o agua.
• Vino blanco, perejil, pimienta negra, sal, aceite oliva virgen.
• Queso parmesano rallado.
Preparación:
• Picar muy finamente la cebolla, el ajo y el perejil.
• Poner la cebolla y el ajo en una olla con el aceite de oliva ya caliente y sofreír.
• Añadir sal para hacer que la cebolla sude. Cuando la cebolla esté transparente echar el tomate picado sin piel ni semillas, el pimiento morrón cortado en cuadraditos y un poco de pimienta negra.
Si se usa calamares frescos:
• Limpiarlos bien retirando la piel y sacando el cartílago y guardar con cuidado la tinta.
• Hacer trozos relativamente pequeños.
• Agregar los calamares cortados a la preparación anterior y el agua necesaria para que cubra y un vaso de vino blanco.
• Cocer hasta que los calamares estén blandos.
• Agregarle 1 taza de arroz y si es necesaria más agua; debe quedar a punto y jugoso.
Si se usa calamares en conserva, agregar a la preparación anterior:
• Los tarros, 1 taza de arroz, 2 tazas de agua y 1 taza de vino.
• Cocer y revolver suave en forma envolvente. El arroz debe quedar a punto y jugoso; si se necesita agregar más agua.
• Agregar el perejil.
Debe servirse enseguida con queso rallado encima.


Ingredientes
• Repollo blanco, en juliana.
• 2 cucharadas de aceite.
• 2 cucharadas de mantequilla.
• 2 cucharadas de azúcar.
• 2 cucharadas de harina.
• 1 vaso de vino blanco o vinagre blanco.
• Kummel a gusto.
• Sal y pimienta.
• Opcionales: tocino ahumado, una manzana ácida, una cebolla finamente picada.
Preparación:
• Cortar el repollo al medio, sacarle las hojas externas y comenzar desde la parte interna a cortar en fina juliana. • Colocar en un colador y lavar bien bajo el chorro de agua, escurrir muy bien, preferentemente con el colador y centrifugador de verduras.
• En una cacerola, preferentemente de hierro, colocar el aceite y la mantequilla.
• Añadir el repollo. Salar y tapar la cacerola. Revolver para que no se pegue, agregando chorritos de agua de a poco si hiciera falta.
• Agregar el kummel a gusto.
• En un poco de vino blanco o de vinagre de alcohol mezclar la harina y agregar todo a la cacerola, mezclando rápido para que no se formen grumos. • Adicionar el resto del líquido. Corregir la sal y agregar pimienta a gusto.
• Cocinar hasta que el repollo esté cocido pero no deshecho, sino aún crujiente.
• Después del párrafo 1, se puede agregar panceta ahumada cortada en pequeños daditos, la cebolla finamente picada y la manzana ácida en daditos, dorar y luego continuar con el paso 3, resultando al final una preparación más suave y dulzona.
Servir como guarnición de unas buenas salchichas, cualquier tipo de carnes, aunque le queda mejor la de cerdo.


(Por Stefica Mrsić)
Ingredientes
• 1 kg. de papas.
• 1 cucharada de mantequilla.
• 1 kg. de harina.
• 1 huevo.
• Ciruelas o damascos.
• Aceite.
• Pan rallado.
• Azúcar.
• Sal.
Preparación:
• Hervir las papas con una pizca de sal. • Hacer un puré, agregándole la mantequilla, el huevo y la harina.
• Formar una masa de ñoquis de unos 2 cm. y cortar cuadrados de 9×9 cm.
• Colocar la mano ahuecada y en el centro poner la fruta sin carozo o reemplazarla por una cucharadita de azúcar.
• Ponerlos en una olla con agua hirviendo. Cuando se suban sacarlos.
• En una sartén poner aceite y, cuando esté caliente, agregar el pan rallado hasta que tome color tostado.
• Pasar los ñoquis rellenos por éste y retirarlos.
Si se desea se le pueden poner encima azúcar.


Ingredientes
• 1 kg. de anillos de calamares.
• 4 cucharadas de maicena.
• 1 cucharada de ralladura de limón.
• 4 huevos batidos.
• 2 tazas de pan rallado.
• 2 dientes de ajo molidos.
• Aceite para freír.
Preparación:
• Rebozar los anillos de calamares en maicena eliminando el exceso.
• En un bol, mezclar los huevos con la ralladura de limón y el ajo molido.
• Pasar los calamares primero por el batido y luego por el pan rallado.
• Calentar el aceite en una sartén profunda y freir los calamares en pequeñas cantidades hasta que tomen un color dorado.
• Escurrir el aceite sobrante de los anillos y colocarlos en una bandeja con papel absorbente.
Ingredientes salsa y su preparación:
• 1 taza de mayonesa.
• 2 cebollitas escabechadas picadas.
• 2 cucharadas de cebollín picado.
• 1 cucharada de mostaza.
• Mezclar todos estos ingredientes.


Ingredientes
• 1 papa por comensal.
• 400 gr. de queso crema (que no sea ácido).
• 400 gr. de crema, para una fuente pyrex de 23 x 37 cm.
• Mantequilla para untar la fuente.
• Un paquete mediano de papas fritas comerciales (de cóctel).
• Condimentos: pimienta, sal, sal con hierbas, nuez moscada a gusto.
• Unas cucharadas de queso rallado.
Preparación:
• Pelar y lavar bien las papas, manteniéndolas en agua hasta completar el pelado. Proceder a cortarlas en rodajas lo más finas posible.
• Preparar una mezcla del queso crema y la crema homogeneizándola, con un batidor manual, lo más que se pueda. • Salar y condimentar a gusto.
• Untar con mantequilla la fuente y acomodar las papas para cubrir todo el fondo.
• Disponer una o dos capas de papas, de acuerdo a cómo hayan quedado de finas.
• Condimentar cuidando de no pasarse.
• Bañar con la mezcla de queso y crema.
• Repetir la operación hasta llegar al borde de la fuente, finalizando con la mezcla de queso y crema.
• Sobre esto colocar una capa de las papas fritas. Se pueden fraccionar un poco, para que absorban un parte de la mezcla líquida.
• Espolvorear con el queso rallado. El aspecto de la mezcla, al colocarla al horno, es desprolijo pero durante la cocción las papas fritas se amoldan, lo cual se puede ayudar amoldándolas con el revés de la cuchara.
• Poner en el horno una hora como mínimo (las papas deben cocinarse en el jugo y las papas fritas le darán un toque dorado y un gusto muy especial).
Hacer la preparación con un poco de anticipación, (porque sale muy caliente del horno), por ejemplo para el día siguiente, pudiéndose así cortarla en cuadrados y servirla sola con ensalada o acompañando de cerdo, cordero o vacuno a gusto.


Ingredientes
• 1 repollo mediano.
• 50 gr. de mantequilla.
• 3 huevos.
• ½ litro de leche.
• ½ kg de jamón.
• Harina.
• Sal y pimienta.
• Crema agria.
Preparación:
• Lavar el repollo y picarlo finamente.
• Ponerlo en una sartén con mantequilla y freírlo con un poco de sal. Moverlo constantemente para que se ablande. Pasarlo por cedazo.
• Al repollo agregarle la yema de los huevos, la sal, la pimienta, la harina y, al final, las claras batidas.
• Enrollar el preparado en los panqueques, cortarlo en lonjas anchas y disponerlos en una fuente, poniendo una capa de panqueques, otra del jamón picando y, sobre éste, la crema agria.
• Poner al horno para que se dore.


Ingredientes
• 2 berenjenas grandes.
• 8 pimientos rojos o morrones.
• 5 dientes de ajo picados.
• 1 cucharada de vinagre.
• 1 cucharada de sal.
• 1 cucharada de pimienta.
• 1 cucharada de aceite de oliva.
Preparación:
• Lavar las verduras y colocarlas secas y enteras sobre una bandeja metálica para horno.
• Hornear a temperatura media-alta.
• Las verduras están listas cuando se encogen y arrugan levemente y están bien tostadas.
• Para que no se quemen, estar pendiente de darlas vuelta.
• Cuando tienen buena parte de su cáscara oscura y bien tostada (sin quemar), se sacan y se envuelven inmediatamente en papel de diario.
• Dejar reposar por una hora (esto es para que con el vapor se despegue la cáscara y sea fácil pelar las verduras).
• Pasado el tiempo indicado hay que desenvolver y asegurarse de que ya no están calientes, de lo contrario dejar enfriar al aire un rato más.
• Pelar los pimientos, remover y sacar las semillas y picar. Lo mismo con las berenjenas, sólo que éstas se pueden separar de su cáscara con una cuchara.
• Poner todo en la licuadora.
• Agregar el ajo picado junto con la sal, pimienta y vinagre.
• Agregar el aceite de oliva poco a poco hasta que la mezcla quede suave.
• Probar y corregir la sal y vinagre hasta que quede a tu gusto.
• Esta cantidad corresponde a unos 500 cc. aproximadamente (o sea un recipiente donde te quepa medio litro de líquido).
• También es agradable para poner en el pan, para hacer sandwiches con un poco de lechuga, pepino, tomate, queso, jamón, etc.


Comida típica de Zagorje ya extendida por toda Croacia.
Preparación del pavo
• Limpiar el pavo y frotarlo con sal, dejándolo así por lo menos una hora o, en lo posible, toda la noche.
• Si el pavo es magro y se desea la pechuga y las patas éstas pueden envolverse con tiras de panceta que se sujetarán con hilo.
• Si el pavo es gordo hacerle incisiones en la piel y envolverlo en papel de aluminio, que se quitará durante la preparación.
• Si el pavo es muy grande proceder a envolverlo para que no se "queme" por fuera y por dentro permanezca crudo.
• Calentar bien el horno a 200 grados y luego bajarlo a 180. El pavo deberá hornearse de acuerdo a su peso, calculando generalmente una hora de horneado por cada kilo de peso.
• Rociarlo, de tanto en tanto, con el líquido que suelta o, si es necesario, con caldo o agua. Antes de finalizar la cocción untarlo con manteca, grasa, aceite o margarina.
El "Mlinci":
En Croacia los "mlinci" se compran ya hechos, pero si no se tiene esa posibilidad, acá va la receta.
Ingredientes
• 1 kg. de harina 1 huevo.
• 5 gr. de margarina.
• Agua tibia.
• Sal.
Preparación
• Colocar todos los ingredientes en un recipiente y preparar una masa medianamente blanda.
• Hacer pelotitas de unos 50 gr. cada una.
• Cada pelotita estirarla con el uslero, colocarla en una placa y llevarla a horno moderado hasta que se dore y tome algo de color.
• Romper los mlinci, así secos, en varios pedazos (de 4 cm x 5 cm) y colocarlos en un recipiente.
• Volcarles encima agua hirviendo a la que se le agregó un poco de sal.
• Tapar el recipiente dejándolos que se ablanden.
• Colarlos y, cuando estén aún calientes, rociarlos con abundante jugo del pavo horneado.
Servir junto al pavo que habrá sido cuidadosamente cortado en finas rodajas.


Ingredientes
• 1kg.de pescado sin espinas.
• 1/2 vaso de vino blanco.
• 1/2 vaso de aceite de oliva.
• 1 taza de arroz.
• 1 papa grande en cuadritos.
• 1 cebolla mediana.
• 2 dientes de ajo.
• 1 ramito de perejil.
• 2 cucharadas de salsa de tomate.
• 2 zanahorias en Juliana.
• 6 granos de pimiento.
• 1 hoja de laurel.
• Salsa de tomates.
• Sal y pimienta molida.
Preparación:
• Poner a cocer el pescado en agua fría.
• Agregar la cebolla en juliana, la papa, la zanahoria, el laurel, aceite, vino y los granos de pimienta.
• Cuando el pescado esté cocido, retirarlo.
• En el mismo caldo añadir el ajo bien picado, la salsa de tomates, el perejil picado y la pimienta molida.
• Retirar el laurel.
• Saltear un poco el arroz en el aceite y agregarlo al caldo y cocinar todo por 10 minutos más.
• Colocar en cada plato un trozo de pescado y el caldo de arroz.
• Espolvorear perejil picado fino.


Ingredientes
• 1 kg. de camarones.
• 4 cucharadas de aceite.
• 4 dientes de ajo.
• Perejil.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Picar los dientes de ajo y freírlos en las 4 cucharadas de aceite.
• Picar bien el perejil y agregarlo.
• Agregar sal.
• Agregar los camarones bien limpios.
• Cocer a fuego lento unos 15 minutos.
• Agregar un poco de pimienta.
Servir caliente.


(Por Viola Fadić)
Ingredientes
• 100 gr. de tocino.
• 3 dientes de ajo.
• 1 cebolla chica.
• Aceite de oliva.
• 1 repollo chico o medio repollo grande.
• Salsa de tomate.
• 1 cubo y medio de caldo de carne.
• Canela.
• Clavo de olor.
• Nuez moscada.
• Pimienta negra.
• 1 taza grande de arroz.
• Queso parmesano rallado.
Preparación: • Hacer un pesto de perejil con el perejil, el tocino, el ajo y la cebolla.
• Freír el pesto en el aceite de oliva.
• Una vez frito, agregar la salsa de tomate a gusto y el cubo y medio de carne. Condimentar con una pizca de cada sabor: canela, clavo de olor, nuez moscada y la pimienta negra.
• Cortar el repollo en tiritas, incorporarlo a la salsa y dejar cocer unos 20 minutos.
• Calculando una media hora antes de servirlo, agregar la taza de arroz, el agua y revolver, entre 5 y 10 minutos cuidando que el arroz quede graneadito.
Servir con el queso parmesano rallado.


Ingredientes
• 2 kg. de trigo mote.
• 5 litros de sangre de vacuno.
• 2 kg. de pasas sultanas.
• 2 kg. de nueces picadas.
• 2 kg. de acelga.
• 2 kg. de chicharrones.
• 2 docenas manzanas grandes picadas.
• 6 cucharadas de azúcar.
• 3 frascos vainilla.
• La cáscara y el jugo de 3 naranjas.
• Sal, Pimienta, Canela, Nuez Moscada, Perejil, Orégano.
• Tripas de ternero o de vaca.
Preparación:
• Poner todos los ingredientes bien picados en agua hervida manteniéndolos hasta que se vean que están bien cocidos.
• Llenar las tripas de vacuno en tramos que sean fáciles de servir.
Se pueden acompañar con arroz o papas cocidas.


Ingredientes(Para unas 5 personas).
• 8 papas grandes (ovaladas y sin imperfecciones).
• 400 gr. de carne molida de vacuno.
• 200 gr. de carne molida de cerdo.
• 1/2 cebolla liviana.
• 1/2 pimiento morrón rojo mediano.
• 2 dientes de ajo.
• Aceite de oliva.
• Pimienta.
• 2 huevos.
• 1/2 taza de leche.
Preparación:
• Pelar las papas y cortarlas a lo largo, en rodajas de 25 mm, y ponerlas en una olla con agua hirviendo por 5 minutos.
• Picar, mientras tanto, la cebolla, el pimiento y los dientes de ajo en cuadritos muy pequeños y sofreí el conjunto en aceite de oliva por unos 2 minutos.
• Agregar la totalidad de la carne molida, revolviendo hasta que quede bien mezclada con el sofrito, cuidando de no recocer.
• Colar las papas, las que no deben quedar cocidas sino apenas blandas.
• Aceitar un molde e ir disponiendo sobre éste, ordenadamente, una capa de papas y una capa de carne hasta terminar con una capa de papas.
• Tapar con papel de aluminio y poner al horno, previamente precalentado, a temperatura media-alta por unos 20 minutos.
• Sacar del horno una vez asegurado que las papas estén cocidas.
• Verter sobre el molde un batido de los huevos, la leche y media cucharadita de sal y una pizca de pimienta hasta dorar.
Se puede servir caliente pero tibio se corta mejor.


(Por Mery Scholer de Kusanović)
Ingredientes
• 1 kg. de mantequilla.
• 1 kg. de harina.
• 2 tazas de agua fría.
• Vienesas cóctel.
Preparación:
• Picar la mantequilla bien chica y mezclarla con la harina.
• Agregar el agua fría y hacer la masa.
• Formar un rollo grueso y dividirlo en tres porciones.
• Uslerear cada porción bien extendida doblándola sobre si misma las veces que sea necesario hasta que quede una placa de 15 cm x 15 cm.
• Guardar las placas en el refrigerador toda la noche.
• Al día siguiente, dividir cada placa en cuatro porciones uslereando cada porción bien delgada.
• Cortar la masa del tamaño de la vienesa envolviéndola con ella cuidando de que la juntura quede hacia abajo.
• Ponerlas a temperatura moderada al horno por 10 a 15 minutos.


(Por Catalina Martinić)
Ingredientes
• 1 kg. de bacalao limpio.
• 1 1/2 kg. de papas.
• 4 dientes de ajo.
• Aceite de oliva.
• Sal y pimienta negra.
• Perejil.
Preparación:
• Remojar el bacalao por 24 hr. en agua fría, cambiándola de vez en cuando.
• Pasado este plazo, con un paño encima, colocarlo sobre un mesón y con un martillo, también envuelto, golpearlo fuertemente hasta que se desprenda la columna y espinas. Sacarle la piel y la cola.
• Lavar bien y poner a cocer en agua fría con un poco de sal.
• Transcurrida una hora de cocción agregar las papas cortadas en cuadrados.
• Cocer otra media hora, retirar y escurrir.
• Agregar el aceite de oliva, la pimienta, el ajo bien picado, sal y el perejil picado.
• Batir todo con una cuchara de madera hasta convertir la mezcla en un puré.


(Por Olma Vukasović)
Ingredientes
• 1 kg. de acelga.
• 1 Manojo de perejil.
• 50 gr. de pasas corrientes picadas.
• Sal.
• Un poco de azúcar para aliñar.
• Aceite de oliva y aceite común (se puede poner un poco de cebollín).
Preparado para colocar encima de la masa una vez cocida:
• 100 gr. de nueces.
• Un poco de azúcar granulada.
Preparación:
• Unir los ingredientes de la masa con el agua tibia, amasarla un rato y dejarla descansar tapada con un papel nylon para que no se seque (ojalá prepararla en la mañana y hacer el pastel en la tarde).
• Quitarle el tallo blanco a la acelga, lavar las hojas y dejar se sequen muy bien y picarla más o menos fina.
• Picar el perejil y las pasas.
• Aliñar con poca sal y azúcar a gusto.
• Colocar en el aliño, la mitad de aceite de oliva y mitad de aceite corriente.
• Una vez aliñado, estirar una parte de la masa con uslero tratando de que no quede gruesa y cortar un pedazo grande que sobresalga del molde el cual debe aceitarse para que la masa no se pegue.
• Colocar la acelga y taparla con otro pedazo de masa haciendo alrededor un lulo para que no se abra, pinchándola en varias partes con un tenedor.
• Colocar el pastel al horno y cuando esté dorado, sacarlo sobre una tabla o mesa. Mientras se está enfriando, colocar el aceite corriente en una sartén y cuando esté bien caliente poner los 100 gr. de nueces molidas, de manera que quede como una pasta de nueces.
• Retirar de inmediato y pincelar con esta pasta el pastel y espolvoreando con un poco de azúcar granulada. Al pincelar, se puede colocar también canela y azúcar de vainilla.
• Dejar así toda la noche y al otro día cortar el lulo y eliminarlo.


(Enviada por Pedro Marinov)
Ingredientes
• 1 kg. de lomo liso o punta picana (en un trozo entero).
• Unos pocos trozos de especias (cualquier tipo).
• 150 gr. de tocino dálmata, cortado en trocitos.
• 4 dientes grandes de ajo (o más, si son pequeños).
• Ciruelas secas (sin cuesco).
• Un poco de nuez moscada.
• 100 ml. de vinagre.
• 2 cebollas.
• 100 ml. de aceite de oliva.
• Un poco de apio, sal y pimienta.
• 200 ml. de vino tinto.
• 2 ramitas de romero.
• Media taza de vino dulce.
• 1 taza de café.
• 5 a 6 cucharadas de jugo de tomate (que ha sido prensado).
• 1 cucharada sopera de puré de tomate.
Preparación:
• Lavar, enjuagar y perforar la carne, insertando los dientes de ajo, las especias y el tocino dentro, de las cavidades.
• Una vez preparada, la carne debe ser dejada por una noche en vino, vinagre y romero para su total sazonamiento.
• Aplicar el apio finamente trozado, las ciruelas (previamente lavadas y deshuesadas), agregar sal, pimienta, nuez moscada y revolver todo con aceite de oliva en una cacerola.
• Sacar la carne de su sazonamiento y freírla por todos sus lados a temperatura media.
• Mezclar los jugos de tomate con el puré y el material con que se sazonó y verterlo sobre la carne, Hacer hervir disminuyendo el fuego, agregar un poco de agua o jugo de carne, cocinando a fuego lento.
• Enseguida agregar la cantidad necesaria de agua tibia hasta que la carne se vuelva totalmente blanda (por lo menos, en media hora).
• Sacar la carne y cortarla en tajadas gruesas.
• Mezclar todos los ingredientes de la cacerola para hacer una salsa (se puede usar una licuadora).
• Poner la carne de vuelta en la cacerola y cubrirla con la salsa.
La "paštićada" es muy agradable cuando se la sirve con pasta de macarrones o con ñoquis.


Ingredientes
• Una liebre.
• Vinagre o agua de mar.
• Tres cabezas de ajo.
• Sal y Pimienta en granos.
• Media cebolla.
• Una zanahoria.
• Hojas de salvia (Kadulja).
• Tres hojas de laurel.
• Unos tres vasos de aceite.
• Jugo de tres limones.
• Azúcar.
• Un vaso de vino u oporto.
Preparación:
• Limpiar bien la liebre y dejarla durante una noche marinando sumergida en agua con vinagre o agua de mar.
• A día siguiente, lavarla y escurrirla mechándola con tiritas de ajo y tocino y untándola con sal si se remojó en vinagre.
• Colocarla en una asadera y disponer, junto a la liebre, una par de hojas de salvia (kadulja), tres hojas de laurel, una ramita de romero, algunos granos de pimienta y media cebolla y una zanahoria.
• Cubrirla con un vaso de aceite y ponerla al horno.
• Durante la cocción en el horno, a fuego lento por durante una hora, verter otro vaso de aceite.
• Cortar la liebre, evitando que se desarme, acomodando los pedazos en otra asadera.
• Colocar, en un plato hondo, un vaso de aceite, unos 3 dientes de ajo y el jugo de tres limones mezclando bien con un tenedor.
• Desparramar el preparado sobre la liebre y parte del jugo de donde se asó.
Sacudir bien la asadera y dejar que el preparado dé un primer hervor y luego, a fuego lento, durante una hora.
• Agregar, al final, un vaso de vino u oporto y, si se desea, un poco de azúcar.
Si se quiere aumentar el jugo, agregarle a éste un poco de agua.


Ingredientes
• 2 repollos.
• 1 lata de salsa de tomates.
• 2 huevos.
• 2 cucharaditas de sal.
• 1/2 cucharadita de pimienta.
• 1 cucharadita de paprika.
• 2 cucharaditas de salsa mediterránea (ver más abajo).
• 300 gr. de carne de ternera picada.
• 300 gr. de carne de cerdo picada.
• 300 gr de jamón picado.
• Lonjas de tocino.
• 2/3 de taza de arroz cocido.
Preparación:
• Hervir las hojas de repollo hasta que estén blandas, saltear el tocino y la cebolla hasta que queden transparentes.
• Añadir la mitad de la salsa de tomates.
• Batir los huevos con sal, la paprika, la pimienta, la salsa mediterránea, el jamón, el cerdo, la ternera, añadir el arroz y mezclar todo muy bien.
• Escurrir el repollo, rellenar y enrollar metiendo los bordes.
• Colocar en filas y capas en una olla, cortar las hojas sin rellenar y encima verter el resto de la salsa y agregar agua hasta cubrir las hojas rellenas.
• Cocer una 1/2 hora.
Ingredientes de la salsa mediterránea:
• 1 tomate grande o un tarro de tomates de 300 gr.
• Cebolla.
• Cucharadas de aceite.
• Dientes de ajo.
• 1 chorro de vino blanco.
• 1 cucharada de harina.
• 1 cuarto de vaso de agua.
• Sal y pimienta.
• Perejil.
Preparación de la salsa mediterránea:
• En una sartén con aceite caliente, poner la cebolla bien picada y el ajo hasta que queden transparentes.
• Agregar el tomate bien molido.
• Dejar unos 10 minutos a fuego medio, agregando el vino blanco, el perejil bien picado la sal, la pimienta y el harina disuelta en agua.


Ingredientes de los tallarines
• 2 tazas de harina.
• 1 huevo.
• 3 yemas de huevo.
• 1/2 taza de agua.
• 2 cucharaditas de sal.
Preparación: • Colocar el harina en un bol, hacer un hueco en el centro, poner el huevo, las yemas, la sal y mezclar muy bien.
• Agregar el agua poco a poco hasta formar una masa de buena consistencia, pero no muy dura.
• Dividir la masa en cuatro partes, estirarla formando una capa bien fina.
• Cortarla en tiras angostas dejando reposar sobre un paño con harina, sin tapar, para que se sequen y endurezcan, durante, por lo menos, 24 horas.
• Cocer en bastante agua con sal y un poco de aceite.
Ingredientes del tuco:
• 1 kg de carne picada en cuadraditos.
• 1 vaso de vino blanco 1/2 kg de ciruelas secas 1 manojo de perejil.
• 3 Zanahorias rayadas.
• 100 gr. de tocino.
• 1 hoja de laurel.
• 1 tarro grande de salsa de tomates.
• 1 diente de ajo.
• 1/2 kg. de callampas.
Preparación:
• Sofreir la cebolla en aceite, agregar la carne. Después de un rato añadir el ajo bien picado como, asimismo, el tocino, la zanahoria rallada, las callampas, el laurel y la salsa de tomates.
• Al cabo de una media hora, agregar las ciruelas y el vino blanco. Dejar que se cueza. Antes de retirar, espolvorear el perejil picado.
• Colar los fideos, ponerlos en una fuente y encima el tuco.
Agregar queso rallado.


Ingredientes
• 1 Pulpo.
• 1 Huevo.
• Aceite.
• Jugo de limón.
• Sal y pimienta.
• Unas 15 aceitunas.
• Perejil picado.
• Tostadas de pan baguette. Preparación:
• En licuadora, batir el huevo en forma permanente, agregando el aceite hasta formar una mayonesa.
• Agregar un par de cucharadas del jugo de limón, pimienta y las aceitunas.Seguir licuando hasta formar una salsa. Refrigerar.
• El pulpo limpio, sumergirlo tres veces en agua hirviendo, luego hacerlo hervir con tres corchos, una bolsita de te y sal durante 45 minutos, probando, con la punta de un cuchillo si está blando.
• Una vez blando, sacarlo del agua, picarlo en trocitos, espolvorear el perejil picado y colocarlo sobre las tostadas untadas con la salsa.


Ingredientes
• Pulpo.
• Ciboulette.
• Aceite de oliva.
• Pan, de preferencia baguette.
• Ajo.
• Perejil.
• Sal y pimienta.
Preparación:
• Golpear el pulpo y ponerlo a cocer en agua fría, con un corcho, hasta que esté blando.
• Una vez que esté cocido, picarlo fino, aderezarlo con aceite de oliva, sal, pimienta, abundante perejil y ciboulette picado fino. Poner todo en una fuente.
• Cortar el pan en rebanadas y disponerlo en una asadera aceitada, agregando perejil y ajo picado. llevarlo al horno hasta que estén tostadas y crujientes.
• Adornar la fuente que contiene el preparado de pulpo ubicando las rebanadas de pan alrededor de esté.


Ingredientes
• Calamares enteros, ojala medianos.
• Harina.
• Aceite.
• Sal.
Preparación:
• Poner a calentar aceite como para que tapen los calamares.
• Lavar bien los calamares y ponerles sal a gusto.
• Retirarle la pluma del cuerpo.
• Pinchar los ojitos (que revientan al freírlos) Pasarlos por harina.
• Ponerlos a freír.
Retirarlos una vez que la cubierta de harina quede dorada.


(Por Dragica Vukelić)
Ingredientes
• Carne de ternera o cualquier corte suave, desgrasado de vacuno.
• 150 gr. de jamón.
• 50 gr. de tocino Champiñones frescos.
• 1 Cebolla.
• Perejil, sal, pimienta.
• 1 Cucharada de aceite de oliva.
• 1 Diente de ajo.
Preparación:
• Machacar la carne para rellenarla con el jamón en tiritas mezclados con los champiñones picados (los champiñones no deben lavarse, sólo se limpian con un paño seco antes de cortarlos), el perejil, la cebolla rallada, un diente de ajo y el tocino picado.
• Agregar a esta mezcla pimienta, sal, algunas gotas de limón y una cucharada de aceite de oliva.
• Mezclar todo muy bien y colocarlo sobre la carne estirada y c